Gertz Manero: su familia política lo denunció ante la UIF por una millonaria cuenta en Suiza

La familia de Alejandra Cuevas, presa y acusada por el fiscal del homicidio de su hermano Federico Gertz Manero, asegura que con la persecución en su contra, el funcionario busca esconder el rastro de una fortuna obtenida de manera ilícita

Alejandro Gertz Manero, fiscal General de la República (Foto: EFE/Mario Guzmán)
Alejandro Gertz Manero, fiscal General de la República (Foto: EFE/Mario Guzmán)

El fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, fue denunciado ante la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) por presuntos nexos a (por lo menos) una cuenta de casi ocho millones de dólares en un banco de Suiza. La parte acusatoria es la familia de Alejandra Cuevas, presa desde hace casi un año acusada del homicidio del hermano del funcionario, pese a que su defensa cuenta con elementos que evidencian incongruencias en el auto de formal prisión que le fue dictado. Sus hijos aseguran que la persecución de Alejandro en contra su familia es para esconder el rastro de una fortuna obtenida de manera ilícita.

Alejandra es hija de Laura Morán, quien fue durante 50 años la pareja sentimental de Federico Gertz Manero, hermano del fiscal mexicano. Cuando falleció en 2015, ambas mujeres –junto a otra hermana de Alejandra, Laura Cuevas, quien al poco tiempo desapareció de la denuncia y es suegra del gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo– fueron acusadas de homicidio por omisión de cuidados de Federico. Pese a presentar varias pruebas que evidenciaban lo contrario, Alejandra fue encarcelada en octubre de 2020.

Alonso, Gonzalo y Ana Paula Castillo Cuevas –hijos de Alejandra– han denunciado hasta el cansancio incongruencias e injusticias en el caso de su madre. El pasado mes de mayo, compartieron con la periodista Anabel Hernández, una evidencia que consideran el verdadero motivo por el que Alejandro Gertz Manero se ensañó con su madre, su abuela y con ellos mismos tras la muerte de Federico: un estado de cuenta por casi 8 millones de dólares en un banco suizo que anteriormente se ha visto envuelto en escándalos de lavado de dinero. La cuenta no tiene nombre de algún titular sino que es manejada por “Operadora Invictus”, con domicilio fiscal en Panamá y cuyo representante fue acusado en 2019 por el delito de “patrimonio económico”.

(Carta de denuncia presentada ante la UIF)
(Carta de denuncia presentada ante la UIF)

Alonso Cuevas contó a Infobae que ni ellos ni su abuela Laura tienen conocimiento de la presunta existencia de esa o más cuentas en paraísos fiscales, sino que el recibo lo hallaron por una mera casualidad cuando ayudaban a su abuela a mudarse a casa de Alejandra, tras haber renunciado a la pensión que le había dejado Federico, dicho sea de paso, una de las condiciones que Gertz Manero habría ordenado para dejar en libertad a Alejandra, lo que evidentemente no sucedió.

No han encontrado más documentos de ese tipo. Aunque tampoco dudan que existan más cuentas así que podrían estar ligadas al fiscal. Por lo pronto, señala Alonso, este viernes llevaron la información con la que cuentan ante la UIF, liderada por Santiago Nieto, para informar sobre “posibles hechos constitutivos de delitos financieros” vinculados al fiscal Gertz Manero.

“Consideramos que las acciones de Alejandro Gertz contra mi madre, y contra mi abuela (Laura Morán Servín, pareja de su hermano durante más de 50 años), tienen como objetivo esconder el rastro de una fortuna obtenida de manera ilícita”, dice la carta firmada por Alonso –compartida con Infobae– con la que él y sus hermanos presentaron la denuncia formal en la UIF, dependencia que les aseguró que estará en contacto con ellos.

Federico Gertz Manero y Laura Morán (Foto: Cortesía familia Castillo Cuevas)
Federico Gertz Manero y Laura Morán (Foto: Cortesía familia Castillo Cuevas)

En tanto, Alejandra Cuevas está por cumplir un año en prisión, acusada por el homicidio de Federico Gertz Manero, tiene 68 años de edad y desde que fue encarcelada su salud se ha deteriorado considerablemente. Su defensa ha demostrado que los señalamientos del auto de formal prisión con el que fue condenada, son incongruentes con las pruebas y las declaraciones de testigos. Tras casi 11 meses de batalla legal, le han otorgado un amparo en contra de la sentencia que enfrenta. Ahora está a la espera de que la parte acusatoria solicite una revisión al recurso o si, en dado caso, este procederá conforme a la ley.


SEGUIR LEYENDO:





TE PUEDE INTERESAR