Cronología del dolor: así fue la explosión que mató a 137 personas hace dos años en Tlahuelilpan

La tragedia en el estado de Hidalgo comenzó a las 14:30 horas, cuando se descubrió una toma clandestina en un ducto de Pemex

Explosión en Tlahuelilpan (Foto: Cuartoscuro)
Explosión en Tlahuelilpan (Foto: Cuartoscuro)

Han pasado 2 años de la tragedia y el dolor permanece en las tierras de Tlahuelilpan, en el estado mexicano de Hidalgo. El 18 de enero de 2019, fecha que quedará enmarcada como un episodio espinoso en la memoria nacional, una toma clandestina de Petróleos Mexicanos (Pemex) explotó en la comunidad de San Primitivo. Gritos de terror, fuego incesante y ciudadanos tratando de sofocar el estruendo. A continuación te contaremos la cronología de lo que sucedió aquel día.

De acuerdo con información del Gobierno de México, el saldo de la explosión en Tlahuelilpan fue de 137 muertos. Todo inició a las 14:30 horas, cuando se descubrió una toma clandestina sobre el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula.

A las 15:45 horas la noticia del ducto comenzó a expandirse por el área y las aglomeraciones de gente no se hicieron esperar, pues uno de sus principales objetivos era conseguir combustible. Elementos del Ejército mexicano invitaban a la gente a desalojar la zona para evitar cualquier accidente; sin embargo, las palabras de los uniformados no fueron escuchadas.

El reloj marcaba las 17:00 horas y los refuerzos llegaron al lugar. Al sitio arribó personal de la Gendarmería Nacional y, treinta minutos más tarde, acudieron refuerzos de la Sedena, quienes insistieron en el llamado a la población civil a moverse del sitio para que no hubiese algún tipo de problema.

Alrededor de las 18:20, las autoridades mexicanas optaron por suspender el bombeo del ducto. Posteriormente, se lograron cerrar las válvulas de succionamiento bajo el objetivo de que el área por donde se extendía la fuga se redujera.

El tiempo no se detuvo y 32 minutos después, específicamente a las 18:52 horas, el cuerpo de Bomberos de Tlahuelilpan recibió un reporte de “explosión e incendio” por una toma clandestina. La pesadilla se hacía realidad, pues en redes sociales surgían imágenes de personas trasladadas al hospital por haber sufrido quemaduras.

Todo inició a las 14:30 horas, cuando se descubrió una toma clandestina sobre el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula.
(REUTERS /Josue Gonzalez)
Todo inició a las 14:30 horas, cuando se descubrió una toma clandestina sobre el kilómetro 226 del ducto Tuxpan-Tula. (REUTERS /Josue Gonzalez)

A las 19:50 horas se formó la Sala de Crisis de la División de Inteligencia de la Policía Federal. El objetivo de este sitio improvisado era atender lo más rápido posible a los afectados. Al interior del departamento trabajaban elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Sedena, de la Marina, de Gobernación, de la Fiscalía General de la República y de Pemex.

Los Bomberos comenzaron a construir los preparativos para sofocar las llamas hacia las 20:00 horas y a las 20:22 horas se creó el Comité Nacional de Emergencia, cuyo fin era coordinar las actividades del gobierno federal con el Cenapred, Sedena, Semar, Secretaría de Salud, Pemex, Centro Nacional de Inteligencia e IMSS, entre otras.

Entre las 20:34 y las 20:50 horas, llegaron personal de la Cruz Roja y la Dirección General de Riesgos de la Secretaría de Salud para coordinar los actos y apoyar a los heridos. Posteriormente, Pemex también comenzó a coordinar actividades y llevar a los heridos a los hospitales de la Ciudad de México.

Pasadas las 21:07 horas, el gobierno de la capital envió cuatro helicópteros equipados a modo de ambulancias con médicos y paramédicos. A las 21:20, Pemex informó que el suministro de gasolina en la Ciudad de México no se vería afectado por el accidente y un minuto después, los primeros nueve lesionados de gravedad fueron atendidos en Tula, Hidalgo.

Autoridades de la Sedena y la Secretaría de Seguridad Pública, alrededor de las a las 21:30, hicieron presencia en la zona para apoyar y coordinar las actividades de apoyo. Para este momento la cifra de heridos fue de 71 y de muertos ascendía a 20.

A las 22:05 horas, el personal de la Comisión Nacional de Protección Civil se adhirió al cuerpo de comando operativo. A las 22:30 horas se instaló el Centro de Mando a 800 metros del incidente para la atención de las víctimas. Nueve minutos después, las autoridades abrieron la carpeta de investigación.

A sign warning of a pipeline is seen at the site where a fuel pipeline, ruptured by suspected oil thieves, exploded in the municipality of Tlahuelilpan, state of Hidalgo, Mexico January 22, 2019. Picture taken January 22, 2019. REUTERS/Mohammed Salem
A sign warning of a pipeline is seen at the site where a fuel pipeline, ruptured by suspected oil thieves, exploded in the municipality of Tlahuelilpan, state of Hidalgo, Mexico January 22, 2019. Picture taken January 22, 2019. REUTERS/Mohammed Salem

El dolor seguía creciendo y la indignación aún más, pues a las 23:00 horas llegaron los peritos en criminalística y campo de la FGR. Por otra parte, a las 23:37, 67 elementos de la Semar arribaron al lugar del siniestro. Mientras que a las 23:45, personal técnico de Pemex informó sobre el control del incendio.

A las 00:45 del sábado 19 de enero, el presidente Andrés Manuel López Obrador llegó al lugar para supervisar las acciones de respuesta y ordenó la atención de los heridos en todas las instituciones de salud del estado fueran, o no, derechohabientes.

Durante la mañana del 19 de enero el gobierno habilitó una página en internet con el fin de informar sobre víctimas y recibir reportes de personas desaparecidas.

Para las 17:50, personal de Pemex y peritos dieron por concluidas las labores en el sitio. La jornada terminó a las 20:00 horas del domingo 18 de enero.

MÁS SOBRE EL TEMA