Es oficial: el polémico operador de AMLO, Gabriel García Hernández, volvió al Senado con Morena

El coordinador de los senadores del partido, Ricardo Monreal, confirmó este lunes el regreso del otrora líder de los “servidores de la Nación” y de Cristóbal Arias, ex candidato por otro partido a gubernatura de Michoacán

García Hernández era hasta hace unas semanas el coordinador general de los programas sociales del gobierno de AMLO (Foto: Cuartoscuro)
García Hernández era hasta hace unas semanas el coordinador general de los programas sociales del gobierno de AMLO (Foto: Cuartoscuro)

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, el partido en el poder, le dio la bienvenida este lunes a su grupo parlamentario a Gabriel García Hernández, el polémico operador del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que se reincorporó luego de tres años al frente de la coordinación general para la entrega de programas sociales del gobierno federal.

Además, Monreal también recibió con gusto al senador Cristóbal Arias, quien estuvo ausente algunos meses del Senado para ser candidato a la gubernatura de Michoacán con otro partido, Fuerza por México, afín a Morena.

“Hoy se reincorporaron formalmente al Senado y a nuestro Grupo Parlamentario de Morena los senadores Gabriel García Hernández y Cristóbal Arias Solís. Bienvenidos, nuestro grupo se fortalece con su capacidad y talento”, señaló el coordinador morenista en sus redes sociales.

En el caso de Arias, había dudas sobre si sería recibido en Morena de regreso tras su aventura en las elecciones pasadas, debido a que, luego de no conseguir la candidatura a la gubernatura de Michoacán con el partido guinda, aceptó abanderar al partido rosa, pero Monreal este lunes echó por la borda todos los rumores.

Monreal se reunió con los senadores García Hernández y Arias tras su regreso al grupo parlamentario oficialista (Foto: Cortesía Morena)
Monreal se reunió con los senadores García Hernández y Arias tras su regreso al grupo parlamentario oficialista (Foto: Cortesía Morena)

Aunque la participación de Arias en las urnas fue anecdótica e incluso Fuerza por México perdió el registro luego de no pasar el umbral mínimo del 3% necesario para mantenerse con vida ante el INE (Instituto Nacional Electoral).

Por su parte, García Hernández, una de las figuras más cercanas a López Obrador desde los inicios de su relación en el año 2000, vuelve tras unas elecciones intermedias donde no pudo consolidar en las urnas todas las expectativas que se esperaban de su labor al frente de los llamados “servidores de la Nación” y de la coordinación general de Programas para el Desarrollo, los programas sociales del sexenio.

Los primeros rumores tras su salida del gabinete de AMLO, sobre todo en una posición tan trascendental para la actual administración, indicaban que García Hernández regresaría al Senado, donde tomó posesión en septiembre de 2018 pero cuyo escaño dejó poco tiempo después para sumarse al gabinete, para sustituir a Monreal como jefe de los senadores de la mayoría.

Monreal, uno de los aspirantes y serios candidatos a suceder a López Obrador en 2024, podría ser solicitado por el gabinete para impulsar, como ya lo hizo en el Senado en los últimos tres años, las principales iniciativas, proyectos y deseos del mandatario mexicano y de su autodenominada “Cuarta Transformación”.

Arias y García Hernández se incorporaron de inmediato a la bancada de Morena en el Senado (Foto: Cortesía Senado)
Arias y García Hernández se incorporaron de inmediato a la bancada de Morena en el Senado (Foto: Cortesía Senado)

Sin embargo, por ahora se mantendrá como líder del oficialismo en el Senado, donde el resto de su grupo parlamentario, incluidos sus aliados el PT (Partido del Trabajo), PES (Partido Encuentro Social) y PVEM (Partido Verde Ecologista de México) han cerrado filas entorno a su liderazgo.

Incluso los senadores opositores lo han colocado como un buen presidente de la Jucopo (Junta de Coordinación Política), que reúne a todos los líderes de los partidos en la Cámara Alta. Además, García Hernández desmintió que su regreso al Senado estuviera destinado a arrebatarle el poder en el Senado, ni nada por el estilo.

Y es que el otrora poderoso operador de López Obrador cayó de la gracia presidencial, no sólo por la falta de resultados en las elecciones intermedias del 6 de junio pasado, sino por las acusaciones en su contra por posible corrupción.

Asimismo, había señalamientos desde distintos puntos al interior de Morena que acusan a García Hernández de haber buscado consolidar a sus coordinadores estatales como abanderados del partido, lo cual habría provocado la fractura que impidió un triunfo absoluto en los comicios, al no haber presentado a los mejores perfiles como candidatos.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR