CJNG está implicado en motín del penal de Colima: titular de la SSP estatal

El funcionario reveló que las armas y el teléfono encontrados tras la riña fueron lanzados desde el exterior de las instalaciones del penal

Nueve presos murieron por disparos de arma de fuego al interior del penal (Foto: Reuters/Stringer)
Nueve presos murieron por disparos de arma de fuego al interior del penal (Foto: Reuters/Stringer)

Manuel Llerandi Ruiz, secretario de Seguridad Pública de Colima (SSP), reveló los detalles de las primeras investigaciones del motín registrado la mañana de este lunes al interior del Cereso estatal, pues aseguró que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) está implicado las ejecuciones con arma de fuego registradas en el centro penitenciario.

Además, aseguró que la pistola, armas blancas y un teléfono celular, encontrados al interior del Cereso de la capital del estado, fueron lanzados desde fuera de las instalaciones con el propósito de realizar los ataques en contra de diversos reos.

En una entrevista para el espacio radiofónico de Azucena Uresti, el funcionario comunicó que el incidente pudo haber iniciado por un enfrentamiento entre integrantes del CJNG y una banda delictiva local conocida como Los Mezcales.

Según el funcionario, este agrupamiento delictivo habría colaborado con el cártel comandado por Nemesio Oseguera Cervántes, El Mencho; organización que habría solicitado la ejecución de diversos miembros de Los Mezcales tras el rompimiento en su relación.

La riña duró menos de una hora, pues elementos de seguridad retomaron el control del penal minutos después de ingresar (Foto: Reuters/Stringer)
La riña duró menos de una hora, pues elementos de seguridad retomaron el control del penal minutos después de ingresar (Foto: Reuters/Stringer)

Hasta el momento se desconocen las razones que llevaron a la separación de ambas organizaciones criminales, así como el motivo de la riña al interior del penal; tampoco se tiene información sobre el bando al que pertenecían los nueve ejecutados.

Asimismo, comunicó que elementos de seguridad detectaron diversos lanzamientos al exterior del penal, los cuales habrían servido para introducir una pistola, armas punzocortantes y teléfonos celulares al penal.

Por su parte, la Fiscalía General del Estado de Colima (FGE) informó mediante un comunicado que el Ministerio Público ya coordina las investigaciones en el caso, pues se trasladó al lugar de los hechos para verificar que el levantamiento de evidencias y el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense (SEMEFO) se realizaran de manera correspondiente.

“La Fiscalía del Estado inició una carpeta de investigación para esclarecer los hechos que sucedieron hoy por la mañana en el Centro de Readaptación Social de la capital del Estado, evento en el que perdieron la vida 9 personas; 8 en dicho centro de reclusión y una más en el hospital regional, además de resultar 7 personas lesionadas quienes reciben atención médica. Todas las víctimas de este suceso, son personas que se encuentran privadas de su libertad”, expuso la dependencia en su página oficial.

Es el tercer incidente importante en un penal en lo que va del 2022 (Foto: Reuters/Stringer)
Es el tercer incidente importante en un penal en lo que va del 2022 (Foto: Reuters/Stringer)

Los hechos se registraron al interior de los dormitorios A y B, en los cuales se escucharon detonaciones de arma de fuego alrededor de las 09:03 horas de este martes 25 de enero, por lo que elementos de seguridad de los tres niveles se movilizaron a las instalaciones del centro penitenciario.

Para las 09:25, los elementos de seguridad ya habían asegurado el perímetro del Cereso estatal, por lo que procedieron a ingresar a las instalaciones con el fin de retomar el control de la seguridad a su interior; lo cual consiguieron a las 10 de la mañana.

Este es el tercer hecho relevante al interior de una cárcel mexicana en lo que va del año, pues a principios de este mes se registró un motín en el penal de Apodaca, en Nuevo León, incidente en el cual resultaron heridas 56 personas, ocho de las cuales requirieron atención médica; posteriormente, diversos reclusos fueron trasladados a otra cárcel de la entidad para evitar futuros enfrentamientos.

Asimismo, el pasado 10 de enero se registró el hallazgo del cadáver de un bebé de tres meses en un basurero del Penal de San Miguel, en la capital de Puebla, menor que había sido exhumado cuatro días antes de un panteón en la alcaldía Iztapalapa de la Ciudad de México y ha levantado indignación entre la sociedad mexicana debido a la cruda naturaleza del crimen.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR