Sin vigilancia permanente y sellos de seguridad rotos: cómo está el Baby’O a una semana del incendio

La investigación —contada a cuentagotas por la fiscalía de Guerrero— sigue sin avances importantes

(Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO)
(Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO)

Pese a que la Fiscalía General del Estado de Guerrero continúa con las investigaciones sobre el incendio provocado al icónico antro de Acapulco, Baby’O,la escena del crimen luce sin vigilancia permanente y con los sellos de seguridad rotos, lo que lo hace vulnerable a una alteración del crimen.

Así lo constató Milenio Noticias, que mencionó que los sellos que fueron colocados en una de las puertas del emblemático lugar fueron descolocados.

A unas horas del crimen, la FGE puso cordones de seguridad para resguardar la escena hasta tener una evidencia clara de lo que sucedió.

(Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO)
(Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO)

A una semana del incendio provocado al icónico antro de Acapulco, Guerrero,Baby’ O, la noticia es que no hay noticia. Las investigaciones continúan sin hallazgos notables, así lo ha dado a conocer uno de los socios del lugar, Eduardo Césarman, quien hasta ahora mantiene su declaración de que el crimen no estuvo motivado por el cobro de piso que sufre la joya turística.

Césarman ha expresado que hasta el momento, la fiscalía cuenta con información sobre el crimen. Las pruebas del incendio han sido filtradas a la prensa, como un video que muestra el momento en que tres sujetos queman la discoteca.

Sobre los daños, el empresario ha dicho que todavía no determinan cuánto dinero les costará reabrir el negocio, de esto depende el tiempo de reapertura.

Luego de la difusión del material visual, los expertos en seguridad advirtieron que posiblemente el ataque al Baby’O —que ocurrió al tiempo de la toma de protesta de la alcaldesa morenista, Abelina López— sería una advertencia generalizada a las autoridades entrantes.

En ese sentido, la presidenta municipal de Acapulco, Abelina López, ha expresado que el incendio se trata de un hecho aislado de violencia y rechazó que se tratara de un mensaje a su administración.

Hasta ahora, el Baby’O continúa bajo resguardo de la Fiscalía General del Estado de Guerrero, que ya recibió del gobierno municipal de Acapulco las grabaciones de las cámaras de seguridad pública.

(Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO)
(Foto: CARLOS ALBERTO CARBAJAL /CUARTOSCURO)

El pasado viernes, se hicieron públicos los videos que demuestran que el incidente en la discoteca, ocurrido la noche del miércoles 29 de septiembre, fue un hecho causado y no un accidente como lo habían manejado las autoridades.

En la grabación, con una duración de dos minutos 20 segundos, se puede observar a dos sujetos con bidones de gasolina arribar al interior del establecimiento. Se indicó que el tercer hombre que participó en los hechos se encontraba fuera de la discoteca junto con el vigilante, quien fue sometido por los presuntos criminales sin el uso de violencia.

El combustible —presumiblemente gasolina Premium— fue rociado entre el inmobilario del antro, que desde hace 18 meses se encontraba cerrado por la pandemia por coronavirus.

Alrededor de las 20:44 horas, los sujetos incendiaron el antro que quedó consumido por el fuego. De acuerdo con la información oficial, el Baby’O cuenta con 22 cámaras de videovigilancia instaladas al interior para la seguridad de los asistentes; mientras al exterior hay 14 cámaras. Todas estaban conectadas a un sistema de alerta, es decir, los dueños podían ver en tiempo real lo que sucedia en el sitio.

Todavía las autoridades no determinan qué y quiénes pudieron haber generado el incendio. Los daños fueron todos materiales, no hay ninguna víctima mortal.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR