“El presidente está mal informado”: Rosario Robles aclaró a AMLO que no está obligada a devolver dinero de la “Estafa maestra”

El presidente acusó que la ex secretaria de Estado con Peña Nieto debería reparar daños de corrupción

Rosario Robles está en la cárcel desde hace más de un año (Foto: Cuartoscuro)
Rosario Robles está en la cárcel desde hace más de un año (Foto: Cuartoscuro)

Rosario Robles aclaró al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que ella no está acusada por delitos de corrupción, sino por haber sido omisa ante el desvío de recursos en el caso de la “Estafa maestra”, de ahí que tampoco debe reparar el daño ni devolver el dinero “robado”.

“Las declaraciones de hoy demuestran que el presidente está mal informado. No estoy acusada de un delito de corrupción, sino de omisión, lo q no supone reparación del daño”, publicó la ex funcionaria en su cuenta de Twitter.

El presidente comentó durante su conferencia de este viernes que Rosario Robles debía devolver los recursos malversados y obtener su libertad, de la cual está privada desde hace más de un año.

“Eso lo ve la Fiscalía. Sí, como regla nosotros planteamos que en donde se demuestre que hubo corrupción, tiene que haber reparación del daño. Pensamos que esto es necesario, el que se reintegre, que se recupere si no todo lo que se robaron, porque fue muchísimo, que se consiga lo más que se pueda”, señaló.

El Jefe del Ejecutivo insistió que para alcanzar un acuerdo, Robles tendrá que regresar “lo que se sustrajo indebidamente”, pero enfatizó que es un asunto de la FGR (Video: Gobierno de México)

A pesar de que López Obrador dijo que la Fiscalía General de la República (FGR) llevaba el caso, no dejó de manifestar su opinión al respecto. Ahora la ex secretaria de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), lamentó que el presidente interfiriera en un proceso judicial, es decir, fuera del ámbito del Ejecutivo.

Lamentable q se interfiera en asuntos de un órgano autónomo. La República sin equilibrio de poderes no lo es”, aseveró Rosario Robles.

La ex funcionaria ha propuesto declararse culpable, pero sin retribuir recursos desviados en las dependencias que tenía a su mando; está presa porque la FGR ha argumentado que, de seguir su proceso en libertad, podría sustraerse de la justicia.

El 24 de noviembre del año pasado aceptó cooperar con las autoridades, pero ese acuerdo no se ha concretado y ella decidió que pasará seis años en prisión mediante procedimiento abreviado, pero sin reintegrar más de cinco mil millones de pesos que le imputan, no intervino para prevenir que fueran desviados a campañas electorales.

AMLO insistió que para alcanzar un acuerdo, Robles tendrá que regresar “lo que se sustrajo indebidamente”, pero enfatizó que es un asunto de la FGR.

Robles y López Obrador fueron jefes de gobierno de la Ciudad de México y dirigentes nacionales del PRD (Foto: Especial)
Robles y López Obrador fueron jefes de gobierno de la Ciudad de México y dirigentes nacionales del PRD (Foto: Especial)

“Debería de regresar lo que se sustrajo indebidamente, pero eso es un asunto que la Fiscalía debe decidir, porque nosotros tenemos ese criterio, pero es la Fiscalía la que decide de manera autónoma”, dijo.

Fue arrestada el 13 de agosto del 2019, con lo cual lleva más de un año privada de su libertad, en tanto se amplían las investigaciones. Unos cinco días antes de aquella detención, había acudido a comparecer por voluntad, pues dijo que no tenía nada qué esconder y prepararía su defensa.

Según las acusaciones en su contra, Robles Berlanga estaría implicada en el desvío de poco más de 5,073 millones de pesos en la “Estafa maestra”, mecanismo para otorgar contratos a universidades y empresas fantasmas, que se encargarían de ejecutar obras y servicios referentes a programas sociales, pero en realidad, el dinero habría sido triangulado para financiar campañas electorales.

Cuando estalló el escándalo por la “Estafa Maestra”, el presidente Enrique Peña Nieto la respaldó y le comentó que no se preocupara. Lejos y vacías quedaron las palabras de aquel 19 de abril del 2013 pronunciadas en Zinacantán, Chiapas. El pasado 26 de febrero fue su audiencia intermedia, pero la determinó que no existían las condiciones para realizar un proceso abreviado, por lo que el procedimiento se mantiene hasta el próximo 26 de marzo.

SEGUIR LEYENDO:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS