“No puedo claudicar”: Rosario Robles reveló por qué decidió no declararse culpable en el caso de la Estafa Maestra

A través de una carta publicada en su cuenta de Twitter, la ex secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), confesó que las jóvenes manifestantes del #8M21 le dieron una gran lección

Desde agosto de 2019, Robles Berlanga está privada de su libertad (Foto: Twitter/Rosario_Robles_)
Desde agosto de 2019, Robles Berlanga está privada de su libertad (Foto: Twitter/Rosario_Robles_)

Aprovechando la jornada llena de emociones que dejó el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, Rosario Robles Berlanga, ex funcionaria federal que hoy se encuentra presa por el presunto desvíos de recursos, señaló que las jóvenes le dieron una lección, por lo que actuará de manera “valiente y empoderada” ante los señalamientos en su contra.

A través de una carta publicada la tarde de este martes, en su cuenta de Twitter, la ex secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) durante el sexenio del ex presidente priista Enrique Peña Nieto (2012-2018), expresó cómo las manifestantes mexicanas la inspiraron para desistir de su propuesta de declararse culpable en el caso de la “Estafa Maestra”.

El #8M21 las mujeres convirtieron los muros de opresión en espacios de creatividad y libertad. No puedo claudicar a pesar de que a mí también me aprisionan las murallas de la infamia. He decidido retirar mi petición de procedimiento abreviado y esperar que la justicia se imponga
(Foto: Twitter/Rosario_Robles_)
(Foto: Twitter/Rosario_Robles_)

En su escrito, Robles Berlanga, de 64 años de edad, reiteró que siempre ha estado dispuesta a colaborar con la autoridad, e incluso argumentó que se presentó a todas sus audiencias: “Pero siempre será con la verdad. No con la mentira”.

Además, dijo que toda su vida ha “luchado” para que las mujeres “no callen y denuncien, para que alcen la voz”; por ello, sostuvo que no puede actuar de otra manera.

Cabe mencionar que es la única ex secretaria de Estado del gobierno de Enrique Peña Nieto en estar encarcelada (acusada del uso indebido del servicio público en el caso de La Estafa Maestra, cargo que no amerita prisión preventiva) y aunque en un inicio buscó ser testigo colaborador de la Fiscalía General de la República (FGR), e incluso, ofreció declararse culpable a fin de enfrentar su proceso en libertad, este martes 9 de marzo, decidió no hacerlo y optó por ir a juicio.

La también ex titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), tomó esta decisión ante lo que ella califica como una “obstaculización sistemática” por parte de las autoridades, ante cualquier posibilidad de lograr un acuerdo.

Rosario Robles llega para comparecer por segunda ocasión ante un juez de Ciudad de México, acusada por la Fiscalía de permitir el desvío de más de 5.000 millones de pesos (Foto: EFE)
Rosario Robles llega para comparecer por segunda ocasión ante un juez de Ciudad de México, acusada por la Fiscalía de permitir el desvío de más de 5.000 millones de pesos (Foto: EFE)

“La justiciable exige bajo esta perspectiva que ante las actuales circunstancias tenga un trato procesal justo y no basado en rencillas personales o por su condición de mujer, porque de lo que se trata es buscar la verdad y la justicia y no un proceso fundado en ánimos venganza y violencia política”, señala un escrito presentado por su abogado el lunes por la noche.

En una constante injustificada, las autoridades ministeriales y del Poder Ejecutivo Federal han decidido someterla a un proceso penal en el que existe la intencionalidad de mantenerla en prisión a toda costa y bajo cualquier circunstancia, negándole la posibilidad de lograr una negociación, a la que cualquier persona tiene derecho

En la acusación formal de la FGR, se le solicitaba a la ex secretaria de Estado, además del pago de la reparación de daño por el monto total que ascendía a 5 mil 500 millones de pesos, que se le impusieran 21 años de prisión, esto porque se le acusa de dos cargos de ejercicio indebido del servicio público agravado, pues el delito se cometió cuando era servidora pública.

 (Infografía: Infobae, Jovani Silva)
(Infografía: Infobae, Jovani Silva)

Sin embargo, en el escrito que envió ese 3 de marzo, Rosario Robles afirmó que la reparación de daño que solicitaba la FGR no procedía, pues a ella no se le acusaba directamente de cometer el desvío de recursos o peculado, sino de una conducta de omisión.

Tras esto, rechazó el pago de la reparación de daño exigida por la FGR, y a cambio ofreció pagar aproximadamente 5 mil 337 pesos, lo equivalente a una multa de 30 Unidades de Medida de Actualización por cada cargo.

También, en aquella ocasión, propuso pasar seis años en la cárcel, dos por cada cargo de ejercicio indebido del servicio público y uno más en cada uno por el agravante que se le aplica.

SEGUIR LEYENDO: