De Tecamachalco a la NASA: ingeniera pide que se motive a niñas a estudiar ciencia o ingeniería

Aunque Margaret Domínguez actualmente trabaja en un nuevo telescopio no olvida que creció en una granja de cerdos junto a sus hermanas

Margaret Domínguez es una ingeniera óptica quien actualmente trabaja en la elaboración de un nuevo telescopio de la NASA (Foro: Twitter/@inmujeres)
Margaret Domínguez es una ingeniera óptica quien actualmente trabaja en la elaboración de un nuevo telescopio de la NASA (Foro: Twitter/@inmujeres)

Crecí en una granja de puercos, y cuando era niña jamás pensé trabajar en la NASA”, recordó Margaret Domínguez, quien es originaria de Tecamachalco en el estado de Puebla y cuya historia de éxito puede ser inspiración a mujeres y niñas.

En una entrevista que la ingeniera óptica dio a José Salgado para Business Insider México, pidió a quienes conocen a alguien que tenga interés en la ciencia o tecnología, les motiven a seguir ese camino para lograr sus metas, sobre todo si son féminas, pues estas tienen más obstáculos al estudiar ciencia e ingeniería.

“Para todos aquellos que conozcan a alguna persona que tenga interés en ciencia o tecnología, y que quizás no está seguro o segura si quiere ser un futuro científico o ingeniero, por favor motívenlos a explorar esa posibilidad, no los desanimen. En los últimos años de mi profesión me he concentrado mucho en reclutar a todo individuo que tenga interés en estudiar ciencia o ingeniería; pero en especial a niñas, quienes no siempre son apoyadas cuando muestran interés en ciencia y tecnología”, aseguró para el medio.

Aunque Margaret Domínguez actualmente trabaja en un nuevo telescopio que será lanzado en el 2025 y que llevará el nombre Nancy Grace Roman, en honor a una notable mujer astrónoma (cuyo costo máximo de desarrollo será de 3,900 millones de dólares), no olvida la motivación que tuvo desde su juventud para lograr sus metas.

La NASA es la agencia espacial más reconocida (Gerardo Ferrarino)
La NASA es la agencia espacial más reconocida (Gerardo Ferrarino)

La poblana creció en en la granja de su padre junto a sus cuatro hermanas. Ahí, además de criar cerdos, tenían patos, gallinas y conejos.

“Desde muy pequeña siempre me gustaron las matemáticas y me daba mucha curiosidad el espacio que me rodeaba. En una ocasión al salir con mis hermanas y mi mamá a la discoteca, recuerdo intentar escribir en una servilleta una ecuación que modelara el comportamiento de las luces en ella”, recordó.

Aunque ahora tiene toda la certeza de que en ese momento no tenía idea de lo que estaba haciendo, algo fue seguro: esa experiencia le mostró lo mucho que le gustaba tratar de explicar los fenómenos que ocurrían a su alrededor.

El primer paso firme que llevó a Margaret Domínguez a trabajar como ingeniera óptica en Goddard Space Flight Center de la NASA fue cursar la carrera de física en la Universidad de Puebla.

Margaret Domínguez a trabajar como ingeniera óptica en Goddard Space Flight Center de la NASA (Foto: Europa Press/ Archivo)
Margaret Domínguez a trabajar como ingeniera óptica en Goddard Space Flight Center de la NASA (Foto: Europa Press/ Archivo)

Durante su época de estudiante conoció a un astrofísico de la NASA en una charla donde invitó a los presentes a aplicar a una pasantía de verano en la agencia espacial.

“Cuando apliqué a la pasantía solicité que me pusieran en cualquier departamento que estuviese haciendo algo relacionado con física. Decidieron ponerme en el departamento de óptica y ese verano, a pesar de que yo no sabía que la gente podía estudiar un posgrado en óptica, descubrí que me encantaba” recordó.

La mayor parte de su trabajo está enfocado a los telescopios espaciales como el Hubble o James Webb, los cuales, aseguró que permiten a la humanidad avanzar y tener una mayor comprensión de lo que pasa en el espacio exterior.

“Los telescopios nos permiten ver no solo algo que está lejos, sino también algo que sucedió hace mucho tiempo. Los telescopios espaciales son satélites que utilizamos para la observación de planetas, estrellas, galaxias y otros cuerpos celestes. Se han lanzado decenas de telescopios espaciales a órbita desde 1968, los cuales han proporcionado mayor información y conocimiento del cosmos”, expresó.

Telescopio espacial James Webb de la NASA en la sala limpia de Northrop Grumman, Redondo Beach, California, en julio de 2020 (Foto: Europa Press)
Telescopio espacial James Webb de la NASA en la sala limpia de Northrop Grumman, Redondo Beach, California, en julio de 2020 (Foto: Europa Press)

Finalmente, recordó que actualmente las mujeres representan un bajo porcentaje de la fuerza laboral en la ciencia y tecnología, situación que espera cambie gradualmente.

“El día de hoy las mujeres representamos un porcentaje pequeño de la fuerza laboral en ciencia y tecnología. Esto está cambiando (lentamente) y creo firmemente que seguirá cambiando con el paso de los años; pero la única forma de garantizar este cambio es reclutar a toda persona que tenga interés en STEM, sin importar su género, edad u origen demográfico. Yo soy de un municipio pequeño en Puebla, México, llamado Tecamachalco; crecí en una granja de puercos y cuando era niña jamás pensé trabajar en la NASA. ¡No importa dónde empieces, si quieres hacer algo y trabajas muy duro, lo podrás lograr!”.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Microbios que se alimentan de rocas y otros experimentos extraños de la Estación Espacial Internacional

La cápsula Dragon de SpaceX llegó a la Estación Espacial Internacional

Conozca cómo se forman los huracanes y qué significado tienen sus categorías