Marine Le Pen (Reuters)
Marine Le Pen (Reuters)

Un mensaje en Twitter publicado en el año 2015 continúa siendo la mayor pesadilla de Marine Le Pen. La líder del partido de extrema derecha francés anunció el jueves que un juez le ordenó someterse a un examen psiquiátrico por haber difundido entonces imágenes de ejecuciones practicadas por el grupo yihadista Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés).

"¡Por haber denunciado los horrores de Daesh (acrónimo árabe de ISIS) en tuits, la 'justicia' me somete a un examen psiquiátrico!", "es alucinante", señaló en Twitter la finalista de las presidenciales francesas de 2017, en un mensaje acompañado de la orden del juez.

La orden está fechada el 11 de septiembre y emana de un juez que instruye la causa judicial en la que Marine Le Pen está inculpada por difundir imágenes violentas. Exige que la presidenta del partido Agrupación Nacional (ex Frente Nacional) sea sometida a un examen psiquiátrico "lo antes posible".

El examen busca verificar si "está en capacidad de responder a preguntas" o "tiene anomalías mentales o psiquiátricas", reza el documento.

Marine Le Pen había publicado en la misma red social en 2015 imágenes de ejecuciones cometidas por el grupo ISIS en respuesta a un periodista que había comparado a su partido con el grupo yihadista.

"¡Eso es Daesh!", escribió Le Pen en el mensaje junto a tres fotos: la de un soldado sirio aplastado vivo por un tanque, la de un piloto jordano quemado vivo dentro de una jaula y la del cuerpo decapitado del periodista estadounidense James Foley.

Marine Le Pen, líder del Frente Nacional (AFP)
Marine Le Pen, líder del Frente Nacional (AFP)

La justicia francesa abrió el mismo día de la publicación de las fotografías una investigación contra Le Pen por "difusión de imágenes violentas".

"En los regímenes totalitarios es uno de los métodos utilizados contra opositores. Hacerlos pasar por locos", denunció ella.

Una de las figuras más famosas de la extrema derecha europea, el ministro del Interior italiano Matteo Salvini, dio su apoyo a Le Pen.

"Un juez ordena un examen psiquiátrico de Marine Le Pen. ¡No tengo palabras! ¡Solidario con ella y con los franceses que aman la libertad!", señaló.

El procedimiento penal impone, para la infracción de la que es acusada Le Pen, un dictamen médico, según la fiscalía de Nanterre, cerca de París, donde se realiza la investigación. 

En los corredores de la Asamblea Nacional, la diputada dijo que no irá a realizarse el examen. Tiene el derecho a rechazar, lo que quedará constatado en el procedimiento.

Sus partidarios en Twitter califican esta medida de dictatorial. "La psiquiatrización de los adversarios era una especialidad soviética y de los regímenes totalitarios", dijo en tweet su pareja y dirigente Louis Aliot.

El jefe de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, expresó en Twitter su "desacuerdo total con la psiquiatrización de la decisión política". "La señora Le Pen es políticamente responsable de sus actos políticos", añadió.

Un mes después de los atentados parisinos que causaron 130 muertos, las publicaciones de Le Pen conmocionaron a la clase política y otros sectores.

Con información de AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: