Paso a paso: cómo reclutan los narcos a niños a través de los videojuegos

Las autoridades mexicanas han advertido este miércoles que la profundidad de la información personal, que puede recabarse de los jugadores, ha sido aprovechada por los reclutadores narco

(Ilustración: Infobae México)
(Ilustración: Infobae México)

Las horas de ocio de los niños gamers se traducen en oportunidades para el crimen organizado, en conjunto con los datos que facilita el usuario en las diversas plataformas de videojuegos como su nombre, edad o correo electrónico.

Las autoridades mexicanas han advertido este miércoles que la profundidad de la información personal, que puede recabarse de los jugadores, ha sido aprovechada por los reclutadores narco que busca a los menores de edad para emplearlos como halcones y/o vigilantes.

Los videojuegos como Free Fire, Call of Duty, Gears of War y Grand Theft Auto V son sólo un ejemplo de una práctica generalizada. El modus operandi consiste en el acercamiento entre el criminal y los niños. Este se logra a través de las interacciones en cada plataforma. Por ejemplo, el reclutador se hace pasar por un chico interesado en las armas y la adrenalina para poder congeniar con el menor.

El avance de la amistad virtual llevará a ambos a intercambiar sus celulares y seguir la plática en aplicaciones de mensajería instantánea. La aproximación más afectiva ocurrirá cuando las dos partes se quedan de ver en algún sitio.

De acuerdo con el gobierno de México, es posible, para los reclutadores, detectar los perfiles que indican una mayor predisposición a la violencia debido a la información que comparten los menores sobre ellos.

En otras ocasiones, el acercamiento no se da con engaños, sino enganchan a los jóvenes a ser vigilantes del narco por su interés por las armas y la violencia.

En plataformas como Facebook e Instagram ha habido escándalos que han puesto el foco en ellas. Los narcos las usan para contratar personas y publicar vacantes.

(Ilustración: Infobae México)
(Ilustración: Infobae México)

De acuerdo con una investigación del diario The Wall Street Journal, desde hace al menos tres años, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, diversificó sus formas de reclutamiento y lo hizo a través del conglomerado estadounidense de redes sociales.

WSJ asegura que un policía contratado por Facebook descubrió que el cártel del narcotráfico publicaba anuncios a través de esta red social, donde ofrecía trabajo como gatillero. Una vez que las personas eran convencidas, los miembros del CJNG se encargaban de amenazarlas con no abandonar nunca el “empleo”.

Los vacantes eran publicadas en cuentas personales bajo el nombre “CJNG” —insignias del nombre Cártel Jalisco Nueva Generación — o sus derivados y solicitaban personal de entre 16 y 35 años para laborar.

Cuando encontraron los primeros perfiles y publicaciones, las autoridades de Facebook se dedicaron a la depuración de éstas; sin embargo, no se eliminaron del todo las cuentas relacionadas con la organización.

La actividad de los narcotraficantes no se limitó a la búsqueda de sicarios. El agente cibernético también halló que la organización criminal más poderosa de México utilizaba las redes sociales para presumir de su ostentosa vida y de los cientos de miles asesinatos que pesan en su contra.

En el caso de Facebook, está siendo utilizada también para lavar dinero, comunicarse con mensajes encriptados y realizar tareas de vigilancia a nivel operativo.

El 13 de enero de 2021, el CJNG incursionó en Instagram, según informa el WSJ. La primera publicación fue del video de una persona con una pistola dorada disparando a un joven en la cabeza. La siguiente publicación es una foto de un hombre golpeado atado a una silla; el siguiente es una bolsa de basura llena de manos cortadas.

El perfil permaneció activo durante al menos cinco meses antes de ser eliminado. Desde entonces, han aparecido nuevas páginas bajo el nombre de CJNG con pistolas y decapitaciones.

Según los expertos, el Cártel Jalisco y otros cárteles de la droga han encontrado una forma de expresión alternativa, y una vía para expandir su negocio. En ocasiones son usadas también para transmitir una imagen positiva. Tras el inicio de la pandemia por coronavirus, en varias regiones de México aparecieron grupos criminales repartiendo víveres.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR