Asesinaron al “Pollero”, ex aspirante de Morena en Chiapas

En mayo pasado, el político con pasado priista había denunciado un conflicto campesino en el municipio de Venustiano Carranza

Juárez Díaz se dedicaba al acrianza de pollos (Foto: Facebook/Francisco Román Juárez Díaz)
Juárez Díaz se dedicaba al acrianza de pollos (Foto: Facebook/Francisco Román Juárez Díaz)

Durante la noche de este miércoles, se informó sobre el asesinato de Francisco Román Juárez Díaz, alias “El Pollero”, ex candidato del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para la alcaldía de Venustiano Carranza, en Chiapas.

Los primeros reportes señalaron que el político, de pasado priista, recibió al menos tres balazos mientras se encontraba dentro de su vehículo marca Mazada, de color gris con negro, en las calles del municipio de Tuxtla Gutiérrez.

Algunos reportes mencionaron que los hechos ocurrieron la mañana de este 23 de junio, cuando “El Pollero” viajaba en la colonia Castillo Tielemans. Al encontrar el cuerpo, las autoridades lo habían identificado como un ex policía, sin embargo, al realizar las primeras indagatorias, detallaron que se trataba del morenista.

La escena del crimen fue asegurada y las autoridades correspondientes comenzaron con la investigación para dar con los responsables de este asesinato.

Juárez Díaz era originario del municipio Nicolás Ruíz. Contaba con una vivienda sobre el tramo carretero Pujiltic-Tuxtla Gutiérrez, a la altura de El Cascajal, dentro de la demarcación que lo vio crecer.

Fue asesinado con al menos tres balazos en su cuerpo (Foto: Twitter/@LPueblo2)
Fue asesinado con al menos tres balazos en su cuerpo (Foto: Twitter/@LPueblo2)

Su principal actividad económica era la crianza de pollos, hasta lo identificaron como parte de la Organización Campesina Emiliano Zapata (OCEZ-Región Carranza), pero el pasado 6 de junio intentó gobernar el territorio de donde era originario, pero no lo logró.

Las últimas publicaciones que realizó en redes sociales fueron en el mes de mayo. El 10 de ese mes, envió un mensaje de felicitación por el Día de la Madre. Y cinco días antes, colocó un video en donde hizo un llamado a las autoridades estatales y federales para detener la violencia generada en Venustiano Carranza, derivada de un conflicto campesino.

Esta agresión se suma a los 102 políticos asesinados, 36 de ellos aspirantes y candidatos a distintos cargos, que se registraron en México el pasado proceso electoral, de acuerdo con la consultoría Etellekt.

De acuerdo con su “Séptimo informe de violencia política en México”, del 7 de septiembre de 2020 hasta el 6 de junio pasado, se registraron un total de 1,066 agresiones en contra de políticos, de los cuales 102 fueron homicidios.

La violencia se extendió a los 32 estados del país y abarcó 576 municipios (29 ciudades capitales incluidas), lo que representa un aumento de 38% respecto al proceso electoral 2017-2018.

Durante el proceso electoral, 102 candidatos y aspirantes fueron asesinados (Fotos: Facebook/Twitter/Abel Murrieta/Alma Barragán/ Aristoteles Sandoval)
Durante el proceso electoral, 102 candidatos y aspirantes fueron asesinados (Fotos: Facebook/Twitter/Abel Murrieta/Alma Barragán/ Aristoteles Sandoval)

La consultoría destacó que estos hechos afectaron mayoritariamente a políticos y aspirantes opositores a los gobiernos de los estados en el 75% de los casos.

Etellekt detalló que no obstante la implementó una estrategia de protección para los candidatos por parte del gobierno federal, “no fue diferente a la que ya se había presentado en procesos electorales previos. La estrategia federal se orientó a brindar protección a las personas candidatas a diputaciones federales y a gobernadores, sin realizar un trabajo de evaluación de riesgos que permitiera adoptar medidas preventivas”, señaló.

También resaltó el hecho de que las autoridades estatales, responsables de brindar protección a los candidatos y candidatas a cargos de elección municipales, actuaron de manera reactiva “y fueron incapaces de prevenir ataques que costaron más vidas humanas”.

Respecto a la protección brindada por el gobierno federal, destacó que “no fue afortunada la manera en que el Ejecutivo federal optó por invadir la esfera de competencia de las autoridades locales al señalar supuestos avances en las investigaciones que solo corresponde a las Fiscalías de los estados desarrollar e informar”.

Además -detalló Etellekt- el Ejecutivo federal advirtió en diversas ocasiones que se trataba de delitos perpetrados por el crimen organizado, prejuzgando sobre la naturaleza de los delitos y adjudicando la responsabilidad a presuntos grupos del crimen que no han sido plenamente identificados; “peor aún, criminalizando a las víctimas”.

SEGUIR LEYENDO