Sicarios del CJNG presumen su botín de guerra: un impresionante camión monstruo que arrebataron a Cárteles Unidos

Desde 2019, las huestes de Nemesio Oseguera Cervantes mantienen una disputa con los grupos criminales locales en Michoacán

CJNG se exhibe con un camión monstruo

La violencia y los enfrentamientos armados se palpan en cualquier comunidad de Michoacán (al centro oeste de México). Esta vez han sido los miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quienes a través de un video se jactan de su victoria ante sus enemigos de Cárteles Unidos.

Su trofeo: un vehículo con blindaje artesanal —conocido también como camión monstruo— que presuntamente le arrebataron a sus acérrimos rivales. “Otro regalito, pura gente del señor Mencho, pura cuatro letras”, se escucha decir a los gatilleros que portan armas largas y equipo táctico con las insignias CJNG.

Michoacán, como la mayor parte del país, convive desde hace meses con esta realidad. En este punto del país, el Cártel Jalisco Nueva Generación ha extendido sus tentáculos para hacerse con el control del crimen organizado. Aquí tiene abierta su propia guerra contra una alianza de grupos criminales locales denominada Cárteles Unidos, que mantiene sitiados a plomazos a varios habitantes de Tierra Caliente.

De vez en cuando, en esta guerra que soportan los pobladores, surgen grupos de autodefensa, algunos de ellos vinculados al narcotráfico.

Recientemente el director de Lantia Intelligence y consultor en seguridad, Eduardo Guerrero, advirtió que la célula criminal de Cárteles Unidos ha formado alianzas con el Cártel de Sinaloa, bajo el mando de Ismael el “Mayo” Zambada, con el fin de frenar el avance del CJNG en la entidad michoacana.

Según Guerrero, se trata de una estrategia de la organización de Sinaloa. Pactar treguas con bandas delictivas locales y financiar su guerra, de este modo los sicarios podrán resistir indefinidamente el conflicto que mantienen con el cártel de las cuatro letras.

Hasta el momento, la táctica de Cárteles Unidos consiste en cooptar o apoyar a grupos criminales de narcotraficantes, huachicoleros y autodefensas.

En el análisis Evaluación Nacional de la Amenaza de Drogas 2020, de la DEA, se advierte que detrás de la expansión de la organización criminal de Nemesio Oseguera Cervantes, el “Mencho”, en Michoacán se encuentra una perversa unión con el cártel de la Familia Michoacana.

Con esta banda delictiva, que se creía disminuida en poder, el CJNG estaría ampliando sus conexiones a Tierra Caliente.

Un inmueble cuyo exterior tiene las insignias LNFM, La Nueva Familia Michoacana, que habría formado alianzas con el CJNG (Foto: JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN/ CUARTOSCURO)
Un inmueble cuyo exterior tiene las insignias LNFM, La Nueva Familia Michoacana, que habría formado alianzas con el CJNG (Foto: JUAN JOSÉ ESTRADA SERAFÍN/ CUARTOSCURO)

En 2019, las huestes del cártel de las cuatro letras invadieron Michoacán. Ese año ocurrió una de las peores escenas de terror, que se creían terminadas en los años más sangrientos de la guerra contra el narcotráfico. Catorce policías estatales fueron asesinados por el CJNG, que los acusaba de servir a grupos criminales rivales.

Después de 18 meses, esos grupos se unieron para hacerle frente al CJNG, formando así Cárteles Unidos. La guerra ha involucrado armas de alto poder, aeronaves Black Hawk, drones, vehículos monstruo, y asesinatos brutales de sicarios y civiles.

Por desgracia, parece no haber ley ni autoridad que se imponga y salvaguarde a los habitantes del flagelo que se adueñó de las comunidades.

SEGUIR LEYENDO:


MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS