Cómo Teotihuacan conquistó una ciudad maya a mil 400 kilómetros de distancia

Tras 155 días de caminata y un ataque nocturno, lograron tomar la ciudad

Los teotihuacanos caminaron más de 150 días para perpetrar el asedio a la ciudad de Tikal, en Guatemala (Foto: CUARTOSCURO, Foto: INAH)
Los teotihuacanos caminaron más de 150 días para perpetrar el asedio a la ciudad de Tikal, en Guatemala (Foto: CUARTOSCURO, Foto: INAH)

Teotihuacan es considerada como una de las ciudades mesoamericanas más importantes de todos los tiempos. Tuvo su auge durante el siglo III y VII de nuestro tiempo, logrando esparcir su influencia del norte del país hasta la región centroamericana. Sin embargo, poco se conoce sobre cómo fue que su poderío llegó tan lejos.

En realidad, tampoco se conoce mucho sobre su origen ni de las causas exactas de su ocaso en el siglo VII d.C., por lo que se mantiene como una de las civilizaciones más enigmáticas. Se narra que los mexicas al llegar a la región, encontraron la ciudad de Teotihuacan en ruinas. Por su parte hay evidencia de la influencia de dicha cultura en lugares tan lejanos como el centro ceremonial de Chichen-Itzá.

Los teotihuacanos, ubicados en el Altiplano Central mexicano, lograron conquistar varias ciudades mayas. Aunque este hecho ya se conocía, hasta ahora era un misterio cómo lograron tomar la poderosa capital maya de Tikal o la fecha en que sucedió.

La ciudad de Naachtun fue clave en la toma de Tikal (Foto: INAH)
La ciudad de Naachtun fue clave en la toma de Tikal (Foto: INAH)

Durante el ciclo de conferencias “La arqueología hoy”, coordinado por el investigador del Instituto de Antropología e Historia (INAH), Leonardo López Luján, se reveló que la toma de la ciudad maya fue gracias al apoyo de diversos grupos y señoríos de la zona, que apoyaron a los teotihuacanos para salir victoriosos.

Se trata, precisamente, del pueblo de Naachtun, el cual fungió como brazo armado de Teotihuacan en la región, ayudando a los invasores a perpetrar la hazaña. Este hecho fue revelado gracias a la interpretación de estelas en el sitio arqueológico de dicho pueblo, en Guatemala, principalmente la Estela 24, la cual ha iluminado con precisión el gran suceso histórico.

El arqueólogo francés del Centro Nacional para la Investigación Científica, Philippe Nondédéo, fue el responsable de llevar a cabo la investigación, dando a conocer que una de las fechas más importantes de dicha estela es el 11 Eb’, que corresponde al 16 de enero del año 378 d.C. Esta fecha es en la que los teotihuacanos tomaron la ciudad de Tikal, actualmente ubicada al norte de Guatemala.

De Teotihuacan a Tikal, el camino es de 155 días caminando (FOTO: INAH)
De Teotihuacan a Tikal, el camino es de 155 días caminando (FOTO: INAH)

Gracias al estudio de los grabados en roca fue posible para el doctor en Antropología, Etnología y Prehistoria por la Universidad de París el poder interpretar las fechas y relacionarlas con los acontecimientos escritos en ellas, para determinar en qué momento histórico fue que se dio el ataque teotihuacano sobre la zona y qué elementos fueron lo que determinaron su victoria.

No obstante, señaló que el problema de la Estela 24 fue que gran parte de su información concerniente a estas fechas se encontraba en la parte superior, la cual ya no se encuentra. Sin embargo, conjugando la información legible con la de la Estela 23, pudo reconstruir otros sucesos ocurridos en el año 378.

En la Estela 23 se ilustra cómo en el pueblo Naachtun inicia la dinastía Suut’z (cuya traducción es Murciélago), la cual gobernó durante un período aproximado del año 150 al 550 de nuestra era. Aunque, se precisa que dicha dinastía comenzó como un gobierno local.

La Estela 24 de la zona arqueológica de Naachtun, Guatemala, fue lo que reveló la fecha de la invasión (FOTO: INAH)
La Estela 24 de la zona arqueológica de Naachtun, Guatemala, fue lo que reveló la fecha de la invasión (FOTO: INAH)

Por su parte, la Estela 24 indica también el inicio de la instauración de dicha dinastía, 14 años antes de la toma de Tikal (en el 363 d.C.); hecho también plasmado en la misma fuente. Hacia el 378, se menciona que el gobierno de Naachtun ya es un “señor sagrado”.

Este dato, para Nondédéo indica que el poderío de esta cultura maya incrementó debido al apoyo que Teotihuacan pudo haberles dado, a cambio de su participación en el ataque de Tikal. Dicha ayuda pudo haberse dado en armamento, comida, guías en la selva maya, así como de guerreros. De esta manera, la categoría de la ciudad se elevó, dotando a Naachtum de más poder militar y , por ende, la capacidad de hacerle frente a otros señoríos y capitales mayas, como Calakmul.

La influencia de Teotihuacan sobre Naachtum y otras ciudades de la región maya se refleja en la arquitectura: edificios tipo laúd-tablero o el uso materiales como la obsidiana lleva desde el altiplano.

Sin embargo, la caída de la ciudad teotihuacana, derivado de diversos conflictos internos o problemas climáticos, también significó que sus ciudades satélite perecieran ante sí mismas o sus enemigos. En el caso de Naachtum, las estelas y la evidencia de materiales apuntan que en el año 550 la ciudad cayó ante Calakmul, gobernada por la dinastía Kanul quien conquistó una extensa región maya en los siglos venideros.

Se estima que para el asedio de Tikal, los teotihuacanos caminaron 155 días y fueron guiados y acompañados por tropas mayas.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR