La producción automotriz se detuvo a causa del paro de camioneros
La producción automotriz se detuvo a causa del paro de camioneros

El PIB de Brasil crecerá por debajo de lo esperado en 2018 y con mayor inflación, de acuerdo con un sondeo semanal entre economistas realizado por el Banco Central de ese país y publicado en medio de una fuerte huelga de camioneros que lleva ya una semana.

De acuerdo con el sondeo Focus, citado por la agencia Reutersla economía brasileña crecerá este año un 2,37%, en lugar del 2,5% esperado hasta ahora. Las previsiones de un crecimiento del 3% para el 2019 se mantuvieron iguales.

En tanto se espera que la inflación llegue al 3,6% en 2018, por encima del 3,5%, que se esperaba hasta la fecha. En 2019 se espera que llegue al 4%.

También se modificaron las expectativas sobre la tasa de interés al final del período, calculadas en 6,5% en el último sondeo, contra el 6,25% calculado en el anterior reporte. Para 2019 no hubo cambios, y los economistas esperaban un 8%.

Los transportistas frenaron al país en rutas de 16 estados (Reuters)
Los transportistas frenaron al país en rutas de 16 estados (Reuters)

El real no fue ajeno a la devaluación que afectó a numerosas monedas de países emergentes hace dos semanas y como resultado de la suba de las tasas de interés en los Estados Unidos.

En este último sondeo de Focus se modificaron al alza las expectativas sobre el tipo de cambio, previendo que se ubique en 3,48 reales por dólar, en lugar de los 3,43 esperados en el informe anterior, al final del período.

En tanto, para 2019 se espera ahora un tipo de cambio de 3,47 reales por cada dólar, en lugar de los 3,45 previstos anteriormente.

Michel Temer, presidente de Brasil (Reuters)
Michel Temer, presidente de Brasil (Reuters)

A pesar de que la actividad industrial fue afectada por la huelga, las previsiones de Focus se mantenían igual en un crecimiento de 3,8% para 2018 y 3,5% para 2019.

Las proyecciones de inflación se encuentran afectadas directamente por la apreciación reciente del dólar contra el real, pero también por el efecto de la huelga de transportistas, que ha generado desabastecimientos en todo Brasil y en consecuencia aumentos de precio.

Varios grupos de camioneros se concentraron a comienzos de la semana pasada en rutas de por lo menos 16 estados de Brasil como protesta por las continuas alzas de la estatal Petrobras en los precios de los combustibles.

Imágenes de la huelga de transportistas en Brasil (AFP)
Imágenes de la huelga de transportistas en Brasil (AFP)

Liderados por la Confederación Nacional de los Transportistas Autónomos (CNTA) y la Asociación Brasileña de Camioneros (ABCAM), los camioneros iniciaron de esta manera una huelga que paralizó al país y provocó el derrumbe de las acciones de la petrolera estatal, para pedir la baja en el precio del diésel.

Tras acordar una tregua con el Gobierno, el presidente Michel Temer cedió el domingo ante los transportistas y anunció una reducción del precio del diésel del orden de 46 centavos por litro, ajuste que será congelado por 60 días.

En consecuencia los sindicatos recomendaron finalizar la huelga, aunque aún se reportaban protestas en varios estados y había dudas sobre el futuro de esta medida de fuerza.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: