Por qué Germán Larrea es el empresario más misterioso de México

El dueño de Grupo México posee la segunda mayor fortuna del país, solo por detrás de Carlos Slim Helú

Germán Larrea es el segundo hombre más rico de México y su patrimonio neto es de 27 mil 110 millones de dólares, según Forbes (Foto: Cuartoscuro)
Germán Larrea es el segundo hombre más rico de México y su patrimonio neto es de 27 mil 110 millones de dólares, según Forbes (Foto: Cuartoscuro)

Germán Larrea Mota Velasco es el segundo hombre más rico de México, solo por detrás de Carlos Slim Helú, también conocido como el “magnate de las telecomunicaciones”. De acuerdo con Forbes, su riqueza está valorada en 27 mil 110 millones de dólares, cifra obtenida de sus negocios adscritos al ramo de la minería, a través de uno de los conglomerados más importantes del sector en territorio nacional: Grupo México.

En el último año, la riqueza de Germán Larrea aumentó 146.5% gracias al incremento en los precios del cobre, oro y plata; siendo uno de los empresarios que más creció su fortuna en el contexto de la pandemia por COVID-19 y con la que nuevamente logró posicionarse como el segundo hombre más rico de México, desbancando al dueño de TV Azteca y del consorcio Grupo Salinas.

Aunque su fortuna está reconocida a nivel nacional e internacional por Forbes, se sabe muy poco sobre la vida del magnate que ha estado al frente de Grupo México desde hace más de 20 años, ya que él quedó al frente de los negocios iniciados por su padre Jorge Larrea Ortega, el patriarca de una de las familias más acomodadas del país que comenzó a portar ese dote desde el llamado “milagro mexicano”.

Hasta 2014, la única fotografía que se conocía de Germán Larrea de manera pública  era borrosa y en blanco y negro (Foto: Especial)
Hasta 2014, la única fotografía que se conocía de Germán Larrea de manera pública era borrosa y en blanco y negro (Foto: Especial)

Una de las principales cualidades del magnate de la minería, quien también es conocido como el “rey del cobre”, es que se ha mantenido muy alejado de los reflectores, no acostumbra asistir a eventos sociales ni a lugares públicos. Además, muy pocas personas han logrado verlo y fotografiarlo, lo cual le ha permitido pasar desapercibido en restaurantes e incluso viajar al extranjero, según la periodista Dolia Estévez.

La primera foto del empresario, con alta definición, que circuló a nivel nacional fue tomada durante el sexenio del priista Enrique Peña Nieto, en la cual el primer mandatario estrechó la mano con Larrea durante una reunión llevada a cabo con el consejo consultivo de Grupo Financiero Banamex. Ésta fue publicada en el sitio web de la Presidencia de la República y antes de este retrato, la única imagen conocida del “rey del cobre” era una fotografía borrosa en blanco y negro que, se dice, fue obtenida de su licencia de conducir.

Cabe destacar que la fotografía en la que apareció con el ex mandatario fue tomada mientras Larrea se encontraba en el ojo del huracán debido a la falla estructural de un contenedor de su mina Buenavista del Cobre que provocó el derrame de sulfato de cobre en los ríos Sonora y Bacanuchi, cuyo desastre fue catalogado como el “peor desastre ecológico” en la historia del país y que dejó a miles de habitantes sin agua limpia en el año 2014.

Después del derrame de sulfato de cobre, Germán Larrea fue captado con el presidente de México por primera vez (Foto: Presidencia de México)
Después del derrame de sulfato de cobre, Germán Larrea fue captado con el presidente de México por primera vez (Foto: Presidencia de México)

Aunque la apariencia física del empresario fue un misterio por varios años, también datos esenciales de su biografía han sido considerados como “vagos” por la periodista Dolia Estévez y diversos medios de circulación nacional, ya que se desconoce con exactitud su edad, pese a que se ha asegurado que nació el 8 de julio de 1941. De este modo, el empresario tendría ya 80 años cumplidos. También se dice que está casado y que tiene al menos dos hijos, aunque nunca se han revelado sus identidades.

SEGUIR LEYENDO: