Entre flores, fotos y un triciclo: así velaron a Paola y Dilan, víctimas del deslave en cerro del Chiquihuite

El martes por la noche se informó que se encontraron los cuerpos de Paola y Dilan, a quienes llevaban 11 días buscando entre los escombros

Paola, Dilán y Mía murieron cuando cayeron rocas del cerro del Chiquihuite en su hogar. (Foto: Twitter/azucenau)
Paola, Dilán y Mía murieron cuando cayeron rocas del cerro del Chiquihuite en su hogar. (Foto: Twitter/azucenau)

Desde temprana hora de este miércoles, familiares y amigos velan los cuerpos de Paola y su hijo Dilan, de tan solo cinco años de edad, de quienes fueron rescatados sus cuerpos el martes, entre los escombros que dejó el derrumbe del cerro del Chiquihuite, luego de 11 días de búsqueda.

La mañana de este miércoles, comenzaron a llegar familiares y amigos al domicilio ubicado en la colonia Lázaro Cárdenas, en el municipio de Tlalnepantla, en el Estado de México, en donde se lleva a cabo el funeral de las víctimas del derrumbe. En el velorio hubieron fotografías de las víctimas, flores blancas y un triciclo del pequeño Dilan. En la puerta del domicilio se colocaron un moño negro y uno blanco.

Durante la noche del martes, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJ-Edomex) informó que los cuerpos fueron reconocidos y entregados a los familiares.

Y es que luego de 11 días de labores de búsqueda, el alcalde de Tlalnepantla, Raciel Pérez, confirmó que el personal de rescate localizó cerca de los 20:45 horas los cuerpos sin vida de las dos personas que quedaban sepultadas por el derrumbe de pedruscos del Cerro Chiquihuite en varias casas de la colonia San Lázaro.

El menor y su madre fueron velados este miércoles. Fotos: Rogelio Tinoco
El menor y su madre fueron velados este miércoles. Fotos: Rogelio Tinoco

Se trata de Paola Campos Robles, de 22 años y de su hijo Dilan, de sólo cinco años. El alcalde señaló que después de que los binomios caninos ubicaron sus restos bajo los escombros, se intensificaron las maniobras de extracción a pesar de la amenaza de lluvia.

Cabe mencionar que desde este lunes personal de especializado apuntaló el apilado rocoso para dar seguridad al equipo que hará maniobras.

Carca de las 22:00 horas, las autoridades agregaron que los cuerpos de Paola y Dilan fueron trasladados en ambulancia al Instituto de Salud del Estado de México y luego a la Fiscalía estatal para realizar las diligencias correspondientes.

El pasado 14 de septiembre se rescató el cuerpo sin vida de la pequeña Mía, la otra hija de Paola, de tres años de edad. Con la extracción de todos los cuerpos, podrán darse por concluidas las labores del rescate. El saldo final fue de cuatro fallecidos y solo un sobreviviente.

En el velorio hubieron fotos de las víctimas, flores blancas y un triciclo. Fotos: Víctor Sánchez
En el velorio hubieron fotos de las víctimas, flores blancas y un triciclo. Fotos: Víctor Sánchez

A pesar de los pronósticos, Jorge, esposo de Paola y padre de Mía y Dilan, quien se encontraba trabajando en el momento de la tragedia, solicitó a las autoridades entre lagrimas que recuperaran pronto sus sus cuerpos con o sin vida.

“Donde encontraron uno, debe estar el otro, estamos con Dios y le pedimos mucho para que salgan y despedirlos como se merecen”, mencionó el joven.

Por otra parte, ante el riesgo que prevalece en la ladera, el gobierno federal emitió este martes Declaratoria de Emergencia Extraordinaria para el municipio de Tlalnepantla, en el Estado de México.

Así lo informó la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) a través de sus redes sociales. La dependencia indicó que esta medida permitirá a las autoridades correspondientes contar con recursos para atender las necesidades alimenticias, de abrigo y salud de la población afectada.

Dilan, el pequeño de 5 años que perdió la vida en la tragedia del Cerro del Chiquihuite (Foto: Cobupem)
Dilan, el pequeño de 5 años que perdió la vida en la tragedia del Cerro del Chiquihuite (Foto: Cobupem)

Pérez Cruz explicó que debido al deslave del pasado 10 de septiembre la inestabilidad del terreno es aún mayor, por lo que incluso, se redujo el número de elementos del cuerpo de rescatistas durante las labores.

“El problema ya no es tanto las piedras que han caído, sino las que aún pueden caer”, que también puede ser de cientos de toneladas, aseveró.

Mientras que Samuel Gutiérrez Macías, coordinador General de Protección Civil y Gestión Integral del Riesgo del Estado de México, afirmó que la zona de alto riesgo se mantiene en un radio de 200 metros y que de las 141 familias notificadas que deben desalojar sus viviendas, 117 (70%) han decidido abandonar sus hogares para acudir a los albergues instalados por el gobierno municipal, otras se van con familiares y amigos.

En tanto, al corte de este martes, el “Centro de atención a personas afectadas por el deslave del cerro El Chiquihuite”, censó a 227 familias de las cuales 214 podrían ser reubicadas a suelo seguro, debido a que sus lotes se ubican dentro del perímetro de 200 metros cuadrados del desgajamiento, registrado en la esquina de las calles Excursionistas de Chimalhuacán y Alacranes.

El centro de atención se instaló el pasado domingo en la Casa de Cultura Lázaro Cárdenas, en calle Excursionistas Acayucan manzana, y estará abierto en horario de lunes a domingo de 10:00 a 17:00 horas.

SEGUIR LEYENDO:


TE PUEDE INTERESAR