El ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia Matteo Salvini
El ministro de Interior y viceprimer ministro de Italia Matteo Salvini

El ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, líder de la ultraderechista Liga, propuso el lunes censar a las personas de etnia gitana para expulsar a los que no hayan nacido en el país y lamentó que los que sean italianos "hay que quedárselos".

Salvini realizó estas declaraciones en una entrevista a un canal de televisión italiana que provocó el rechazo del primer ministro Giuseppe Conte y numerosas críticas de asociaciones en defensa de estas personas por parte de la oposición.

El también vicepresidente del Gobierno ha sostenido que trabaja en un plan para disponer de cifras concretas sobre personas gitanas que residen actualmente en territorio nacional.

Los extranjeros que permanezcan de forma irregular en Italia serán expulsados. Los gitanos italianos por desgracia hay que quedárselos

"Es necesario hacer un reconocimiento para ver quién, cómo, cuántos son, algo que otras veces ha sido definido como censo. Hagamos un registro, una fotografía de la situación", ha dicho, según los medios italianos.

En esta línea, Salvini ha adelantado que "los extranjeros que permanezcan de forma irregular en Italia serán expulsados", mientras que "los gitanos italianos por desgracia hay que quedárselos".

El líder de la ultraderechista Liga publicó en su perfil de la red social Twitter la noticia con sus declaraciones y un mensaje en el que preguntó por la razón de las críticas.

"Alguno habla de 'shock'. ¿¿¿Por qué??? Yo pienso, además de en los robos, también en los pobres niños, educados (…) en la ilegalidad", apuntó.

Momentos después, matizó sus palabras en una nota en la que dijo que la intención del Ejecutivo italiano "no es fichar o tomar huellas dactilares de nadie", sino "conocer la situación".

Las palabras de Salvini causaron el martes la reacción del presidente del Gobierno de Italia, Giuseppe Conte, quien aseguró que no se harán censos en base a etnias "porque son inconstitucionales", tras la propuesta del ministro del Interior, Matteo Salvini, de realizar un registro para los gitanos.

"Aquí nadie tiene en mente hacer registros o censos en base a etnias, porque sería, sobre todo, inconstitucional, porque es totalmente discriminatorio", declaró Conte en un comunicado.

No obstante, la mano dura contra la inmigración y contra los gitanos en Italia son algunas de las prioridades de Salvini y están incluidas en el programa de Gobierno que firmó su formación con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas.

El líder del Movimiento Cinco Estrellas y ministro del Trabajo Luigi Di Maio y el primer ministro Giuseppe Conte (REUTERS/Remo Casilli/archivo)
El líder del Movimiento Cinco Estrellas y ministro del Trabajo Luigi Di Maio y el primer ministro Giuseppe Conte (REUTERS/Remo Casilli/archivo)

En cualquier caso su idea suscitó las críticas de los partidos en la oposición del Gobierno entre Salvini y el Movimiento 5 Estrellas y el líder de este último partido, Luigi di Maio, reconoció que un censo sobre una minoría étnica sería inconstitucional.

Y es que chocaría con el artículo tercero de la Carta Magna, que prohíbe la distinción de ciudadanos por motivos de "sexo, raza, lengua, credo, opiniones políticas o condiciones personales y sociales".

El ex primer ministro Paolo Gentiloni también  ha rechazado tanto las políticas de Salvini contra inmigrantes y gitanos como el derecho a la legítima defensa que abandera el ministro del Interior.

"Antes de ayer los refugiados, hoy los gitanos, mañana las pistolas para todos. Qué cansado es ser malo", escribió Gentiloni.

El senador del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) Franco Mirabelli valoró que "hablar de censos raciales trae a la mente recuerdos atroces" y pidió a Salvini que "precise sus afirmaciones", porque la mera sugerencia "de una especie de limpieza étnica es inaceptable".

Sin embargo, Salvini el martes volvió a defender su idea. "¡No me rindo y sigo adelante! Primero los italianos y su seguridad", escribió en su perfil de Facebook.

En total, en Italia los gitanos o sinti nómadas son entre 120.000 y 180.000 (0,2-0,3 % de la población total) y de estos son 26.000 los que viven en barracas y asentamientos con una situación de "emergencia", según el informe de 2017 de la asociación "21 Luglio".

MÁS SOBRE TEMA: