Qué es una perturbación atmosférica, fenómeno registrado en Baja California

Protección Civil del estado aclaró que no se trató de un sismo a pesar de las vibraciones en puertas y ventanas

El choque de una onda fría con una cálida provocó el fenómeno (Foto: EFE)
El choque de una onda fría con una cálida provocó el fenómeno (Foto: EFE)

Durante los primeros minutos de este 15 de abril, habitantes del estado de Baja California registraron vibraciones en puertas y ventanas de sus hogares, por lo que supusieron que un sismo de pequeña magnitud había sucedido.

Sin embargo, el Servicio Sismológico Nacional (SSN) no alertó sobre ningún movimiento telúrico, por lo que el fenómeno acontecido en el estado del norte no surgió del suelo, sino de alguna otra parte.

La incertidumbre de los ciudadanos fue disipada cuando Protección Civil del estado de Baja California aclaró que “Hasta este momento los instrumentos sísmicos de diversas instituciones no tienen registro de algún evento cercano a Baja California. El evento de vibraciones reportadas por la población está relacionada con una ‘Perturbación Atmosférica’”.

Esta información fue otorgada por el Reporte Sismológico Cicese, institución que aclaró: “No fue un sismo. Hace unos minutos, en la ciudad de Ensenada, se registró una perturbación atmosférica. A diferencia de los sismos, estas perturbaciones son detectadas porque retumban las ventanas e incluso techos, pero el movimiento no proviene del suelo”.

Instituciones estatales aseguraron que no se trató de ningún sismo (Foto: Facebook/PC Baja California)
Instituciones estatales aseguraron que no se trató de ningún sismo (Foto: Facebook/PC Baja California)

Medios locales de Baja California aseguraron que Protección Civil aclaró que esta “perturbación atmosférica” se suscitó debido a un choque de una onda cálida con una fría, fenómeno que causó el movimiento de las estructuras en partes de la entidad, como Ensenada y Tijuana.

Cabe recordar que el pasado miércoles 10 de marzo, residentes de Tijuana vivieron minutos de tensión al enfrentarse a un fenómeno similar, pues cerca de las 17:00 horas, los cristales de las ventanas comenzaron a tronar.

Aunque la expresión suena alarmante, en realidad este fenómeno meteorológico es más común de lo que parece. Se trata de un estado atmosférico que ocurre cuando se registra una variación en variables como la temperatura o la presión. Esta inestabilidad altera las condiciones atmosféricas y provoca vientos fuertes y precipitaciones.

Debido a que la atmósfera se encuentra principalmente hecha de gases, responde a cualquier alteración, lo que provoca la generación de ondas mecánicas para recuperar el equilibrio.

El Frente Frío 50 se mantendrá en la zona noreste de México (Foto: Twitter SMN/Conagua Clima)
El Frente Frío 50 se mantendrá en la zona noreste de México (Foto: Twitter SMN/Conagua Clima)

Sin importar que la atmósfera quede a miles de kilómetros de distancia, las ondas se propagan hasta llegar a la superficie terrestre, donde causan algunos movimientos, como los registrados en Baja California, pues transportan energía en forma de calor y energía cinética.

Estas ondas son importantes para los meteorólogos, pues con ellas se realizan los pronósticos del tiempo basados en modelos numéricos, ya que tienen que incluirse en cualquier modelo global o de simulación de acuerdo con la región. Además, su estudio es esencial para explicar algunos incidentes comunes con los cambios de temperatura.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), este 15 de abril, en la península de Baja California, habrá cielo medio nublado durante el día y sin lluvia. Además de un ambiente frío al amanecer en zonas serranas del estado y caluroso por la tarde. Con vientos del oeste de 20 a 30 km/h con rachas de 50 a 60 km/h en la región.

Asimismo, se espera que el frente No. 50 se mantenga como estacionario sobre el noreste del territorio nacional, lo que ocasionará fuertes rachas de viento en dicha región, así como lluvias y chubascos acompañados de tormentas eléctricas y posible caída de granizo en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. Por otro lado, un canal de baja presión en interacción con la entrada de humedad del Golfo de México y el calentamiento diurno, provocará lluvias y chubascos vespertinos acompañados de tormentas eléctricas y posibles granizadas.

SEGUIR LEYENDO