La trágica muerte de una pareja de ancianos durante la ola de frío que golpeó Norteamérica en los últimos días conmocionó a Canadá.

Grant Triebner, de 90 años y su esposa Ada Triebner, de 83 (Facebook/Luba Williams)
Grant Triebner, de 90 años y su esposa Ada Triebner, de 83 (Facebook/Luba Williams)

El hecho ocurrió este viernes en la provincia de Ontario. Grant Triebner, de 90 años, fue encontrado por las autoridades en un granero, donde sufrió un ataque al corazón. A pocos metros, en el medio de la nieve, yacía su esposa, Ada Triebner, de 83. Según las autoridades, al no ver regresar al marido, la mujer desafío el frío y salió a buscarlo. Pero no aguantó las temperaturas extremas y también falleció.

Cuando fueron encontrados, el termómetro había bajado hasta los 10 grados centígrados bajo cero. La semana pasada el clima fue aún más extremo, con menos 20 grados registrados y una sensación térmica de -35 o -40 debido al viento glacial.

Toda la comunidad de Ontario quedó conmocionada por la muerte de la pareja, conocida por estar unida por un profundo amor.

"Dos hermosas luces dejaron de brillar y este mundo será para siempre un lugar más oscuro", dijo la funeraria Haskett Funeral Homes  en un comunicado.

"Compartieron un amor tan hermosamente precioso que completos desconocidos advirtieron la magnitud de la pérdida", dijo por su parte Ethel-Lori Triebner, una pariente."No podría haberle pedido a Dios un mejor ejemplo de aceptación incondicional y de gracia. Siempre voy a recordar el alma gentil de mi tía Ada y como la risa del tío Grant danzó a través de mi corazón", agregó.

Otros amigos, Rob y Karen Jolly, agregaron: "Fueron para nosotros un increíble ejemplo de cómo un matrimonio debería ser. Se adoraban de una manera tan clara".

Antes de jubilarse, Ada había trabajado como maestra, mientras el señor Triebner trabajó como granjero y chofer del bus escolar.  Según el diario local The National Post, el hombre seguía muy activo y se lo solía ver afuera de su casa, ya sea liberando el ingreso de la nieve durante el invierno o paseando en bici durante el verano.

Dejan a dos hijas y numerosos nietos. 

LEA MÁS: