El 6 de junio los mexicanos aprobarán la revolución de la 4T

*Por José Narro Céspedes

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador EFE/ Sáshenka Gutiérrez/Archivo
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador EFE/ Sáshenka Gutiérrez/Archivo

La elección del 6 de junio es, en términos reales, un plebiscito a la Cuarta Transformación. El lunes 7 los mexicanos habremos de ratificado, o no, la gestión de Andrés Manuel López Obrador y el inicio de la revolución que significa el luchar contra la corrupción y poner a los más pobres como la prioridad de esta administración.

La elección que se dará en 10 días es desde hoy, atípica, pues han generado un interés raramente puesto en una elección intermedia. Es común que, sin candidatos a la presidencia en las boletas, el interés ciudadano para participar se vea disminuido, sin embargo, la fuerza de la figura de nuestro presidente ha crecido y sigue siendo, como en 2018, el objetivo a vencer del PRIAN y satélites.

La derecha no ha podido construir un discurso sólido para crecer como oposición. Sólo culpan a nuestro presidente de los lamentables resultados que ellos forjaron durante las administraciones del PRI y el PAN. La 4T tiene 2 años en el poder, pero el PRI, con todos sus malos gobiernos y el PAN con 2 sexenios en la presidencia decidieron, en su mundo color de rosa, que la 4T es la culpable del desastre que ellos provocaron.

El 6 de junio habrá elecciones intermedias en México
El 6 de junio habrá elecciones intermedias en México

La derecha se empeña en olvidar que la pobreza, el atraso, las violencias, la falta de oportunidad de empleo y de educación, el miedo y el conjunto de males de este país fueron provocados por años de administraciones dañinas encabezados por la clase política que mintió, engaño y traicionó al pueblo. Por ello quieren engañar nuevamente al pueblo acusando a Andrés Manuel López Obrador por las acciones de corrupción y rapiña que ellos nos heredaron.

En 10 días nos jugamos la renovación de la Cámara de Diputados, es decir, se elegirán 300 diputaciones por el principio de mayoría relativa y 200 diputaciones por representación proporcional, además de 21,383 cargos, entre diputaciones locales, presidencias municipales, sindicaturas, regidurías y 15 gubernaturas.

Se prevé la participación de 94,800 ciudadanas y ciudadanos inscritos en el padrón electoral; unos cinco millones más que en 2018. Para ello será necesaria la instalación de 161,000 casillas de votación, 4,000 más que cuando hubo elección presidencial. Para lo cual deberán contratarse más de 50,000 supervisores y capacitadores estatales, según estimaciones del INE.

10 entidades implementarán el voto electrónico para los mexicanos residentes en el extranjero: Baja California Sur, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Zacatecas y el diputado migrante de Jalisco.

Las elecciones serán decisivas para el proyecto de Morena (EFE/ José Méndez/Archivo)
Las elecciones serán decisivas para el proyecto de Morena (EFE/ José Méndez/Archivo)

El 6 de junio es, aunado al gran reto de llevar a cabo una elección tan grande, una lucha entre 2 proyectos. Por una parte, el PRIAN, aliados y satélites quiere reconstruir un país donde la corrupción, el moche, la transa diseñaron políticas de Estado para hacer fortunas obscenas sobre la mitad de la población mexicana que sobrevive en la miseria.

Por otra, la Cuarta Transformación encabezada por Andrés Manuel López Obrador, llegó al poder para romper con los círculos de corrupción y de manejo clientelar de la riqueza nacional. El proyecto de la 4T está fundamentado en el beneficio de las clases menos favorecidas, sin intermediarios y sin manejos electorales del presupuesto; en una política de ahorro y austeridad para impulsar proyectos que beneficien al pueblo, no a los de arriba. Ganamos para hacer de la honestidad la máxima virtud de los que detentan el gobierno.

Esto ha construido un gobierno fuerte, con calidad moral para tomar decisiones y con amplio reconocimiento nacional a pesar de los intentos de la derecha y del crimen organizado por desestabilizar al país sembrando un clima de odio, división, mentira y violencia.

Foto: Presidencia de México
Foto: Presidencia de México

Según el ejercicio estadístico diario sobre la aprobación o desaprobación de la gestión del presidente Andrés Manuel López Obrador de Consulta Mitofsky, hoy (26 de mayo) goza de una aprobación del 55.6%, con lo cual, su gestión, es un hecho, tiene cabal salud.

Los mexicanos, lo afirman todas las encuestas, están con la 4T y nuestro presidente, no cabe duda, no regresaremos al régimen que construyó el andamiaje de la desigualdad. Vamos a ganar. La historia nos dará la razón.

*Senador de la República por el Estado de Zacatecas, en representación del partido Morena

SEGUIR LEYENDO:


MÁS LEIDAS AMÉRICA