Washington instó al presidente Hasan Rohani a desmantelar "la red terrorista de Irán"

Rex Tillerson (AFP)
Rex Tillerson (AFP)

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, instó el sábado desde Arabia Saudita al recién reelegido presidente iraní, Hasan Rohani, que desmantele la "red de terrorismo de Irán" y que detenga las pruebas de misiles balísticos.

"Deseamos que Rohani, ahora que comienza un nuevo mandato, que utilice este mandato para comenzar un proceso de desmantelamiento de la red de terrorismo de Irán", dijo Tillerson, que se encuentra en el reino saudita en el marco de la primera gira internacional del presidente estadounidense, Donald Trump.

Rex Tillerson junto al ministro de Exteriores del reino saudita, Adel al Yubeir (EFE)
Rex Tillerson junto al ministro de Exteriores del reino saudita, Adel al Yubeir (EFE)
 

Asimismo, pidió a Rohani que "desmantele la financiación de la red terrorista, que desmantele el abastecimiento y la logística y todo lo que aporta a esas fuerzas desestabilizadoras que hay en la región", en referencia al grupo chiita libanés Hezbollah, a los rebeldes hutíes del Yemen y a las milicias que luchan en Siria junto al régimen.

"También deseamos que ponga fin a las pruebas de misiles balísticos", agregó Tillerson, en una comparecencia junto al ministro de Exteriores del ultraconservador reino saudita, Adel al Yubeir.

Hasan Rohani (AP)
Hasan Rohani (AP)

Además, instó a Rohani a que restaure "los derechos de los iraníes de la libertad de expresión y la libertad de organizarse, para que los iraníes puedan vivir la vida que se merecen".

Finalmente, remarcó que si "Rohani quisiera cambiar la relación de Irán con el resto del mundo, lo podría hacer".

Por su parte, Al Yubeir no quiso valorar la victoria del presidente iraní en las elecciones de esta semana y se limitó a afirmar que se trata de una cuestión interna.

No obstante, subrayó que junto a Washington han tomado decisiones para "poner fin a las violaciones de los derechos humanos por Irán".

La visita de Trump a Arabia Saudita, durante la que se han firmado acuerdos por 380.000 millones de dólares para los próximos diez años, está siendo utilizada por Riad para mostrar ante Irán, su gran rival, su liderazgo en la región al frente de los países musulmanes.

LEA MÁS: 

Con información de EFE