Autoridades sanitarias advierten que el brote está lejos de haber sido derrotado (Getty)
Autoridades sanitarias advierten que el brote está lejos de haber sido derrotado (Getty)

Seis nuevos casos confirmados y dos posibles de ébola fueron anunciados en la República Democrática del Congo el martes por el Ministerio de Salud, en momentos en que avanza una campaña de vacunación contra la enfermedad.

Docenas de trabajadores de salud en la ciudad noroccidental de Mbandaka fueron vacunados contra el virus para poder actuar en esa ciudad de un millón de habitantes. Los trabajadores en la primera línea del combate a la enfermedad están en el mayor riesgo de contraer el virus, que se disemina por contacto con los fluidos corporales de los infectados, incluyendo los muertos.

"En los próximos cinco días 100 personas deben ser vacunadas, incluyendo 70 profesionales de salud", dijo el ministro de Salud Oly Ilunga. "La prioridad del gobierno es asegurarse de que esos valientes profesionales de salud pueden realizar su tarea a salvo".

En Congo actualmente hay 28 casos confirmados de ébola, 21 probables y dos sospechosos, dijo el ministerio. La cifra de fallecimientos asciende a 27.

Los seis nuevos casos confirmados estaban en el área rural de Iboko, dijo. Del total de casos confirmados 14 son en Iboko, 10 en Bikoro, donde estalló el brote, y cuatro en el área de Wangata, al oeste de Mbandaka.

Ezela Elange, uno de los trabajadores médicos, expresó esperanzas de que las unidades puedan ir al epicentro de la epidemia, en las zonas rurales del país, para participar en las gestiones allá.

La Organización Mundial de Salud dijo que 33 personas recibieron las primeras vacunas el lunes, entre ellas unas pocas en dos comunidades de Mbandaka. Más de 7.500 dosis están disponibles en Congo, dijo la OMS el lunes, y otras 8.000 llegarán en los próximos días.

La campaña de vacunación eventualmente se extenderá a las otras dos zonas en las que se han reportado casos confirmados.

La vacuna está aún en el período de pruebas, pero fue efectiva hacia el final del brote de ébola que mató a más de 11.300 personas en Guinea, Sierra Leona y Liberia del 2014 al 2016.

La Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en el Congo ha advertido que el brote está lejos de haber sido derrotado, y le ha pedido a la población ejercer máxima cautela al enterrar a las víctimas, y mantenerse alerta en caso de la aparición de cualquier síntoma.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: