SCJN suspendió una granja porcina acusada de contaminación en Yucatán

El aumento de la demanda de carne de cerdo a nivel nacional e internacional ha derivado en el incremento de la producción porcícola en la Península de Yucatán

Imagen de archivo de una granja de cerdos en Kenyon, Minnesota, EEUU. 23 abril 2020. REUTERS/Nicholas Pfosi
Imagen de archivo de una granja de cerdos en Kenyon, Minnesota, EEUU. 23 abril 2020. REUTERS/Nicholas Pfosi

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) de México determinó este miércoles la suspensión definitiva de una granja porcina en el estado de Yucatán, en el sureste del país, señalada de contaminante, la cual deberá permanecer cerrada hasta que se resuelva el juicio de manera definitiva.

Mediante un comunicado, la organización Kanan ts’ono’ot, representantes de la infancia maya de Homún, Yucatán, y la organización no gubernamental Indignación informaron la suspensión definitiva contra la granja de la empresa “Producción Alimentaria Porcícola” (PAPO) en favor de las niños del pueblo maya de Homún.

Señalaron que la decisión de la Corte “vuelve a darle la razón al pueblo maya de Homún”, particularmente a los niños mayas que, a través de una demanda de amparo, lograron parar la granja de 49.000 cerdos, desde el 9 octubre de 2018, cuando se les concedió la primera suspensión.

En la nota se apunto que la decisión “permite proteger el derecho a la salud, al medio ambiente y a una vida digna para las niñas y niños del pueblo maya de Homún”.

REUTERS/Fabrizio Bensch
REUTERS/Fabrizio Bensch

Además, al mismo tiempo sienta las bases para la resolución final, la cual todavía está por resolverse en el Juzgado Segundo de Distrito en el estado de Yucatán.

En marzo de 2020, la ONG Indignación señaló que la presencia de megagranjas porcinas en Yucatán ponía en riesgo el acuífero de la entidad ya que provocaban afectaciones ambientales en distintos pueblos y comunidades.

Además, señaló que el aumento de la demanda de carne de cerdo a nivel nacional e internacional ha derivado en el incremento de la producción porcícola en la Península de Yucatán en las granjas de la entidad, las cuales contaminan el agua y el suelo debido a los desechos de los animales.

Precisamente uno de esos proyectos perjudicaba a la comunidad de Homún, donde a finales de 2016 se comenzó a instalar la granja “Producción Alimentaria Porcícola”, conocida como PAPO.

REUTERS/Stringer
REUTERS/Stringer

Según los especialistas, en el enclave de Homún se ubica precisamente en la reserva geohidrológica “Anillo de los Cenotes”, la reserva de agua dulce más importante en México.

A partir del caso de Homún, se han sumado distintos pueblos con afectaciones ambientales debido a la presencia de las granjas porcícolas en la región. Entre estos, las localidades Kinchil, Tabi, San Fernando o Maxcanú, entre otros.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR