La directora del Metro de CDMX destacó la importancia del pilotaje automático para la seguridad de usuarios

Florencia Serranía informó sobre los avances en restablecimiento a 12 días del incendio en el edificio principal del STC

El sistema de pilotaje automático es uno de los elementos que garantiza la seguridad en la circulación de los trenes (Foto: Galo Cañas/cuartoscuro.com)
El sistema de pilotaje automático es uno de los elementos que garantiza la seguridad en la circulación de los trenes (Foto: Galo Cañas/cuartoscuro.com)

Florencia Serranía, directora general del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM), informó sobre los avances en el restablecimiento del servicio. En esta ocasión explicó la importancia del sistema de pilotaje automático en la seguridad de circulación de los trenes. Además recalcó la finalización de otros procesos de rehabilitación que permitirán el restablecimiento del servicio el próximo lunes.

La seguridad en el servicio del metro depende de tres elementos fundamentales. Además del sistema de telemetría y el de comunicación Tetra, el tercer componente es el pilotaje automático de los trenes. Se trata de una serie de elementos de equipamiento y señalización ubicados a lo largo de las vías que trabajan en conjunto con los equipados en el tren.

De acuerdo con Serranía Soto, todas las vías que componen la red del Metro se encuentran divididas en circuitos. Cada uno de ellos cuenta con señalizaciones especiales que registran el paso de los convoyes y se comunican con un programa embarcado a bordo de las unidades.

Esquema de seguridad en el Metro de la Ciudad de México (Foto: Twitter@MetroCDMX)
Esquema de seguridad en el Metro de la Ciudad de México (Foto: Twitter@MetroCDMX)

Gracias al programa de señalización de la vía, los trenes no pueden desplazarse de un circuito a otro si no existe una distancia de seguridad de 200 metros entre cada uno de ellos. Después de monitorear su posición exacta en el camino, la distancia de seguridad es indicada a través de los semáforos colocados a lo largo del túnel. Así, para que el tren pueda emprender su marcha, al menos dos luces rojas deben estar encendidas en el camino.

Aunque los trenes, generalmente, se encuentran tripulados por conductores capacitados, no son ellos quienes controlan la marcha del tren. Por el contrario es a través del pilotaje automático, y de la vigilancia desde los Puestos de Control (PC), que las unidades circulan de forma segura. Los conductores a bordo ejercen el control manual del convoy sólo en casos especiales, siempre recibiendo instrucciones del personal ubicado en el PC.

“La seguridad de los trenes y su circulación dependen del pilotaje automático”, aseguró la directora del STCM.

Florencia Serranía Soto brindó un informe de avances en el restablecimiento del servicio del STC (Foto: Twitter@MetroCDMX)
Florencia Serranía Soto brindó un informe de avances en el restablecimiento del servicio del STC (Foto: Twitter@MetroCDMX)

Así, la coordinación entre el pilotaje automático de los trenes; el sistema de Telemetría Metro, indicador de la posición en tiempo real y estado de seguridad de los trenes; y la comunicación Tetra, entre operadores y el PC, será reafirmada cuando se realicen los recorridos de prueba en trenes no tripulados durante el fin de semana.

OTROS AVANCES EN EL STCM

Para que el Metro pueda volver a brindar su servicio habitual debe restablecerse la energización, cuyas pruebas se han reportado de manera satisfactoria. De igual forma, debido a la inactividad en las vías a lo largo de 12 días, el personal ya trabaja en el desazolve de las instalaciones hidráulicas de las estaciones.

Por otro lado, la entrada en operación con sistemas de seguridad y control para cada línea presenta avances del 80%. Además, debido a que no se han podido encaminar recorridos de prueba por las vías, la verificación de los sistemas de control y pilotaje automático se encuentran en proceso.

Para resarcir las limitaciones en la movilidad, se han establecido nuevas rutas provisionales a lo largo de las 3 líneas inhabilitadas (Foto: Twitter@MetroCDMX)
Para resarcir las limitaciones en la movilidad, se han establecido nuevas rutas provisionales a lo largo de las 3 líneas inhabilitadas (Foto: Twitter@MetroCDMX)

En tanto, en el conjunto Delicias del STC en el Centro Histórico, se ha concluido con la revisión en el funcionamiento de los transformadores 2, 3 y 4 ubicados al interior del edificio siniestrado. El Puesto Central de Control (PCC) al exterior del edificio ya fue montado en su totalidad, al igual que la rehabilitación de la conexión de los transformadores hacia el PCC.

Acerca de la remoción de escombros y limpieza, ésta presentó un avance del 20% y se ha realizado de manera paralela de acuerdo con el avance de los peritajes.

De acuerdo con el calendario, la Línea 1 entrará en operaciones el lunes 25 de enero, una semana después lo hará la línea 3 y, finalmente, la línea dos se habilitará ocho días después.

MÁS SOBRE EL TEMA