“El dinero no es el objetivo”: la regla de Carlos Slim para crecer como empresario y mantener los pies en la tierra

El dueño de Grupo Carso mantiene un estilo de vida ecuánime y sostiene que es una “locura” pensar que la riqueza compra la felicidad

El multimillonario mexicano Carlos Slim ha dicho que su fin no es la riqueza. EFE/José Méndez/Archivo
El multimillonario mexicano Carlos Slim ha dicho que su fin no es la riqueza. EFE/José Méndez/Archivo

Con una fortuna estimada en 62 mil 800 millones de dólares, según la revista Forbes, y varias empresas a su cargo, entre las que destacan América Móvil, Grupo Carso, Condumex, Grupo Sanborns, Telmex, Grupo Financiero Inbursa, entre otras, Carlos Slim es el hombre con más riqueza en México, y ocupa el número 16 entre los más ricos del mundo.

El hombre de origen libanés ha trabajado duro a lo largo de su vida para posicionarse en ese puesto, y aunque ha tenido altibajos a lo largo de su carrera, es una realidad que es considerado una persona exitosa.

Slim es Ingeniero egresado de la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y desde niño tuvo una educación financiera que le enseñó su padre, tanto a él como a sus hermanos, para poder organizar su dinero de forma correcta.

En diversas conferencias, entrevistas y pláticas que ha dado Slim Helú, ha compartido algunos consejos sobre la manera en que entiende las finanzas y la forma en que practica el comercio.

Para el empresario, la educación es muy importante para que una sociedad funcione.  REUTERS/Henry Romero/File Photo
Para el empresario, la educación es muy importante para que una sociedad funcione. REUTERS/Henry Romero/File Photo

Uno de ellos, es que el empresario asegura que el dinero no es su objetivo, sino el desempeño de sus proyectos. Esto lo dijo en una entrevista para el medio CNN, luego de que un conductor le preguntara sobre su manera “modesta” de vivir.

“El dinero no es el objetivo. El objetivo es hacer crecer a las compañías, que se desarrollen, que sean competitivas. Estar en diferentes áreas, ser eficiente, tener un gran equipo humano al interior de las compañías y velar por el desarrollo humano de la gente dentro de estas compañías porque no puedes hacer nada sin capital humano, sin un equipo humano”, dijo en aquella ocasión el empresario de ahora 81 años.

Para Slim, la riqueza no es un bien para despilfarrar, pues su meta siempre ha sido reinvertir la riqueza para crear más riqueza. “El fruto de la riqueza son los ingresos y es importante desarrollar la distribución de ingresos”, afirmó.

Otro consejo que ha compartido el exitoso empresario, es el de dar una importancia central a la educación. “Mientras mejor educación tengas, serás una mejor alternativa, tendrás mejores ofertas para realizar distintos empleos”, consideró durante otra entrevista con la prensa.

También ha declarado que “la libertad solo está limitada por la responsabilidad y el interés por aprender y saber. Es pasar de memorizar para un corto plazo de conocimiento, a razonar, a investigar, a innovar. Aprender a aprender, es lo que necesitamos, pasar del texto al contexto, de pasar de ser una educación dogmática a la reflexión, la discusión y de escuchar pasivamente a debatir, a discutir, a entender, a investigar, a informarnos”.

De 2010 a 2013 fue el hombre más rico del mundo, superando incluso al estadounidense Bill Gates.
De 2010 a 2013 fue el hombre más rico del mundo, superando incluso al estadounidense Bill Gates.

Slim también piensa que creer que el dinero compra la felicidad es una locura. “Es una locura, creer que la felicidad viene al adquirir muchas cosas materiales, tener 20 o 30 automóviles último modelo o 40 relojes. Creo que eso no es felicidad. Cuando haces algo como eso quiere decir que tienes algún problema. No consigues saciarte”, dijo en otra ocasión.

Otra de las reglas para el éxito a la que se ha referido Slim, es la de encontrar lo positivo en la adversidad. En una entrevista, declaró que “hay ya desde hace muchos años los efectos de una nueva civilización que estamos viviendo, una civilización que se ha llamado de diversas formas, tecnológicas, del conocimiento, y que se ha manifestado especialmente, en los últimos 20 años. Esa revolución tecnológica, esa civilización tiene cambios, y los cambios crean crisis, sobre todo hay resistencia a los cambios etcétera, y lo importante será que todos estemos conscientes de que hay cambios qué hacer y nos avoquemos a conducirlos”.

También el empresario ha hablado sobre “mantener los pies en la tierra”. En otra entrevista, declaró que “lo normal, lo básico, es siempre tener los pies en la tierra. La gente que levita, que flota, eso no es normal. Creo que todo hombre con privilegios, tiene también responsabilidades, y todo aquél que tiene claras sus responsabilidades , posee también compromisos”.

Carlos Slim nació en la Ciudad de México el 28 de enero 1940. Se posicionó, de 2010 a 2013 como el hombre más rico del mundo, superando incluso al estadounidense Bill Gates.

Estuvo casado con Soumaya Domit por 33 años, con quien tuvo seis hijos. Soumaya falleció en 1999. El magnate mexicano no se volvió a casar.

SEGUIR LEYENDO: