Fiscalía de Chile confirmó detención de parientes del Chapo Guzmán por narcotráfico

Tanto el CJNG como el Cártel de Sinaloa ya fueron identificadas en el país sudamericano para establecerse en la producción local de sustancias ilícitas instalando laboratorios

Los nexos del lado del Chapo Guzmán ya han sido identificados en Sudamérica (Foto: REUTERS/Henry Romero)
Los nexos del lado del Chapo Guzmán ya han sido identificados en Sudamérica (Foto: REUTERS/Henry Romero)

La Fiscalía de Chile confirmó que dos familiares de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, están detenidos en el país de Sudamérica por delitos que los vinculan al tráfico de cocaína hacia Holanda y quienes fueron asegurados en 2021.

“Están relacionadas con el Cártel de Sinaloa, que son parientes cercanos del Chapo Guzmán”, afirmó a los medios el fiscal nacional, Jorge Abbott.

Se trata de los hermanos Ricardo y Yolanda Salazar Tarriba, quienes son identificados en relación de parentesco con la primera esposa del Chapo Guzmán, María Alejandrina Salazar Hernández. Ambos fueron detenidos en marzo del año pasado y habrían operado para intentar el envío de 665 kilos del narcótico que llegarían al puerto de Rotterdam, en Europa.

“Personas privadas de libertad, donde hubo un tráfico de droga, cocaína, 600 kilos, que iban destinadas a Holanda y que vienen con personas cuya responsabilidad nosotros estamos reclamando”, explicó el fiscal sobre el caso más notorio del Cártel de Sinaloa en aquel país sudamericano.

El Ministerio Público de Chile está en procesos judiciales en contra de estas dos personas, que también estarían vinculadas por líneas de sangre con los llamados Chapitos, Iván Archivaldo y Jesús Alfredo Guzmán Salazar, por quienes Estados Unidos ofrece una recompensa de cinco millones de dólares que lleven al arresto de cada uno.

María Alejandrina Salazar Hernández es la familiar directa de los detenidos en Chile (Foto: Archivo)
María Alejandrina Salazar Hernández es la familiar directa de los detenidos en Chile (Foto: Archivo)

Según la prensa chilena, las declaraciones de Jorge Abott se dieron en el marco de la cuenta pública de la Fiscalía en Puerto Montt. Las afirmaciones fueron detalladas por Luis Toledo, director de la Unidad Especializada en Narcotráfico de la Fiscalía Nacional.

Los hermanos Salazar Tarriba fueron infiltrados por la Policía Civil de Chile tras datos aportados por la Administración del Control de Drogas de Estados Unidos (DEA). Fue así como engañaron que colaborarían para el envío millonario de drogas hasta Holanda, donde el grupo del crimen transnacional tiene nexos.

Según las investigaciones, Ricardo ingresó al país en 2020 y se movió por Iquique y Santiago. Pero tuvo un problema quirúrgico que lo llevó a ser intervenido en un centro privado conocido como Clínica Santa María. Ante esa dificultad llegó Yolanda en diciembre del mismo año y se encargó parcialmente del operativo.

Supuestamente, los oficiales infiltrados se aseguraron de un falso cargamento que se transportó vía marítima hasta Holanda y llegó a ese país el 5 de marzo. Todo fue documentado para conocer cómo trabajaba la organización criminal y no causar sospechas.

La droga era planeada para su arribo en el puerto de Rotterdam (Foto: REUTERS/Michael Kooren)
La droga era planeada para su arribo en el puerto de Rotterdam (Foto: REUTERS/Michael Kooren)

En Europa, el contenedor fue revisado por las autoridades y entonces los supuestos miembros del Cártel de Sinaloa dieron por perdido su negocio e intentaron escapar de Chile. Pero quedaron detenidos en el aeropuerto de Santiago el 10 de marzo del año pasado.

Los mexicanos están imputados en el Ministerio Público de Iquique. El hombre está tras las rejas del penal de Santiago I y su hermana en el anexo para mujeres de San Miguel. De acuerdo con la Gendarmería, los dos reciben 30 mil pesos chilenos enviados desde México para comprarse útiles básicos.

El Cártel de Sinaloa generó que la Fiscalía de Chile realizara investigaciones al norte del país entre 2012 y 2015, pero no se localizaron incursiones ni trascendieron mayores reportes. Hasta septiembre del año pasado fueron reconocidas las intenciones del grupo criminal por expandirse como punto de partida hacia Europa, pero también en el narcomenudeo local.

Chile dejó de ser un país de tránsito de droga; de hecho, carteles de México ampliamente conocidos intentan asentarse en Chile”, declaró entonces Jorge Abbott, al presentar el último informe del Observatorio del Narcotráfico en Chile.

Jorge Abbott ha declarado que los cárteles mexicanos están interesados en Chile (Foto: EFE/Alberto Valdés)
Jorge Abbott ha declarado que los cárteles mexicanos están interesados en Chile (Foto: EFE/Alberto Valdés)

“Hoy, tenemos que admitir que hemos iniciado la senda de aquellos territorios que albergan producciones locales de sustancias ilícitas y la instalación de carteles dentro de sus fronteras”, añadió.

Luis Toledo especificó que detectaron al Cártel de Sinaloa y al Cártel Jalisco Nueva Generación en diversas zonas. Para entonces ya habían sido detenidos los hermanos Salazar Tarriba y se desmanteló un narcolaboratorio en el puerto de Iquique, pues pretendían crear un derivado de marihuana. Las dos personas de Guadalajara también resultaron infiltradas en este último caso y esperan ser condenadas.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR