David De Meulles vio al enorme oso polar acariciando al perro y quedó boquiabierto. Sacó su cámara y empezó a filmar. Luego publicó el video, que fue replicado millones de veces en las redes sociales.

El can es uno de los tantos que cría Brian Ladoon en su Santuario Milla 5, ubicado en una zona muy frecuentada por osos polares. Para evitar que devoren a sus animales, les da alimento, aunque esté prohibido por la ley.

Lo que no sabe De Meulles ni muchos de los que vieron su video es que, algunas horas después de que fuera grabado, tres osos polares se comieron vivo a un perro de Ladoon. No sería el mismo que el de la escena, pero podría haberlo sido.

El criador estaba indignado por la situación. Según contó a la prensa local, justo la noche anterior al ataque se había olvidado de darle de comer a los osos.

LEA MÁS: