Inicio de año con saldo rojo: Guanajuato arranca el 2021 con 46 homicidios dolosos

De enero a noviembre del año pasado, la entidad del Bajío registró 4 mil 190 asesinatos

En los primeros once meses del 2020, el promedio mensual de muertes por homicidio doloso fue de 283 o 9.3 casos al día
(Foto: EFE/Archivo)
En los primeros once meses del 2020, el promedio mensual de muertes por homicidio doloso fue de 283 o 9.3 casos al día (Foto: EFE/Archivo)

Este jueves se dio a conocer que el estado de Guanajuato arrancó el 2021 con 46 homicidios dolosos, la mayoría de los casos sucedieron en los municipios del Corredor Industrial estatal.

Los asesinatos del Bajío, varios con múltiples víctimas, ocurrieron en León, con 10 muertos; Celaya, con 7 muertos; Salamanca y Cortázar, con cinco; Irapuato, con cuatro, y Juventino Rosas, con tres.

En pleno 6 de enero, un comando armado asesinó a balazos a tres hombres que se encontraban en la calle de Ajo, específicamente en la colonia Las Huertas de Celaya.

Otros lugares donde se contabilizaron homicidios fueron Uriangato, San Luis de la Paz, Villagrán, Salamanca y Valle de Santiago
(Foto: EFE/ Str/Archivo)
Otros lugares donde se contabilizaron homicidios fueron Uriangato, San Luis de la Paz, Villagrán, Salamanca y Valle de Santiago (Foto: EFE/ Str/Archivo)

Anteriormente, según reportes de la Fiscalía General del Estado (FGE), dos personas más fueron acribilladas en inmuebles de las colonias Guadalupe y Los Olivios. Este martes otro grupo armado intervino en un inmueble ubicado en el municipio de Pénjamo y balacearon a dos hermanos de 18 y 20 años.

León, uno de los municipios más populares de la entidad, localizaron dos cuerpos de dos hombres sin vida, con huellas de violencia, al interior de un vehículo ubicado en un camino de terracería del Fraccionamiento Nuevo San Carlos.

Otros lugares donde se contabilizaron homicidios fueron Uriangato, San Luis de la Paz, Villagrán, Salamanca y Valle de Santiago.

AÑO CON ROJO DE SANGRE

Guanajuato (al centro de México) acumuló 3,121 homicidios dolosos de enero a noviembre de 2020, lo que significa un incremento del 23.8% en relación con el mismo periodo del 2019, según los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Estas cifras colocan a la entidad, por segundo año consecutivo, como el sitio donde más homicidios dolosos se han reportado en el país.

En los primeros once meses del 2020, el promedio mensual de muertes por homicidio doloso fue de 283 o 9.3 casos al día. Los meses más violentos fueron enero y septiembre con un número de 300 asesinatos.

El estado del Bajío concentró el 11% de los casos que ocurrieron a nivel nacional. En segundo lugar se ubica Baja California, con 2,368 casos y el tercer sitio lo ocupa el Estado de México, con 2,259 casos.

Guanajuato, la entidad mexicana donde más se cometieron asesinatos en 2019, ha sido gobernada por el Partido Acción Nacional (PAN) desde hace casi 30 años.

Los asesinatos del Bajío, varios con múltiples víctimas, ocurrieron en León, con 10 muertos; Celaya, con 7 muertos; Salamanca y Cortázar, con cinco; Irapuato, con cuatro, y Juventino Rosas, con tres
(EFE/Francisco Guasco/Archivo)
Los asesinatos del Bajío, varios con múltiples víctimas, ocurrieron en León, con 10 muertos; Celaya, con 7 muertos; Salamanca y Cortázar, con cinco; Irapuato, con cuatro, y Juventino Rosas, con tres (EFE/Francisco Guasco/Archivo)

Los gobernantes de la última década han dejado crecer los índices de criminalidad y corrupción hasta llegar al escenario actual: balaceras, ejecuciones, bloqueos carreteros, ataques con granadas, autos incendiados, secuestros y masacres a la población civil. Unas 13 personas mueren al día en la entidad.

El territorio es disputado actualmente por dos organizaciones importantes: el Cártel de Santa Rosa de Lima (CSRL) y el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG); ambos han ensangrentado a la entidad gobernada por Diego Sinhué Rodríguez, el octavo en una línea ininterrumpida de gobernadores emanados del Partido Acción Nacional.

Los problemas graves de inseguridad y violencia comenzaron en 2013. Y a día de hoy es un enclave de corrupción y colusión entre criminales y autoridades del gobierno.

Si en 2017 se registraron 2,242 homicidios, 2018 cerró con la cifra histórica de 3,412 asesinatos.

La tarde del 1 de julio de 2020, 26 jóvenes fueron asesinados en un centro de rehabilitación en Irapuato y se convirtió en la masacre más sangrienta en la historia reciente del estado.

Guanajuato, conocido antes como un estado tranquilo, conservador e industrial, es sin lugar a duda la región más violenta de México, país que contabilizó 34.608 homicidios y 1.012 feminicidios en 2019, la cifra más alta desde que se tienen registros.

MÁS SOBRE EL TEMA