Un pasajero de British Airways demandó a la aerolínea inglesa por haber sido sentado al lado de un hombre obeso en un vuelo que tuvo lugar más de dos años atrás, episodio que alega lo dejó herido hasta el día de hoy.

"Le damos la bienvenida a todos los pasajeros a bordo de nuestras aeronaves y nuestra tripulación está entrenada para que todos tengan un viaje confortable" dijo la aerolínea en un comunicado emitido tras darse a conocer el pleito.

El mismo aclara que British Airways "rechaza la demanda" pero no hace mayores comentarios sobre el caso dado que es "un proceso legal en curso".

Tanto CNN como el periódico The Independent reportaron que Stephen Prosser, el demandante de 51 años originario de Nueva Gales del Sur, compartió que el haber sido sentado al lado de alguien "extremadamente grande" durante un vuelo de 12 horas de Bangkok a Londres en enero de 2016, lo dejó con un espasmo en la espalda y una lesión pélvica.

"Me senté con mis rodillas atrapadas contra el asiento delantero, mientras el resto de su cuerpo se derramaba sobre mi asiento, ocupando varios centímetros del mismo" dijo Prosser, quien describió al sujeto como alguien de casi dos metros de alto y más de 135 kilogramos de peso.

"Era tan grande que se vio forzado a empujar sus nalgas entre los apoyabrazos de los asientos" dijo el demandante.

"Inmediatamente supe que esto sería problemático para mi dado que podía sentir como todo su peso extra ejercía una presión adicional sobre mi torso" agregó el supuesto damnificado, quien además aclaró que no confrontó al hombre con sobrepeso dado que parecía acomplejado, por lo que decidió recurrir a la tripulación, solicitando ser movido a otro asiento.

Estos le respondieron que no había ninguno disponible en el Boeing 777.

El hombre explicó que se vio obligado a pasar los siguientes tres meses sin trabajar, además de tener que visitar a un quiropráctico por dos años luego de ocurrido el episodio.

MÁS SOBRE ESTOS TEMAS: