Así es el laboratorio mexicano que envasará la vacuna Oxford - AstraZeneca para su distribución en toda América Latina

Esta empresa farmacéutica se encargará de completar el proceso de estabilización, fabricación y envasado del medicamento

En marzo de 2019, Liomont inauguró su planta farmacéutica más moderna en el Estado de México. (Foto: Liomont)
En marzo de 2019, Liomont inauguró su planta farmacéutica más moderna en el Estado de México. (Foto: Liomont)

El primer lote de la sustancia activa llegó a México, donde se envasarán 6 millones de vacunas de Oxford-AstraZeneca.

Gracias a la estrategia para distribuir la vacuna en América Latina, el producto fabricado en el laboratorio argentino mAbxience fue trasladado a las instalaciones mexicanas de Liomont, el laboratorio que se encargará de completar el proceso de estabilización, fabricación y envasado del medicamento, debido a su relevancia en la fabricación de medicamentos a nivel mundial.

Esta empresa farmacéutica se fundó en 1938 y en la actualidad cuenta con una de las plantas más modernas en Latinoamérica, la cual se inauguró en marzo del 2019 y se ubica en el municipio de Ocoyoacac, Estado de México. Cabe mencionar que en ese evento estuvo el actual vocero de la pandemia en el país, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell.

Dentro de la planta se producen medicamentos inyectables, vacunas e incluso terapias contra la artritis reumatoide. Cuenta con tecnología de aisladores, los cuales, según la farmacéutica, garantizan la esterilidad de los productos que desarrollan.

Liomont ha sido destacado por las autoridades gubernamentales como un laboratorio “con alto sentido de responsabilidad social, preocupado y ocupado por el bienestar de la sociedad”. Además, es una fuente de empleos importante en el sector para el país, pues da trabajo a 1,500 personas.

Carlos Slim Domit señaló cuáles serán los laboratorios que se encargarán de producir la vacuna en América Latina. (Foto: Presidencia)
Carlos Slim Domit señaló cuáles serán los laboratorios que se encargarán de producir la vacuna en América Latina. (Foto: Presidencia)

Tiene un capacidad de producción de 120,000,000 de unidades al año y puede desarrollar productos de prescripción y de libre venta. Su relevancia es tal en el mercado farmacéutico que ocupa el puesto número ocho a nivel nacional en la actualidad.

En mayo de 2020, junto a otros laboratorios que forman parte de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifarma) donó 88 respiradores artificiales para la atención de casos graves de COVID-19 a diversas instituciones de salud pública, como el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán y al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), entre otros.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dio a conocer los detalles del acuerdo entre el gobierno de México, de Argentina, la farmacéutica AstraZeneca y la Fundación Slim para producir y distribuir la vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford.

La estimación actual para la producción iría de 150 a 250 millones de vacunas. (Foto: Amanda Perobelli/Reuters)
La estimación actual para la producción iría de 150 a 250 millones de vacunas. (Foto: Amanda Perobelli/Reuters)

“El propósito de AstraZeneca, de la Fundación Slim y de la Universidad de Oxford no es el lucro, es garantizar que América Latina tenga acceso a esta vacuna y esa misma es la motivación del gobierno de México y del de Argentina”, comentó el canciller para después detallar que la estimación actual para la producción iría de 150 a 250 millones de vacunas.

También resaltó el hecho de que a partir de este acuerdo, los tiempos para que la región obtenga una vacuna se reducirán de manera importante, pues si antes se pensaba que el medicamento podría tardar más un año en llegar a la población, “se adelantaría seis o siete meses y esa diferencia es todo para la economía y la salud”.

En este sentido destacó que la participación de la Fundación Slim será de suma relevancia para poder garantizar el inicio de la producción “en tiempo y forma”, mientras que los gobiernos se encargarán de la distribución y administración de las vacunas con los diferentes países.

MÁS SOBRE ESTE TEMA