Caso Regina Martínez: colusión de Fidel Herrera con el Cártel de los Zetas, la pista que sigue la DEA

El homicidio de la periodista ocurrió en 2012 y las autoridades veracruzanas determinaron que el móvil fue un robo

Caso Regina Martínez y presunta participación de Fidel Herrera (Foto: Cuartoscuro / Moisés Pablo)
Caso Regina Martínez y presunta participación de Fidel Herrera (Foto: Cuartoscuro / Moisés Pablo)

A más de ocho años del homicidio de la periodista Regina Martínez el caso sigue sin resolverse. La justicia no ha llegado a la colaboradora del semanario Proceso que fue ultimada en el baño de su casa ubicada en Xalapa, Veracruz, el 28 de abril del 2012; sin embargo, una investigación de The Cartel Project trae nuevos elementos para considerar en este caso.

The Cartel Project es una iniciativa periodística de Forbidden Stories que junta colaboradores de distintos medios de investigación para narrar historias que, de otro modo, sería muy difícil poder tener acceso.

De acuerdo con su sitio en internet, El “Proyecto Cártel”, es una red internacional de periodistas de investigación cuya misión consiste en continuar el trabajo de reporteros amenazados, censurados o asesinados. Mediante un trabajo conjunto realizado en 18 países durante 10 meses, los periodistas detrás del Proyecto Cártel investigaron sobre las redes globales de los cárteles de las drogas de México y sus conexiones políticas en el mundo.

En este caso, salen a la luz las presuntas redes establecidas entre los últimos dos gobernadores abanderados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Veracruz: Fidel Herrera y Javier Duarte con el cártel Los Zetas, cuya conexión estaba siendo investigada por Martínez.

Regina Martínez fue asesinada en abril del 2012 dentro de su departamento (Foto: Archivo)
Regina Martínez fue asesinada en abril del 2012 dentro de su departamento (Foto: Archivo)

De acuerdo con lo publicado por la investigación, la autoridad local cometió errores en el caso legal que pretendía brindar justicia al homicidio de la periodista, hubo una campaña de desprestigio y noticias falsas en redes sociales orquestada por el gobierno local, Herrera Beltrán tenía establecido un sistema para malversar dinero público para beneficio personal y elementos de seguridad del extranjero tenían una línea de investigación en contra del priista por su presunta responsabilidad en actos de colusión con organizaciones criminales.

Inmediato al homicidio, Amadeo Flores Espinosa, procurador de justicia de Veracruz, asumió el cargo y dijo que se investigará a fondo. Semanas después, en conferencia de prensa dijo tener al responsable y la causa del asesinato “Hemos logrado esclarecer el homicidio de la periodista Regina Martínez Pérez (…) el móvil fue un robo”, dijo. El presunto culpable era Jorge Antonio Hernández Silva, alias “El Silva”.

“Según el procurador, El Silva confesó que fue a casa de Regina Martínez con un amigo, llamado José Adrián Hernández Domínguez –apodado El Jarocho–, quien de acuerdo con las autoridades habría tenido una relación amorosa con la periodista. Los hombres habrían exigido a Regina que les revelara donde escondía sus cosas de valor, y de ahí habría estallado una disputa. El Jarocho la habría golpeado sin parar hasta matarla, y posteriormente habría huido y desaparecido para siempre”, se puede leer en el reportaje llamado “Regina Martínez: tras los pasos de una verdad enterrada”.

No obstante, el trabajo periodístico de Regina Martínez también podría haber sido un móvil del homicidio, pues sus investigaciones incidían sobre la vida de los poderosos del estado costero. Semanas antes de ser asesinada, la periodista publicó un artículo en el que señalaba a dos miembros de la política local en colusión con Los Zetas: Reynaldo Escobar y Alejandro Montano, ambos ex secretarios priistas.

Enrique Peña Nieto promovió a Herrera para que trabajara en España y Javier Duarte lo sucedió como gobernador de Veracruz (Foto: Archivo)
Enrique Peña Nieto promovió a Herrera para que trabajara en España y Javier Duarte lo sucedió como gobernador de Veracruz (Foto: Archivo)

Asimismo, la reportera señaló constantemente la fortuna de Herrera, misma que consta de un jet privado, 22 automóviles, un yate, un hotel y distintas propiedades. Por su cuenta, el gobernador decía que era porque siempre tuvo mucha buena suerte, pues cabe recordar que mientras fue gobernador de Veracruz ganó dos veces el premio mayor de la lotería: USD 6.8 millones en 2008 y USD 3.6 millones en 2009.

Con la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia en diciembre del 2012, el ex gobernador de Veracruz fue asignado como cónsul de México en Barcelona de 2015 a 2017; sin embargo, esta asignación permitió que la Agencia Antidrogas de los Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) y los Mosso d’Esquadra, policía automática de Cataluña posara sus ojos en Herrera y, de este modo, pudieron dar con sus presuntas conexiones con los cárteles de las drogas.

El responsable de la División de Investigación Criminal de los Mossos, Antoni Rodríguez, dijo al periodista Joaquín Gil sobre los informes que llegaron a la policía que lo implicarían “con redes de blanqueo y grupos de importantes narcos de Cataluña”.

Javier Duarte, exgobernador del estado de Veracruz, negó que tuviera que ver con el asesinato de la periodista (Foto: EFE / Esteban Biba)
Javier Duarte, exgobernador del estado de Veracruz, negó que tuviera que ver con el asesinato de la periodista (Foto: EFE / Esteban Biba)

Entre las conexiones con el crimen organizado se detectó principalmente la que tuvo con Juan Manuel Muñoz Luévano, conocido también como el “Mono Muñoz”, el cual fue identificado como el nexo de Los Zetas en Madrid. Este hombre fue arrestado en el año 2016.

Estas relaciones se habrían generado gracias a Humberto Moreira, otro militante del PRI, quien también fue detenido en Madrid hace cuatro años. Pero, nunca se pudo emitir una acusación en su contra, pues Herrera renunció a ser cónsul en 2017 porque era acusado en México de haber comprado medicinas y material sanitario falso cuando gobernaba el estado de Veracruz.

Asimismo, un reporte de la extinta Procuraduría General de la República (PGR), con datos de la DEA, detalla dos reuniones entre el ex funcionario y los líderes del cártel en 2008.

Finalmente, cabe resaltar que con todos estos elementos en el aire, las autoridades mexicanas no han dado seguimiento al caso.

MÁS SOBRE ESTE TEMA