Momias de Guanajuato: los misterios que el INAH indaga

Un equipo de investigadores ha comenzado la revisión documental para conocer más detalles sobre los famosos cuerpos momificados y la misión central será determinar cuáles momias corresponden al siglo XIX y cuáles al siglo XX

El INAH busca revelar la identidad de los cuerpos momificados en Guanajuato, mediante una investigación documental. Foto: INAH Guanajuato
El INAH busca revelar la identidad de los cuerpos momificados en Guanajuato, mediante una investigación documental. Foto: INAH Guanajuato

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) inició la segunda etapa de un proyecto de investigación documental para determinar la antigüedad e identidad de más de cien momias de Guanajuato. La búsqueda archivística, el instituto indagará en los archivos del gobierno, centros religiosos, panteones y museos.

Los investigadores del INAH buscan determinar con exactitud a qué siglo pertenece cada momia. Foto: INAH Guanajuato
Los investigadores del INAH buscan determinar con exactitud a qué siglo pertenece cada momia. Foto: INAH Guanajuato

El equipo a cargo está conformado por miembros de la Dirección de Antropología Física (DAF) del INAH. Juan Manuel Argüelles San Millán, uno de los investigadores explicó que: “durante las próximas semanas, nuestra misión central será determinar cuáles momias corresponden al siglo XIX y cuáles al siglo XX, ya que si bien estuvieron sujetas al mismo proceso natural de momificación, la historia de cada una de ellas es diferente.”

El objetivo de conocer más detalles sobre las momias es dignificarlas como individuos. En ese sentido, el INAH detalló en comunicado de prensa que: “el equipo busca devolver la identidad, en la medida de lo posible, a cada uno de los cuerpos momificados, pues es apremiante dignificarlos para su mejor valoración como bienes patrimoniales de Guanajuato.”

El objetivo del proyecto es dignificar cada cuerpo momificado.  (Foto: Twitter@TraventureM)
El objetivo del proyecto es dignificar cada cuerpo momificado. (Foto: Twitter@TraventureM)

Para cumplir con el propósito, los especialistas consultarán archivos del Gobierno Estatal y Municipal, la Universidad de Guanajuato, el Museo Regional de Guanajuato (Alhóndiga de Granaditas) y el Panteón de Santa Úrsula. De entre estos lugares, uno de los más importantes para la investigación y donde se prevé encontrar más información es el cementerio.

La importancia del Panteón de Santa Úrsula en el proyecto está relacionada con su antigüedad, ya que data de la segunda mitad del siglo XIX, por lo cual los documentos archivados en este lugar podrían ser lo más antiguos. En ese sentido, los registros, inventarios, fotografías y reportes serán de gran utilidad para determinar las circunstancias en que fueron encontrados los cuerpos y algunos rasgos identitarios de cada uno.

Cabe señalar que los encargados del proyecto iniciaron labores desde noviembre del año pasado. En la primera fase llevaron determinaron el estado de la cuestión en colaboración con autoridades municipales, comunidades museales y la sociedad civil guanajuatense. El equipo resaltó la gran disposición que han mostrado hasta el momento las personas e instituciones a las que han solicitado información.

Las momias de Guanajuato, exhibidas en dos museos estatales, son reconocidas mundialmente porque su momificación fue natural. Foto: INAH Guanajuato
Las momias de Guanajuato, exhibidas en dos museos estatales, son reconocidas mundialmente porque su momificación fue natural. Foto: INAH Guanajuato

Actualmente los cuerpos momificados se encuentran en exhibición en el Museo de las Momias de Guanajuato, donde se encuentran resguardadados 57 elementos y en el Parador Turístico Sangre de Cristo, en cual están exhibidas 36 momias viajeras a las que han dotado de personalidad mediante su caracterización ropa del siglo XX. En parte son mundialmente reconocidos porque su proceso de momificación fue natural.

Es decir que las momias guanajuatenses no fueron embalsamadas con la intención de conservarlos mucho tiempo sino que han persistido naturalmente por muchos años debido la inexistencia de intercambio de oxígeno y humedad con el exterior de las gavetas. Además, todas pertenecen a periodos diferentes que van desde el año 1870, en el caso de las más longevas, hasta 1984.

El proyecto que el INAH ha impulsado para revelar más detalles sobre estos restos humanos es una de varias labores de rescate e investigación de bienes patrimoniales mexicanos que lleva a cabo. De hecho, recientemente un arqueólogo de su equipo tradujo jeroglíficos de una vasija hallada en la zona del Tren Maya, con lo cual logró deducir que la pieza está asociada a Cholom, que era un vocero del gobernante y miembro de la antigua élite prehispánica de la ciudad de Oxkintok.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR