Cuál es el motivo por el que Roberta Jacobson invitó a los migrantes a no cruzar la frontera entre México y EEUU

Por el momento 1,400 personas ya fueron aceptadas y su situación migratoria fue atendida

En la imagen, la coordinadora de la frontera sur en la Casa Blanca, Roberta Jacobson (Foto: EFE/EPA/Al Drago)
En la imagen, la coordinadora de la frontera sur en la Casa Blanca, Roberta Jacobson (Foto: EFE/EPA/Al Drago)

Roberta Jacobson, coordinadora de Asuntos para la Frontera Sur de Estados Unidos, informó que 1,400 migrantes que se encontraban en México ya fueron recibidos en el país, sin embargo, remarcó que la frontera está cerrada y que el viaje es muy arriesgado, por lo que invitó a que por ahora los interesados en cruzar se queden en casa.

El viaje es muy peligroso y la gente realmente no debería llegar a EE.UU. en una manera irregular, la frontera está cerrada”, aseguró la funcionaria este 10 de marzo en conferencia de prensa.

Según Debbie Lesko, representante republicana por Arizona, las políticas migratorias del presidente Joe Biden incentivan a miles de migrantes indocumentados, incluyendo niños, a viajar miles de kilómetros desde sus países de origen para llegar a la frontera sur con México, quedando a “a merced de peligrosos carteles”, durante su trayecto.

Roberta Jacobson señala que aún es peligroso para los migrantes viajar a EEUU sin papeles (Foto: REUTERS/Tom Brenner)
Roberta Jacobson señala que aún es peligroso para los migrantes viajar a EEUU sin papeles (Foto: REUTERS/Tom Brenner)

Jacobson señaló que además de haber aceptado a 1,400 migrantes que estaban varados en México en espera de resolver sus solicitudes de asilo, se reactivará el programa de menores centroamericanos, para que los niños se reúnan con sus familiares que residen legalmente en Estados Unidos.

Apuntó que “llevará tiempo revertir” los daños que ocasionó Donald Trump al sistema migratorio. “No solo fueron negligentes con nuestro sistema migratorio. Las empeoraron intencionalmente”, dijo.

En ese sentido, aseguró que el objetivo del nuevo mandatario es “garantizar que la gente no haga el peligroso viaje y encuentre oportunidades de desarrollo económico y seguridad en casa”.

Una de esas acciones para lograrlo, es lograr la aprobación en el Congreso por un paquete de USD 4 mil millones durante cuatro años para combatir de raíz las situaciones que obligan a las personas a huir del Triángulo Norte de Centroamérica (El Salvador, Honduras y Guatemala), como son la “corrupción, violencia, devastación económica”.

Familias de migrantes centroamericanos intentan subirse al tren la "Bestía", a las afueras de la ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila (México) a la espera de llegar a la frontera estadounidense (Foto: EFE/ Miguel Sierra/Archivo)
Familias de migrantes centroamericanos intentan subirse al tren la "Bestía", a las afueras de la ciudad de Saltillo, en el estado de Coahuila (México) a la espera de llegar a la frontera estadounidense (Foto: EFE/ Miguel Sierra/Archivo)

Aseguró que esos fondos no llegarán a las manos de los mandatarios de los países que ayudarán, sino a las organizaciones que combaten directamente esos problemas.

“Nada del dinero que queremos obtener del Congreso y de los contribuyentes de Estados Unidos irá a los líderes de esos Gobiernos, sino a las comunidades para entrenamiento, mitigación del cambio climático, prevención de violencia. En otras palabras, va para la gente que de otra manera migraría por no tener esperanza”.

Reveló Jacobson que el sector privado también estará involucrado en el proceso, pues “por mucho tiempo han pagado sueldos menores, invadido y hoy debe ser parte de la solución”.

Muchos migrantes viajan con niños, poniéndolos en riesgo (Foto: REUTERS/Adrees Latif)
Muchos migrantes viajan con niños, poniéndolos en riesgo (Foto: REUTERS/Adrees Latif)

Recordó que de las primeras acciones del Gobierno de Joe Biden fue frenar el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP) o Quédate en México que Trump pactó con México para que los solicitantes de asilo esperaran en la frontera durante meses y hasta años para que se resolviera su situación.

Jacobson aseguró que se cerró “una de las caras más peligrosas del MPP, el campo de migrantes de Matamoros”, al comenzar a permitir su entrada al país.

No obstante, aunque ya hayan recibido a una gran cantidad de personas, tras pasar las medidas requeridas como un examen negativo de COVID-19, y estén trabajando arduamente para revertir las políticas migratorias de Donald Trump, no detalló cuándo habrán acabado de procesar los casos de los solicitantes que aún faltan.

En una entrevista que dio Jacobson el pasado 17 de febrero, dijo que tratarán de revisar “lo más rápido posible” las casi 25,000 solicitudes de asilo que aguardan en México desde antes de la pandemia.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR