Plantas que puedes tener en tu jardín para ayudar a las abejas en la polinización y mejorar la producción de alimentos

Los insectos polinizadores están en peligro debido a la destrucción de su hábitat y la escasez de flores. Son cada vez menos comunes especialmente en las grandes ciudades

Las abejas son cada vez menos comunes en las ciudades. Una forma de ayudar a su conservación es la creación de jardínes para polinizadores. Fotos: Getty Images
Las abejas son cada vez menos comunes en las ciudades. Una forma de ayudar a su conservación es la creación de jardínes para polinizadores. Fotos: Getty Images

Las abejas son esenciales en la producción de alimentos, ya que al mover polen de una flor a otra ayudan en su proceso reproductivo. Se estima que a nivel mundial al menos el 75% de la producción de verduras, frutas y semillas se debe a la actividad de los polinizadores.

Sin embargo, la población de insectos responsables de la polinización se ha reducido debido a amenazas con la pérdida de hábitats. Es por ello que, el 20 de mayo se celebra el Día Mundial de las Abejas, como un llamado a su conservación mediante acciones a gran escala pero también a través de algunas en las que puede participar la sociedad civil, tal como la creación de jardines para polinizadores.

Las plantas nativas son las más recomendadas para atraer a las abejas hacia los jardines según la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). Estas son algunas de las especies más comunes en México.

Las plantas nativas son las más recomendables para atraer abejas.
Las plantas nativas son las más recomendables para atraer abejas.

PLANTAS Y HERBÁCEAS

Una de las razones por las que la SEMARNAT recomienda las plantas nativas es su fácil cuidado. Se trata de flores que se pueden cuidar de forma sencilla ya que el haber evolucionado en la región, están adaptadas al ambiente, suelo, lluvia, temperatura, viento, competidores, depredadores y sobre todo, con sus polinizadores.

La dependencia sugiere una lista de por lo menos 20 especies de amplia distribución en territorio mexicano. Se trata de: lantana, dalia común, girasol rojo, flores de borrego, flores de niebla, verbenas, bigotillo, nochebuena, suculentas, gallito de monte, zinnia, campanillas, cigarrillos, aretillo, cenizo, bengala, toronjil, muicle, agaves y mirto.

Algunos árboles de tamaño pequeño y mediano son ideales para las abejas. Foto: Infobae México/Jovani Pérez
Algunos árboles de tamaño pequeño y mediano son ideales para las abejas. Foto: Infobae México/Jovani Pérez

ÁRBOLES

Algunos árboles también tienen características que atraen a las abejas. Para su mantenimiento en jardines caseros, los expertos recomiendan especies de tamaño chico y mediano, tales como tronadora, colorín, coralillo o corona de novia y campanillas.

Cabe mencionar que estos árboles atraen a otros insectos polinizadores como las mariposas y los abejorros, además de aves como el colibrí.

El uso de plantas exóticas como la lavanda tiene algunas desventajas. Pero moderadamente son útiles para atraer polinizadores. Foto: EFE/Javier Etxezarreta
El uso de plantas exóticas como la lavanda tiene algunas desventajas. Pero moderadamente son útiles para atraer polinizadores. Foto: EFE/Javier Etxezarreta

ESPECIES EXÓTICAS

Aunque la SEMARNAT que las plantas exóticas provenientes del extranjero pueden ser dañinas para las especies locales, hay algunas que son recomendables para atraer a abejas en zonas urbanas. Las más comunes son romero, lavanda, ruda, albahaca blanca y plumbago.

Estos ejemplares deben permanecer expuestas directamente al sol para que las abejas lleguen a ellas y todas, a excepción del romero, requieren de riego escaso. Cabe señalar que su plantación debe de ser moderada y que es indispensable no introducirlas en espacios silvestres.

Los jardínes de polinizadores ayudan a la conservación de las abejas.Foto: REUTERS/Stephane Mahe
Los jardínes de polinizadores ayudan a la conservación de las abejas.Foto: REUTERS/Stephane Mahe

CÓMO CREAR UN JARDÍN PARA POLINIZADORES

Para garantizar la supervivencia de las plantas de un jardín, es necesario llevar a cabo una preparación adecuada. En ese sentido, es recomendable adecuar el terreno antes de comenzar a plantar, mediante las siguientes sencillas acciones: retirar rocas grandes y especies invasoras o nocivas y aflojar la tierra cuidando que no sea demasiada compacta o porosa.

En caso de detectar condiciones específicas en el suelo como consistencia arenosa o arcillosa lo que se recomienda es agregar tierra negra o arena respectivamente. En ambos casos es efectivo también el uso de composta para mejorar la situación.

Además, es importante realizar podas al menos una vez al año, moderar el uso de plantas aromáticas exóticas y evitar tratar las plagas o enfermedades con sustancias químicas. Así, al poner en práctica estos consejos es posible colaborar en la conservación de las abejas.

Cabe señalar que la desaparición de las abejas pone en riesgo al ser humano. Los especialistas han advertido que la situación es tan complicada que los próximos quinces años determinarán el futuro de la humanidad y del planeta.

SEGUIR LEYENDO:





TE PUEDE INTERESAR