Feminicidio de Anahí: expolicía de Sonora le disparó con un AK-47 y luego se suicidó

El esposo de Anahí, Luis Enrique, había formado parte de la policía estatal de Sonora y había sido acusado por abuso de autoridad

Anahí era madre de tres hijos cuando fue asesinada por su esposo. (Cuartoscuro)
Anahí era madre de tres hijos cuando fue asesinada por su esposo. (Cuartoscuro)

Un par de días después de que la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE) de Sonora presumiera la reducción de feminicidios en la entidad durante 2022, un nuevo caso sacudió a la población.

Anahí, de 31 años, fue asesinada por su esposo Luis Enrique la noche del 28 de noviembre en el poblado Miguel Alemán, Hermosillo, según reconoció en un encuentro con los medios la fiscal Claudia Indira Contreras Córdova.

De acuerdo con el recuento de los hechos proporcionado por la institución, Luis Enrique, de 38 años, había citado a Anahí para platicar sobre el estado de su relación, pues a pesar de estar casados se habían separado desde el mes de agosto. Sin embargo, en el encuentro le disparó con un fusil de asalto AK-47 y luego se suicidó.

Además del lamentable feminicidio cometido en contra de Anahí, este caso generó una gran consternación debido a que sus hijas e hijo, de 17, 13 y 5 años de edad, quedaron huérfanos.

“Seguimos investigando esta situación, los niños por supuesto que van a recibir la atención psicológica en el Centro de Justicia para las Mujeres y una atención integral de parte de todas las instituciones gubernamentales”, mencionó Contreras Córdova.

Cuando la Fiscalía recibió el reporte del feminicidio, agentes se dirigieron al lugar en donde ocurrieron los hechos, pero se percataron de que el feminicida tenía en su mano una granada que podría explotar en cualquier momento.

Por tal motivo fue necesaria la presencia de agentes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Guardia Nacional (GN) y de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) para resguardar el perímetro del domicilio.

Cabe mencionar que, según lo especificado por la fiscal Contreras, Luis Enrique había pertenecido a la Policía Estatal de Seguridad Pública (PESP) hace seis años y contaba con antecedentes de denuncias en su contra por abusos de autoridad.

Además, de acuerdo con las averiguaciones de la Fiscalía, Anahí era víctima de violencia familiar, pero no se habían recibido denuncias.

Entre enero y noviembre de 2022 se registraron 22 feminicidios en el estado de Sonora. (REUTERS/Raquel Cunha)
Entre enero y noviembre de 2022 se registraron 22 feminicidios en el estado de Sonora. (REUTERS/Raquel Cunha)

“No se había presentado ninguna denuncia al respecto, se habían separado en agosto de este año y al parecer la llamaba, la citó para volver a hablar del tema de la situación familiar, y bueno, pasan estos lamentables hechos”, agregó la fiscal de Sonora.

En este orden de ideas, la funcionaria exhortó a la población a denunciar cualquier acto de violencia familiar a las autoridades, pues es un delito que se sigue de oficio, es decir, que la Fiscalía realiza las investigaciones pertinentes incluso si la persona denunciante no quisiera continuar con el proceso.

“Cualquier persona, no solamente la familia, los vecinos, maestros, cualquier persona dar conocimiento de hechos que pudieran estar ocurriendo al interior de un hogar para poder evitar que el delito se siga cometiendo o se convierta en uno mayor”, resaltó Contreras Córdova.

Desde enero hasta noviembre de este año en Sonora se había registrado un total de 22 feminicidios, la mitad de los 44 que se contabilizaron durante el 2021. Los reportes oficiales de la FGE señalaron que, actualmente, los municipios de Nogales, San Luis Río Colorado y Guaymas son las demarcaciones con un mayor número de casos, por lo que es necesario redoblar esfuerzos en dichas regiones.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR