Leo Varadkar (Reuters)
Leo Varadkar (Reuters)

El primer ministro irlandés, Leo Varadkar, pidió este sábado al papa Francisco utilizar su "posición" y su "influencia" para procurar que se haga "justicia" para las víctimas de abusos cometidos por eclesiásticos en "el mundo entero".

"Las heridas siguen abiertas y hay mucho por hacer para que las víctimas y los supervivientes obtengan justicia, verdad y curación. Santo Padre, le pido utilizar su posición y su influencia para que esto se haga aquí en Irlanda y en el mundo entero", declaró Leo Varadkar con ocasión de la visita del pontífice a Irlanda.

El primer ministro irlandés destacó la contribución positiva de la Iglesia Católica en el desarrollo del país desde su fundación hace casi un siglo, aunque recordó también que su lado "oscuro" dio pie al abuso de menores y mujeres por parte de algunos de sus miembros durante décadas.

El papa Francisco junto a Leo Varadkar (Reuters)
El papa Francisco junto a Leo Varadkar (Reuters)

El líder democristiano efectuó esas declaraciones en el Castillo de Dublín, tras dar la bienvenida al papa Francisco, al comienzo del viaje de dos días que efectúa a Irlanda para participar en el IX Encuentro Mundial de Familias.

Ese pasado "oscuro", dijo Varadkar, ha escrito una "historia de dolor y vergüenza", en la que la "caridad, compasión y perdón cristiano" ha sido sustituido, "demasiado a menudo", por la "severidad y crueldad, sobre todo hacia las mujeres, menores y los marginados".

El saludo del Papa con Leo Varadkar (Reuters)
El saludo del Papa con Leo Varadkar (Reuters)

El primer ministro precisó que, al igual que la Iglesia, "el Estado y la sociedad en general fracasaron" a la hora de acabar con un sistema de abusos sistemático que sobrevivió durante años gracias a que la autoridades, en muchas ocasiones, protegieron a los responsables y ocultaron las denuncias.

Más temprano, el papa Francisco se reunió durante 15 minutos con el presidente de Irlanda, Michael Higgins, en el "Aras An Uachatarain", el palacio presidencial irlandés, donde plantó un árbol en el jardín, como hizo Juan Pablo II en 1979.

Francisco viajó este sábado a Irlanda, donde permanecerá hasta el domingo, para participar en el Encuentro Mundial de las Familias y su primer acto fue la visita de cortesía al presidente.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: