“Yo no soy responsable”: conductor del tren contó como vivió el terrible desplome del metro en línea 12

Rodrigo García Flores señaló que se encontraba en el último recorrido del día cuando ocurrió el suceso que dejó 25 personas fallecidas

Derrumbe del Metro Línea 12, entre las estaciones Olivos y Tezonco (Foto: Facebook / @csdrones)
Derrumbe del Metro Línea 12, entre las estaciones Olivos y Tezonco (Foto: Facebook / @csdrones)

Rodrigo García Flores, conductor del metro de la Ciudad de México que se desplomó el lunes pasado en la estación Olivos de la línea 12, contó el minuto a minuto de como fue que vivió el terrible momento.

El trabajador recalcó que, a las 10:20 de la noche, conducía el último recorrido del día en el tren económico 19 que iba dirección Tezonco hacia Olivos cuando algo inesperado ocurrió.

“Antes de llegara la estación Olivos, siento que el tren se levanta. Al sentir el levantamiento yo volteo a ver enfrente porque los cables de la catenaria se empiezan a mover. Entonces volteo y veo en mi monitor corriente cortada, disyuntores y veo que se empiezan a apagar las pantallas. Bloqueo el tren, el tren se sigue deslizando hacia enfrente y entonces llega el momento en el que se detiene”, narró Rodrigo García para el noticiero de Ciro Gómez Leyva.

Asimismo, destacó que, al momento en que el tren se frenó por completo, él destrabó la puerta y salió de la cabina para observar qué estaba ocurriendo.

Salgo y me asomo hacia atrás para ver lo que pasó. Yo veo humo hasta el fondo, es en ese momento donde yo procedo a avanzar hasta la parte adelante del andén para yo comunicarme con el puesto control de línea y les informo que querían corte de corriente.
Un hombre observa hoy el retiro de un vagón del metro de la línea 12 que colapsó en la noche del lunes, en la Ciudad de México (México). EFE/ Carlos Ramírez
Un hombre observa hoy el retiro de un vagón del metro de la línea 12 que colapsó en la noche del lunes, en la Ciudad de México (México). EFE/ Carlos Ramírez

El conductor del convoy en cuestión, también informó sobre el humo que vislumbró y ahondó en que ya había personas abandonando los vagones. Por su parte, los interlocutores instaron a Rodrigo a que intentara calmar a los usuarios y mantuviera la calma.

“Procedo a avanzar y empiezo entre los vagones a avisarles por las ventanas: “Todo está tranquilo, hubo corte de corriente, vamos a desalojarlos ahorita, tranquilos por favor” [...] Y hubo un momento en que me encontré a mi compañero jefe de estación con que él era el que estaba sacando a la gente de por atrás”, externó.

Después de encontrarse con su compañero, este le dijo que había ocurrido un descarrilamiento y ambos se dedicaron a desalojar los trenes y a desbloquear puertas o abrirlas manualmente. Pero al llegar al último vagón, fue cuando se percató de la gravedad de la situación, pues el tren estaba incompleto.

Cuando yo entro en el último vagón hay tres personas desmayadas, estaban inconscientes, no se movían, entonces hubo una parte en donde hubo un brazo que la verdad yo.... había un poli que me decía: “¿Qué hacemos con el brazo?” y yo le decía que no movieran nada, dejen que entre personal ahorita a sacar a las personas.
l conductor del tren empezó  desalojar a las personas que pudo y permitió que aquellos que estuvieran acompañados, permanecieran juntos (Foto: Twitter/SGIRPC_CDMX)
l conductor del tren empezó desalojar a las personas que pudo y permitió que aquellos que estuvieran acompañados, permanecieran juntos (Foto: Twitter/SGIRPC_CDMX)

Tras estas imágenes, el conductor del tren empezó desalojar a las personas que pudo y permitió que aquellos que estuvieran acompañados, permanecieran juntos. Posteriormente, escuchó ruido en los vagones que habían caído y acudió junto con personal de policía auxiliar.

Empezamos a escuchar ruidos y a preguntar: “¿Hay alguien ahí?” y empiezan a golpear por dentro. Entonces empezamos a ver por donde para sacar a la gente y estaba todo inclinado. Estaba todo desecho, no había ni por donde entrar, corríamos el riesgo de hasta colapsar toda la estructura y caer hasta abajo [...] a mi parecer, la gente que se quedó inconsciente ahí, esto se levantó y la gente se elevó y se ha de haber golpeado [...] donde va el enganche se desprendió completamente todo eso.

García Flores destacó que, dentro de todo, que el convoy no tuviera corriente fue algo que ayudó a que toda la situación no empeorara, porque en caso contrario, aseguró que incluso hubiera podido haber algunas personas electrocutadas debido a los altos voltajes que maneja el metro.

“No todo es en manos del conductor, sino también hay otras terceras personas que entran en esta situación, que no sólo somos nosotros. Que hay más. Lamento la perdida de familiares, creo yo que no soy responsable de lo que sucedió y que en realidad hay momentos en los que uno no sabe lo que puede suceder ”, concluyó.

Cabe recordar que, la noche del lunes 3 de mayo, una estructura colapsó en la Línea 12 del metro de Ciudad de México, dejando como saldo 25 personas muertas.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, informó que la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV) fue la elegida y será la encargada de realizar el peritaje externo con el fin de conocer cuáles fueron las causas que provocaron el desplome de una estructura en la Línea 12 del Metro.

SEGUIR LEYENDO: