Las desapariciones y la crisis forense en Guanajuato

Al 31 de marzo de 2022, según datos de FGE, había en Guanajuato un total de 2,778 personas desaparecidas registradas desde el 1 de enero de 2012


Dr. Fabrizio Lorusso, académico del Departamento de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Iberoamericana Campus León e integrante de la Plataforma por la Paz y la Justicia en Guanajuato
Dr. Fabrizio Lorusso, académico del Departamento de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad Iberoamericana Campus León e integrante de la Plataforma por la Paz y la Justicia en Guanajuato

El lunes 16 de mayo en México fue rota una barrera psicológica, simbólica y material, al superarse la cifra de 100 mil personas desaparecidas, o sea vidas e historias suspendidas de las y los ausentes y de quienes les buscan incesantemente. Si bien deben ser buscadas por las autoridades, en los hechos lo son sobre todo por sus familiares y los colectivos que han creado en estos años. Esta situación se acompaña de una crisis forense, pues son más de 52,000 cuerpos sin identificar resguardados en las morgues, Servicios Médicos Forenses, panteones ministeriales, universidades y fosas comunes del país. Esto no considera, claro está, a miles de personas que fueron halladas y siguen siendo encontradas en fosas clandestinas y sitios de exterminio, en un contexto de desapariciones que se asemeja cada vez más al de un conflicto armado.

En Guanajuato los hallazgos de este tipo han sido centenares en la última década y, pese a que la fiscalía mantiene una web con los sitios procesados, son muchos, la mayoría, los que faltan, entre los cuales todos los anteriores al mes de octubre de 2020, junto con varios que son posteriores, y además es muy básica la información contenida en el mapa y en los cuadros descriptivos de cada contexto de hallazgo, por lo que es problemático su uso como fuente en general o como base para análisis de contexto.

Esta nota actualiza y cruza datos sobre la desaparición de personas y la situación forense en Guanajuato, basándose principalmente en análisis y entrecruzamiento de respuestas a solicitudes de información pública de las autoridades del estado de Guanajuato.

Número de personas desaparecidas en Guanajuato al mes de mayo de 2022

Al 31 de marzo de 2022, según datos de FGE (folio 112093900035522, oficio 274/2022), había en Guanajuato un total de 2,778 personas desaparecidas registradas desde el 1 de enero de 2012, a las cuales se pueden agregar 154 personas desaparecidas en fechas anteriores (larga data) según el RNPDNO (Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas de la Comisión Nacional de Búsqueda-CNB). El total de personas desaparecidas en Guanajuato, registradas por las autoridades, al 31 de marzo de 2022 era por lo tanto de 2,932 personas. Al 30 de abril de 2022, según FGE (Folio 1120900051222, Oficio 384/2022), hay 2,807 personas desaparecidas, y, sumando las 154 personas desaparecidas de larga data, el total es de 2,961 personas.

En resumen, el total de personas desaparecidas en Guanajuato, registradas por las autoridades, al corte del 30 de abril de 2022 es de casi 3,000 personas, precisamente de 2,961 personas.

En abril de 2018, cuando se cerró el Registro Nacional de Personas Extraviadas y Desaparecidas (RNPED), había 621 personas desaparecidas en Guanajuato, mientras que, a mediados de 2020, cuando comenzó a funcionar el nuevo registro nacional (RNPDNO), éste registraba más de 2,000. Dos años después, llegando a la mitad de este 2022, hay cerca de 3,000 personas cuyo paradero se desconoce en el estado.

Cuerpos o restos humanos resguardados en el Panteón Forense de Guanajuato capital y en los panteones municipales (fosas comunes)

“La inhumación y el resguardo de las Personas Fallecidas no Identificadas (PFnI) y las Personas Fallecidas Identificadas no Reclamadas (PFInR), constituye igualmente una obligación de los Estados conforme a las normas del derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional. Los cuerpos de PFnI y PFInR deben trasladarse a panteones municipales, centros de resguardo forense u osteotecas forenses, garantizando el resguardo y la trazabilidad el cuerpo. Las buenas prácticas en estos procesos de procesamiento, traslado, inhumación y resguardo contribuirán a futuro la identificación de las personas fallecidas y, en consecuencia, la reintegración a sus familiares” (De: Proyecto identificación humana MX).

En Guanajuato hay 825 cadáveres no identificados en fosas comunes (panteones municipales), registrados entre el 1 de enero de 2012 y el año 2020, pero la fiscalía no comparte información de años anteriores.

En el Panteón Forense de la capital, del 1 de octubre de 2020, fecha de su inicio de operaciones, hasta el 5 de mayo de 2022, se llevaron a cabo 871 inhumaciones y, al 5 de mayo, se tenían 21 cadáveres en proceso de identificación en el Servicio Médico Forense (por un total de 892 cuerpos).

No hay indicación de cuántos de estos cuerpos hayan sido plenamente identificados, aunque sí se detalla que la fiscalía cumple con los protocolos correspondientes (es decir, los cuerpos de personas fallecidas identificados o no identificados deben tener por lo menos un archivo básico, entre otros requisitos).

La página de la Unidad de Identificación de Personas Fallecidas de FGE expone que el archivo básico es: “Cuando se descubre una persona fallecida y no hay forma de identificarla se inicia un Archivo Básico, que es un expediente que se crea para cada persona fallecida con distintos estudios que facilitan que el día de mañana se logre identificar (como sus huellas dactilares, ADN, fotografías entre otros estudios)”.

Entre cuerpos de personas fallecidas (a) no identificados en fosas comunes (825), (b) en proceso de identificación (21) y (c) depositados en el Panteón Forense (871), en Guanajuato hay potencialmente hasta 1,717 cadáveres que no han sido reclamados ni identificados.

Se trata de personas que pudieran estar siendo buscadas por sus familiares, pues las fosas comunes son escenarios de búsqueda de personas desaparecidas previstos por los Protocolos vigentes.

De estos 1,717 cuerpos, entonces, seguramente cerca tiene calidad de “no identificada”, pero la cifra es mayor, ya que la mayoría de los cuerpos en los panteones forenses son de personas no identificadas o en proceso, y por falta de información y registros públicos desconocemos el número exacto de los que permanecen sin identificar en el nuevo Panteón Forense.

Potencialmente, entonces, pueden ser hasta 1,700 o más los cuerpos sin identificar y no reclamados en el estado, lo que ubicaría la entidad en el lugar número 8 a nivel nacional.

Es tarea relevante y urgente la conformación de los registros en su versión pública al respecto, actualizados periódicamente o en tiempo real, con la posibilidad de conocer cuántos cuerpos o restos cuentan con identificación completa, o bien, con archivo básico actualizado, con perfil genético, entre otros métodos, y cuáles se están cotejando en las bases de datos con el ADN y las otras características disponibles de las personas desaparecidas.

Según otra respuesta de FGE, el número de cuerpos en el Panteón Forense era de 832 al 31 de marzo de 2022, y 71 de estos cuerpos habían sido trasladados allí desde fosas comunes municipales. Yendo un poco más atrás, al 13 de octubre de 2021, un año después del inicio de sus operaciones, eran 516 los cadáveres que se habían inhumado en el Panteón Forense (o Ministerial de FGE Gto). Por tanto, el incremento ha sido de 355 cadáveres inhumados hasta el 5 de mayo de 2022.

Áreas de análisis de contexto en la fiscalía y la comisión de búsqueda local

La legislación prevé crear Unidades de Análisis de Contexto en las Fiscalías y en Comisiones locales de búsqueda de personas desaparecidas.

En Guanajuato éstas no están operando: son tareas pendientes desde hace 4 y 2 años respectivamente por parte de la FGE Gto, que no tiene esta área, ni comparte alguna investigación hecha al respecto; y de la CEBP.

La Comisión Estatal de Búsqueda de Personas (CEBP) de Guanajuato tiene un área de análisis de contexto formalmente, pero todavía está sin coordinación y sin trabajos propios producidos.

Urge ya que el análisis de contexto para la investigación ministerial es distinto del que se necesita para la búsqueda y hay cada vez más solicitudes de análisis de micro y macro contextos, de correlación de casos y de investigación histórica, social, política, criminal y económica, entre otras, que ha de procesarse, también en el marco de las Acciones Urgentes en el marco de la Convención para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas de Naciones Unidas (Consulta aquí las fuentes).

Desapariciones forzadas en el estado

El 22 de noviembre pasado el CED (Comité ONU contra las Desapariciones Forzadas) visitó México y Guanajuato, dando cuenta de cómo las desapariciones ya son un fenómeno sistemático y más complejo, tanto las cometidas por particulares como las que perpetran funcionarios públicos como militares o policías, entre otros. La naturaleza específica de cada tipo de desaparición es, a veces, complicada de determinar, pues son cada vez más difuminados los límites entre una y otra, entre participación directa o tolerancia, entre colusión y cooperación entre autoridades, crimen y otros poderes fácticos dentro de las redes macrocriminales.

Un dato destaca, de todos modos, y es aquél relativo a las desapariciones forzadas en la entidad, pues los casos no son mayoría del total, sin embargo, son botón de muestra de la gravedad de la situación, como lo ha denunciado en informes y redes sociales la Plataforma por la Paz y la Justicia en Guanajuato y el colectivo de alertas ciudadanas DesapGto, rebasan el centenar las vinculaciones a proceso: hasta octubre de 2021 el Poder Judicial había dictado sólo 13 sentencias condenatorias y 3 absolutorias por el delito de desaparición forzada, es decir, cometida como acción directa o por omisión por algún servidor público, pero tenía 117 vinculaciones a proceso (en curso), lo cual habla de un fenómeno que no es menor. Por otro lado, la FGE Gto reporta de 2013 al 25/11/2021 la cifra de 22 personas vinculadas a proceso por desaparición forzada, 91 por desaparición cometida por particulares, 53 por trata y 291 por secuestro, delitos relacionados con la desaparición de personas.

*Fabrizio Lorusso es investigador de la Universidad Iberoamericana León e integrante de la Plataforma por la Paz y la Justicia en Guanajuato

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR