La infiltración de los cárteles mexicanos en el mundo gaming: así reclutan a sus sicarios a través de videojuegos

Por las madrugadas, los padres duermen y los adolescentes toman los controles. Esto lo sabe bien el crimen organizado y por eso ha inventado una nueva forma de reclutamiento para engrosar sus filas de potenciales sicarios

Crédito: Infobae
Crédito: Infobae

En los últimos días, una investigación del diario estadounidense The Wall Street Journal reveló la forma en la que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) utiliza las redes sociales —como Twitter, Facebook y Twitter— para reclutar potenciales sicarios y engrosar sus filas.

Sin embargo, recientemente también salió a la luz un nuevo método de reclutamiento que tomó por sorpresa a propios y extraños: los videojuegos.

De acuerdo con una investigación del periodista Óscar Balderas, los reclutas del crimen organizado han puesto especial atención en las plataformas multijugador, particularmente en el caso de videojuegos como GTA, Gears of Way o Call of Duty.

Balderas advirtió sobre este nuevo modus operandi gracias a la denuncia de un adolescente, quien la madrugada del sábado 18 de septiembre recibió una invitación de un desconocido mientras jugaba en línea Grand Theft Auto 5 en su consola Xbox 360.

REUTERS/Florence Lo/Archivo
REUTERS/Florence Lo/Archivo

El nombre del jugador era “EL KIL0Z CDN”. CDN corresponden a las siglas del Cártel del Noreste. Su imagen de perfil era la de un joven de no más de 18 años con un chaleco antibalas, una pashmina y un casco militar. Pero diferencia de otras ocasiones, esta vez no se trataba de un simple admirador del cártel.

Segundos antes el “EL KIL0Z CDN” había creado dentro del videojuego un evento llamado Reclutamiento abierto: CDN Z Vieja ESCUELA 35 Batallón, el cual daba a los jugadores la opción de presionar dos botones: “estoy interesado” o “compartir esta publicación”.

De inmediato, Alfredo tomó su teléfono y fotografió la pantalla de su televisión. En una imagen quedó la evidencia del evento y en otra el perfil del reclutador, quien contaba con 228 seguidores y 6 amigos.

Sin embargo, no era la primera vez que Alfredo veía mensajes similares. En los últimos meses había visto al menos tres mas, todos iguales.

REUTERS/Florence Lo
REUTERS/Florence Lo

En una ocasión, otro presunto reclutador dijo pertenecer al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), y otro más al Cártel de Sinaloa. Los eventos advertían que buscaban gente seria. En caso de presionar el botón “estoy interesado”, se abre una ventanilla que el crimen organizado hace muy difícil volver a cerrar.

Por las madrugadas, los padres duermen y los adolescentes toman los controles. Esto lo saben bien los cárteles mexicanos, que al igual que las fuerzas de seguridad de otros países —como Estados Unidos, Alemania o la Policía de Japón— buscan identificar a jóvenes interesados en las armas, la violencia y la adrenalina.

En el caso de las redes sociales, desde hace al menos tres años, el grupo criminal liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, el Mencho, diversificó sus formas de reclutamiento y lo hizo a través del conglomerado estadounidense de redes sociales.

Foto: Especial
Foto: Especial

WSJ asegura que un policía contratado por Facebook descubrió que el cártel del narcotráfico publicaba anuncios a través de esta red social, donde ofrecía trabajo como gatillero. Una vez que las personas eran convencidas, los miembros del CJNG se encargaban de amenazarlas con no abandonar nunca el “empleo”.

Los vacantes eran publicadas en cuentas personales bajo el nombre “CJNG” —insignias del nombre Cártel Jalisco Nueva Generación— o sus derivados y solicitaban personal de entre 16 y 35 años para laborar.

La actividad de los narcotraficantes no se limitó a la búsqueda de sicarios. El agente cibernético también halló que la organización criminal más poderosa de México utilizaba las redes sociales para presumir de su ostentosa vida y de los cientos de miles asesinatos que pesan en su contra.

Según los expertos, el Cártel Jalisco y otros cárteles de la droga han encontrado una forma de expresión alternativa, y una vía para expandir su negocio. En ocasiones son usadas también para transmitir una imagen positiva. Tras el inicio de la pandemia por coronavirus, en varias regiones de México aparecieron grupos criminales repartiendo víveres.

La organización que más presencia tiene en internet es el CJNG cuyas páginas han sido encriptadas. Esto ha sido uno de los motivos de su rápida expansión, advierten los expertos y analistas en seguridad.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR