Un palestino y un soldado israelí dialogan en la ciudad vieja de Jerusalén, cerca de la puerta de Damasco (REUTERS/Ammar Awad)
Un palestino y un soldado israelí dialogan en la ciudad vieja de Jerusalén, cerca de la puerta de Damasco (REUTERS/Ammar Awad)

Israel desplegó a cientos de policías adicionales en Jerusalén el viernes, día de la gran oración en la explanada de las mezquitas, tras los llamados de los palestinos a protestar contra el reconocimiento por Donald Trump de Jerusalén como capital de Israel, informó la policía.

Entre ellos sobresale el del grupo terrorista Hamas, que pidió un "viernes de la ira" tras la tradicional oración de los fieles del islam. También Al Qaeda utilizó la decisión de Estados Unidos para fomentar la violencia y su odio a Israel. En el mismo marco, el movimiento libanés proiraní Hezbollah bramó "muerte a Estados Unidos" en los medios que regentea.

Durante la tarde y noche del jueves, hubo tensión por el disparo de tres cohetes de Hamas, uno de los cuales impactó en el sur de Israel, que respondió el fuego contra posiciones del grupo palestino en la Franja de Gaza.

"Varios cientos de policías y guardas fronterizos adicionales fueron desplegados en el interior y los alrededores de la Ciudad Vieja", dijo a la AFP un vocero de la policía, Micky Rosenfeld.

No se impuso ninguna restricción de edad a los fieles de Jerusalén para acceder a la explanada, agregó, contrariamente a las medidas tomadas en otros periodos de gran tensión en la ciudad.

(AFP)
(AFP)

La explanada, tercer lugar santo del islam también venerado por los judíos bajo el nombre de monte del Templo, se encuentra en Jerusalén Este, ocupada y anexada por Israel. Las fuerzas israelíes controlan todos los accesos.

Un periodista de la AFP en el lugar comprobó que los policías eran efectivamente más numerosos de lo habitual en las callejuelas de la Ciudad Vieja, aunque sin alcanzar el nivel de efectivos desplegado en situaciones de fuerte tensión.

Con información de AFP

LEA MÁS: