Cuándo se dejaron de producir los “vochos” en México y por qué

El último coche fue fabricado en una planta en estado de Puebla y su ensamblaje tardó un total de siete horas

El Volkswagen llegó a México en 1993 y se fabricaba exclusivamente en Puebla (Foto: Autoexplora/Twitter)
El Volkswagen llegó a México en 1993 y se fabricaba exclusivamente en Puebla (Foto: Autoexplora/Twitter)

El modelo de coche Volkswagen tipo 1, mejor conocido como vocho, fue uno de los automóviles más populares en la República Mexicana hasta principios del siglo XXI, ya que era común ver ese tipo de vehículo circulando en las calles, mismo que era utilizado por taxistas, sin embargo, dejaron de producirse.

Para el mes de junio de 2003, la compañía alemana encargada de su producción, anunció oficialmente que dejaría de fabricar el modelo debido a que no alcanzaba el número de ventas esperado y porque era la demanda del coche ya era muy baja.

En ese entonces en México se seguía distribuyendo e incluso gran parte de los taxis del territorio eran vochos, recordados por tener una cromática verde o amarilla.

Dicho auto se comenzó a elaborar en Alemania durante los años 30, justo antes de que comenzará la Segunda Guerra Mundial, debido a que el dictador de aquel entonces, Adolfo Hitler, intentó que cada una de las familias alemanas contarán con un vehículo, de ahí que su nombre signifique “auto del pueblo”.

El vocho llegó a México en 1963, cuando abrió sus puertas la planta armadora de Puebla, en un comienzo la fábrica se dedicó únicamente a armar tal modelo; sin embargo, a partir de 1996 empezó a fabricarlos desde cero, convirtiéndose así en la única planta fuera de Alemania en hacerlos.

De tal forma que los automóviles fueron más económicos y fáciles de conseguir en el mercado mexicano, puesto que era una sede de fabricación.

A pesar de que en 2003 se dejaron de elaborar Volkswagen a nivel local e internacional, incluyendo la fábrica de Puebla, en el país se siguieron produciendo los herederos del vocho, por ejemplo el beetle.

Desde las instalaciones de la república llegaron a salir un millón 691 mil 542 escarabajos, otro nombre común con el que se le conocía a los vochos.

La producción de los coches beetle duró hasta julio de 2019 en el territorio mexicano, despidiéndose del último vehículo de esa clase. En dicha ceremonia le dieron el adiós con el tema de Las Golondrinas, mismo que fue entonado por un mariachi.

Días después emprendió su último viaje y cruzó el Atlántico para ocupar un lugar de honor en el Auto Museo de la Casa Matriz de VW, en Wolfsburg, Alemania. Mientras que su última edición tuvo un precio de 84 mil pesos.

Los coches escarabajos se dejaron de fabricar en 2003 (Foto: Mon Limón/Twitter)
Los coches escarabajos se dejaron de fabricar en 2003 (Foto: Mon Limón/Twitter)

En la construcción de la última unidad se tomaron siete horas para realizar todo el ensamblaje, el beetle fue considerado como la reinvención del vocho, en México se lograron fabricar un total de un millón 300 mil unidades, de acuerdo con la información proporcionada por el portal de Volkswagen.

México es un país que se resiste a que el modelo desaparezca del todo, pues en las calles de la ciudad aún se pueden apreciar vochos circulando e incluso forman parte del argot diario, puesto que existe el juego del vocho amarillo, el cual consiste en darle un golpe en el brazo a la persona de a lado cuando se ve una unidad de ese modelo.

El diseñador y creador del modelo Volkswagen fue el doctor Ferdinand Porsche, quien durante su vida trabajo en otros 380 diseños de autos, incluyendo el escarabajo. Dicho modelo cautivo a los mexicanos por ser un auto rendidor, económico, aguantador y único en su diseño.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR