La presunta traición al interior del Cártel del H-2 que la FGR utilizó en descargo de Cienfuegos

Según el órgano de procuración de justicia, un operador de Juan Patrón Sánchez, alias el “H-2″, usó el nombre de Cienfuegos Zepeda para obtener dinero de quien fuera uno de los criminales más sanguinarios de México

Líderes del cártel H-2, escisión de los Beltrán Leyva. (De izquierda a derecha) Juan Pablo Patrón Sánchez, Jesús Ricardo Patrón Sánchez y Juan Francisco Patrón Sánchez
Líderes del cártel H-2, escisión de los Beltrán Leyva. (De izquierda a derecha) Juan Pablo Patrón Sánchez, Jesús Ricardo Patrón Sánchez y Juan Francisco Patrón Sánchez

Juan Francisco Patrón Sánchez, alias el “H-2″, cabecilla del cártel de los Beltrán Leyva, no vivió para saber que su pistolero Daniel Isaac Silva, conocido como el “H-9″ lo traicionaba. Al menos, así lo hizo saber la Fiscalía General de la República (FGR) que el pasado 14 de enero exoneró al ex jefe militar, Salvador Cienfuegos Zepeda (2012-2018), de los señalamientos que lo vinculaban con dicha organización criminal.

En una decisión (casi) esperada, el órgano de procuración de justicia desestimó los cargos de narcotráfico y lavado de dinero que las autoridades de Estados Unidos habían cimentado en contra del general.

A decir de la FGR, quien supuestamente abrió su propia investigación, los fiscales revisaron alrededor de 750 páginas entregadas por Washington sobre las acusaciones a Cienfuegos. El informe recoge en cada documento miles de mensajes de celular —interceptados entre diciembre de 2015 y febrero de 2017—en los que presuntamente hace referencia o interviene el militar.

En febrero de 2017, fue asesinado Juan Francisco Patrón Sanchez, durante un enfrentamiento con la Marina (AP Photo/Chris Arias)
En febrero de 2017, fue asesinado Juan Francisco Patrón Sanchez, durante un enfrentamiento con la Marina (AP Photo/Chris Arias)

En algunos de ellos, se muestran conversaciones del “H-9″ y su jefe, Juan Patrón Sánchez, ambos abatidos por las fuerzas armadas en 2017 en la ciudad de Tepic, Nayarit.

En los mensajes, Daniel Isaac Silva se refería presuntamente a Cienfuegos como Zepeda o “Padrino”. Este hombre conocido en el hampa como “H-9″ aseguraba tener contacto con el General de División.

En las capturas de pantallas de los chats entre ambos criminales exponen un diálogo en particular donde el “H-9″ describe a Cienfuegos como un hombre robusto, de baja estatura y blanco, características que no guardan coincidencia con el ex secretario de la Defensa Nacional.

infobae-image

En los mensajes, el “H-9″ también aseguró haberse reunido con el “Padrino”, incluso se habla sobre un avión que el general le pidió para su hijo, a cambio de proteger a la célula criminal encabezada por el “H-2″.

El periodista Abel Barajas, quien tuvo acceso a la resolución de la Fiscalía General de la República en el caso Cienfuegos, asegura que la defensa del ex secretario emitió las siguientes pruebas que objetarían las versiones dadas a conocer por el órgano e investigadas por la DEA.

En primer lugar, la descripción otorgada por el “H-9″ no guarda similitud con la apariencia de Cienfuegos.

El día de la supuesta reunión entre este criminal y el general, Cienfuegos no se encontraba en la entidad federativa donde supuestamente se llevó a cabo. Además, la exigencia del supuesto avión que el ex funcionario pidió para su hijo no tiene fundamentos, pues Zepeda únicamente tiene tres hijas. A todo esto se suma el argumento de que los mensajes enviados por el general, con una maestría en Administración Militar para la Seguridad y Defensa Nacional están plagados de falta de ortografía.

En la imagen, el exministro mexicano de Defensa Salvador Cienfuegos. EFE/José Pazos/Archivo
En la imagen, el exministro mexicano de Defensa Salvador Cienfuegos. EFE/José Pazos/Archivo

De acuerdo con los expedientes, además de aquella reunión no hubo alguna otra con los criminales, por lo que la FGR concluyó que es evento jamás se dio.

A través de su cuenta de Twitter, la Fiscalía General de la República dio a conocer que su resolución de “No Ejercicio de la Acción Penal” en favor del general Salvador Cienfuegos estará a disposición a partir de este sábado.

Patrón Sánchez fue asesinado en 2017 en Tepic, Nayarit, tras un intenso enfrentamiento con miembros de la Marina. Pese a que este criminal fue identificado como un sanguinario líder del cártel de los Beltrán Leyva y uno de los principales generadores de violencia del estado de Nayarit y el sur de Sinaloa, su nombre ni su apodo figuraron en el informe de objetivos prioritarios definidos por el gobierno de Enrique Peña Nieto.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: