“Seguirá aullándole al Penacho de Moctezuma”: Fernández de Cevallos sobre la respuesta de EEUU a López Obrador

El panista celebró la reacción de Joe Biden y aseguró que México no volverá a enviar una nota diplomática a Estados Unidos

México envió una nota diplomática al gobierno de Estados Unidos luego de que comprobara que una agencia gubernamental de ese país, (Foto: Cuartoscuro)
México envió una nota diplomática al gobierno de Estados Unidos luego de que comprobara que una agencia gubernamental de ese país, (Foto: Cuartoscuro)

Tras el paso de las elecciones, la visita de Kamala Harris y la relación de México con Estados Unidos tomó el foco de atención. En especial, después de que el gobierno vecino no contestara la solicitud de Andrés Manuel López Obrador para que dejaran de financiar proyectos opositores a su partido.

Sobre esto habló Diego Fernández de Cevallos, ex candidato presidencial que se ha convertido en uno de los principales críticos del gobierno. Primero, desde su cuenta de Twitter aseguró que López Obrador se equivocó al pensar que con Joe Biden en el poder “solo tendría un cambio de pareja”.

Desde su punto de vista, el tabasqueño “no advirtió que E.U. tiene a un estadista, no a un loco demagogo con el que seguiría haciendo un dueto vernáculo. Después de la respuesta de Biden a López Obrador, éste ya no le mandará una Nota Diplomática para que nos devuelvan Texas; seguirá aullándole a la luna por el Penacho de Moctezuma”.

Por otro lado, en una columna de opinión publicada en Milenio, el panista señaló que la nula respuesta a la nota diplomática de México fue un “tenga para que aprenda” de parte de Biden, quien, según Fernández de Cevallos, habría soltado una carcajada si no fuera por las investiduras del destinatario.

el panista señaló que la nula respuesta a la nota diplomática de México fue un “tenga para que aprenda” (Fotoarte: Steve Allen)
el panista señaló que la nula respuesta a la nota diplomática de México fue un “tenga para que aprenda” (Fotoarte: Steve Allen)

Hace un mes, México envió una nota diplomática al gobierno de Estados Unidos luego de que comprobara que una agencia gubernamental de ese país, financia económicamente al grupo “Mexicanos contra la Corrupción e Impunidad” (MCCI), que encabeza Claudio X. González, grupo al que López Obrador ligó a su crítico.

La controversia entorno al financiamiento revela tres cosas para Fernández de Cevallos: si MCCI lucha contra la corrupción, “el rechazo gubernamental implica una confesión de parte, en el sentido de que este gobierno es corrupto y actúa en la impunidad; por eso le incomoda y la difama”.

En segundo, señaló que la organización no es enemiga del gobierno, pues fue creada en 2016 para denunciar una infinidad de corruptelas y, por último, reconoció que hace un servicio importante para México.

“Quien fue por lana salió trasquilado”, escribió. “porque el yanqui bien sabe de pejelagartos bolivarianos y no olvida el grosero apoyo que durante la campaña presidencial recibió Trump del de aquí”.

Bajo estos términos, el gobierno mexicano no recibió respuesta a la solicitud de López Obrador. “Me imagino —lo digo en plan chocarrero— que el patriota de Palacio ya no enviará la ‘atenta nota diplomática’ en la que pediría al Imperio que nos devuelva Texas. ¡Seguirá reclamando el penacho de Moctezuma!”, finalizó en la columna.

El Jefe Diego fue ligado a grupos opositores por López Obrador (Foto: @DiegoFC / Twitter)
El Jefe Diego fue ligado a grupos opositores por López Obrador (Foto: @DiegoFC / Twitter)

El señalamiento de López Obrador hizo que Fernández de Cevallos escribió una carta en la que le reclamó el haberlo relacionado en “una maniobra ilegal e inmoral” para facilitar la devolución de “miles de millones de pesos de impuestos” para beneficiar a una empresa refresquera.

Al finalizar su carta, El Jefe Diego, como muchos le llaman, retó al presidente de México a que lo invitara a Palacio Nacional. Según lo escrito, esto con el fin de que el mandatario le muestre las pruebas que sustenten tal acusación, y que el ofendido pueda responder ante ellas, si el presidente decidiera no aceptar tal reto, “resultará simplemente un difamador cobarde”.

SEGUIR LEYENDO: