Qué hay detrás del rechazo AMLO al IFT, el organismo creado en 2013 por una reforma de Peña Nieto

El presidente López Obrador busca eliminar el instituto y adherir sus funciones y plantilla a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dejó claro que, en su cruzada por la austeridad, su siguiente objetivo son los organismos autónomos: la próxima semana empezará las gestiones necesarias para presentar una reforma que desaparezca esas figuras y las anexe a las dependencias que les correspondan según sus funciones.

Entre tales organismos, se encuentra uno en el que hizo especial referencia en su conferencia matutina de este jueves 7 de enero, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

“Lo del Ifetel, por ejemplo, ¿qué?, ¿no puede pertenecer a Comunicaciones?, lo hacía antes Comunicaciones, ¿y qué? El Ifetel cuando se creó, de cuando se creó a la fecha ¿ha hecho una muy buena labor?, o sea, ¿qué?, ¿ese trabajo no lo podría hacer la Secretaría de Comunicaciones?, porque yo recuerdo que hablaban de que de esa manera ya no iba a haber monopolios en la comunicación ¿y hay o no hay?”, indicó.

(Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro)
(Foto: Moisés Pablo/ Cuartoscuro)

En junio de 2013, el entonces presidente Enrique Peña Nieto publicó su reforma en telecomunicaciones cuyo objetivo era generar mayor competencia económica en el sector. A partir de esas modificaciones se creó el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), encargado de regular y supervisar las redes y la prestación de servicios de telecomunicaciones y radiodifusión en México.

Pero para el presidente López Obrador no tiene sentido contar con ese instituto cuando también se tiene la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que, entre sus competencias, también supervisa los temas relacionados con los sistemas de radio y televisión en el país, así como las política de telecomunicaciones.

“Vamos a llevar a cabo esta reforma administrativa y vamos a ajustar el gobierno a la nueva realidad, ya no seguir creando estas instituciones, estos aparatos burocráticos, entonces vamos a revisar (...) el lunes porque voy a presentarles la propuesta para que cada secretaría elabore un plan y ya que tengamos todo podamos presentar las reformas legales. Y que haya debate, como fue con los fideicomisos”, sostuvo el mandatario.

(Foto: Cortesía Presidencia)
(Foto: Cortesía Presidencia)

Así, López Obrador pretende prescindir del IFT y adherir sus funciones y plantilla a la SCT, con la finalidad de ahorrar costos al erario. “(La idea) Es que esto dependa de la Secretaría de Comunicaciones. Entonces, ya todos los gastos… Porque aún dejando a los mismos trabajadores, no despidiendo a nadie, es un ahorro de gasto de operación considerable”.

Ganan más que el presidente

Desde que estaba en campaña presidencial, Andrés Manuel ha insistido en varias ocasiones en uno de sus compromisos insignia: ningún funcionario público habrá de ganar más que el presidente.

Eso lo recordó también este jueves, argumentando el artículo 127 de la Constitución que al respecto señala: Ningún servidor público podrá recibir remuneración, en términos de la fracción anterior, por el desempeño de su función, empleo, cargo o comisión, mayor a la establecida para el Presidente de la República en el presupuesto correspondiente.

La cosa es que cuando López Obrador asumió el cargo de presidente –tal como lo prometió– se recortó el salario a menos de la mitad de lo que gana su antecesor –otra acción de su cruzada por la austeridad–. De acuerdo con el último presupuesto del gobierno de Peña Nieto, durante el último año de este como presidente su sueldo era de casi 260,000 pesos al mes; el salario mensual actual presidencial es de 112,000 pesos.

Salario mensual establecido para el presidente de México, en el Presupuesto de Egresos 2021 (Captura de pantalla)
Salario mensual establecido para el presidente de México, en el Presupuesto de Egresos 2021 (Captura de pantalla)

Por ende lo que ganan los demás funcionarios debe quedar por debajo de esa cifra. Tomando el caso del IFT –que se repite con el de otros organismos autónomos– el sueldo neto al mes establecido en el Presupuesto de Egresos 2021, para el comisionado presidente y los demás comisionados –los puestos de mayor jerarquía– es de 107,708 pesos. Pero eso no es lo que en realidad ganan.

“Ganan más que el presidente, ese es otro asunto que está pendiente, que no se me ha olvidado, porque con chicanadas consiguieron amparos para seguir ganando más que el presidente (...)”, reclamó López Obrador.

Y es que en efecto, desde su primer presupuesto como presidente, el de 2019, en donde hizo su recorte de salario, quedaba establecido el consecuente descuento en los demás sueldos. Entonces varios funcionarios de diferentes organismos autónomos, apelando a su autonomía, promovieron controversias constitucionales para impugnar dicho presupuesto.

En este caso el IFT consiguió en junio de 2019 que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) les diera la autorización de no aplicar el tope salarial dictado por el gobierno de López Obrador. Así, los funcionarios de ese organismo consiguieron ampararse para, sin importar lo que dictamine el presupuesto de los años siguientes, ellos percibieran la cifra que les fue asignada en 2018: 142,308 pesos el comisionado presidente y 139,174 pesos los demás comisionados (mensuales, sin contar prestaciones).

Salarios que actualmente perciben los funcionarios del IFT, protegidos con un amparo (Captura de pantalla)
Salarios que actualmente perciben los funcionarios del IFT, protegidos con un amparo (Captura de pantalla)

“Entonces, sí va esa reforma administrativa”, sostuvo el presidente López Obrador, “el que quiera hacer dinero que se dedique a otras actividades, y eso es legal y es legítimo, pero al gobierno se viene a servir, no es a servirse”.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: