AMLO reconocería a Joe Biden como presidente de EEUU la próxima semana

El mandatario mexicano figura entre un puñado de líderes mundiales, entre ellos Vladimir Putin de Rusia y Jair Bolsonaro de Brasil, que aún no han reconocido la victoria del demócrata sobre el republicano Donald Trump

Joe Biden y AMLO sostuvieron una reunión en cordialidad en 2012 cuando el estadounidense era vicepresidente (Foto: Cuartoscuro)
Joe Biden y AMLO sostuvieron una reunión en cordialidad en 2012 cuando el estadounidense era vicepresidente (Foto: Cuartoscuro)

A un mes del triunfo virtual del demócrata Joe Biden en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, parece ser que por fin el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se animará a felicitarlo.

Y es que el Colegio Electoral de EEUU votará para certificar la elección el próximo 14 de diciembre, por lo que López Obrador enviaría su congratulación al día siguiente, de acuerdo a lo dicho por tres funcionarios la tarde de este martes a la agencia Reuters.

El mandatario mexicano figura entre un puñado de líderes mundiales, entre ellos Vladimir Putin de Rusia y Jair Bolsonaro de Brasil, que aún no han reconocido la victoria de Biden sobre el republicano Donald Trump, lo que ha molestado a los aliados del líder estadounidense entrante, según varios medios.

Biden, el ex vicepresidente demócrata y senador desde hace mucho tiempo, será instalado formalmente como presidente el 20 de enero(Foto: Reuters)
Biden, el ex vicepresidente demócrata y senador desde hace mucho tiempo, será instalado formalmente como presidente el 20 de enero(Foto: Reuters)

Al respecto, León Krauze, periodista de la cadena Univisión, señaló esta tarde en su cuenta de Twitter que dicha espera fue una irresponsabilidad de AMLO:

Bueno...¡Faltaba más! Postergar (la felicitación) aún más no solo sería un acto de suprema testarudez sino una irresponsabilidad histórica

Por su parte, el académico Jorge Meade indicó en la misma plataforma que la equivocación ya estaba hecha:

Ya nos tardamos, la mayor parte de los jefes de Estado y de los países que mantienen con México una relación estratégica lo han hecho, el costo de la oportunidad
(Captura de pantalla)
(Captura de pantalla)

Cabe recordar que el pasado 9 de noviembre, durante la conferencia de prensa matutina, López Obrador ratificó que por el momento no reconocería al ex senador demócrata como homólogo, por “respeto al proceso electoral”:

Quiero informarle al pueblo de México que en cuanto a las elecciones en EEUU la postura del gobierno que represento es la de esperar a que las autoridades de EEUU encargadas del proceso electoral, decidan sobre el ganador de la presidencia

“Nosotros no podemos inmiscuirnos en la política de otros países, tenemos que ser respetuosos de la decisión que tomen los pueblos, que tomen los gobiernos extranjeros, esto no significa que estemos en contra o a favor de nadie”, concluyó.

Históricamente, la votación del Colegiado Electoral ha sido una formalidad, pero este año adquirió una importancia más amplia, después de que Trump y sus abogados han tratado de anular la victoria de Biden con afirmaciones infundadas de fraude electoral.

Funcionarios mexicanos dicen que el mandatario se ha abstenido de reconocer la victoria de Biden para evitar provocar a Trump (Foto: Archivo)
Funcionarios mexicanos dicen que el mandatario se ha abstenido de reconocer la victoria de Biden para evitar provocar a Trump (Foto: Archivo)

Los jueces desestimaron tales acusaciones una y otra vez debido a la falta de pruebas, por lo que Biden será instalado formalmente como presidente el 20 de enero de 2021.

Desde que AMLO asumió el poder en 2018 ha buscado construir una relación constructiva con Trump, quien enfureció a muchos en México durante su campaña presidencial 2015-2016 al etiquetar a los migrantes mexicanos como violadores y traficantes de drogas.

Sin embargo, el líder de la llamada “Cuarta Transformación” se ha esforzado por evitar la confrontación con Trump, en un marcado contraste respecto a cuando formaba parte de la oposición y comparó las políticas migratorias estadounidenses con el trato de Adolf Hitler a los judíos en la Alemania nazi.

El año pasado, Trump amenazó con aplicar aranceles a todas las exportaciones mexicanas hacia su principal socio comercial si López Obrador no hacía más para detener el flujo de migrantes, en su mayoría centroamericanos, que se dirigía a la frontera de Estados Unidos.

Desde que llegó el 18 de noviembre, Cienfuegos sigue libre, en espera de que la FGR lo procese (Foto: Jovani Pérez Silva)
Desde que llegó el 18 de noviembre, Cienfuegos sigue libre, en espera de que la FGR lo procese (Foto: Jovani Pérez Silva)

En respuesta, México desplegó decenas de miles de elementos de la Guardia Nacional en sus fronteras norte y sur. Desde entonces, las tensiones políticas y los cruces de migrantes han disminuido.

Funcionarios mexicanos dicen que el mandatario se ha abstenido de reconocer la victoria de Biden en medio de las acusaciones de fraude de Trump para evitar provocar al presidente estadounidense saliente.

La fricción ha aumentado entre los dos países en las últimas semanas después del arresto en octubre y la posterior liberación del ex secretario de Defensa de México, Salvador Cienfuegos.

En una medida de represalia que podría ser una prueba temprana para la diplomacia bajo Biden, López Obrador envió un proyecto de ley al Congreso destinado a endurecer las reglas de cómo los agentes extranjeros, como los de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA), operan en México.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS:

TE PUEDE INTERESAR