Del muro al espinoso caso Cienfuegos: radiografía de lo que viene en la relación México - EEUU por el exembajador Anthony Wayne

El diplomático analizó con Infobae cómo se antoja el panorama en el vínculo entre ambos países con Joe Biden en la presidencia

Imagen de archivo de un tramo de una nueva valla fronteriza entre EEUU y México en Ascension, Mexico. 28 de agosto de 2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez
Imagen de archivo de un tramo de una nueva valla fronteriza entre EEUU y México en Ascension, Mexico. 28 de agosto de 2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez

En las últimas semanas el tema que ha mantenido los reflectores del mundo entero es, sin duda, la elección presidencial en Estados Unidos. Y uno de los países más interesados –sino es que el principal– en el resultado de esos comicios es México.

Y no es para menos. México no solo es el vecino del sur de Estados Unidos. Su vínculo también incluye una fuerte relación en temas humanitarios, como la migración; económicos, como el nuevo tratado comercial (T-MEC); de seguridad, como la cooperación en temas de narcotráfico... y la lista sigue y sigue. Por ejemplo: de los 60 millones de hispanos que hay en Estados Unidos, 36 son mexicanos. Mientras que México es el hogar de un millón y medio de ciudadanos de su vecino del norte.

Precisamente, Anthony Wayne, embajador de Estados Unidos en México de 2011 a 2015 –durante la administración de Barack Obama en la Casa Blanca– profundizó, en entrevista con Infobae, sobre la compleja relación entre ambos países y el futuro de esta con la victoria del demócrata Joe Biden, quien ya fue anunciado como el virtual ganador de la presidencia estadounidense.

Earl Anthony Wayne, exembajador de EEUU en México (Archivo)
Earl Anthony Wayne, exembajador de EEUU en México (Archivo)

AMLO y su postura de no reconocer (aún) la victoria de Biden

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ya reiteró –al menos en un par de veces de ocasiones– que su gobierno reconocerá a Joe Biden como presidente de Estados Unidos hasta que el Colegio Electoral de ese país lo nombre oficialmente como nuevo mandatario –el próximo 18 de enero–. Con su decisión, ha argumentado, busca ser prudente y respestuoso del proceso electoral de su vecino del norte.

Esto le ha valido la crítica de muchos personajes y medios internacionales que incluso han advertido que está dando la espalda a una decisión democrática amenazada (por los intentos de Trump de que se investigue el supuesto fraude que alega en el proceso electoral).

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aplaude al presidente de Estados Unidos, Donald Trump (Foto: REUTERS/Kevin Lamarque)
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aplaude al presidente de Estados Unidos, Donald Trump (Foto: REUTERS/Kevin Lamarque)

Pero para Anthony Wayne, esto tiene que ver más con un asunto de cautela: “Esto refleja el enfoque que ha adoptado el actual gobierno de México en sus relaciones con la administración de Trump desde que (AMLO) llegó al poder. No quieren adentrarse en una disputa con la administración de Trump, en vista de que aún hay apelaciones de robo parte del equipo republicano. Entonces México trata de ser precavido basado, entiendo, en la importancia que le representa trabajar con Estados Unidos, quien sea que esté en el poder”.

Entonces el diplomático no ve una reacción negativa por parte de Joe Biden; por el contrario, señala que el demócrata entiende la importancia de la estrategia con la que se maneja México en su relación con Estados Unidos, e incluso prevé que a largo plazo será eso lo que conducirá su acercamiento con la administración mexicana.

El T-MEC, los derechos laborales y las energías limpias

El gran tema comercial entre ambas naciones actualmente es el recién establecido nuevo tratado de libre comercio, el T-MEC, en el que también participa Canadá. Y para Wayne aunque los demócratas lleguen al poder, en este tema no habrá cambios, más bien seguirá como ya se ha echado a andar. “Continuará la presión en el área de derecho laboral porque esa es la prioridad de los demócratas en el Congreso”, puso como un ejemplo de su previsiones.

Lo que sí advirtió el diplómatico es que en este tema hay disputas, entre México y la administración de Trump, que de principio demorarían el avance conjunto económico. No obstante Wayne también apunta a un cambio en la retórica con el nuevo presidente. Por ejemplo, mencionó que el gobierno de Biden pondrá más resistencia al uso de aranceles, contrario a lo que hemos visto con Trump que no ha vacilado en usarlos como arma a su favor.

Donald Trump posa tras firmar el T-MEC (Foto AP Photo/Alex Brandon)
Donald Trump posa tras firmar el T-MEC (Foto AP Photo/Alex Brandon)

Pero en un inicio, agrega el político estadounidense, la prioridad será interna: “Biden tiene la prioridad de ‘reconstruir mejor’ y eso significa invertir más en la economía de Estados Unidos. Y creo que habría oportunidades para una cooperación más estrecha con ambos vecinos a medida que esto avance, en el contexto de hacer que las tres economías sean más competitivas”.

También hizo hincapié en el gran interés del demócrata por el tema de las energías limpias y cuidado al medio ambiente y como el tema, por el contrario, no es prioridad para el gobierno mexicano. Entonces Wayne señaló que Biden definitivamente abordará con más seriedad dichos asuntos y que, aunque México tiene un gran potencial en energías renovables, será su decisión si se suma o se queda fuera de estas acciones.

Aunque en general vaticinó un buen panorama para la relación económica con México, recordando que Joe Biden “como vicepresidente, estuvo a cargo del diálogo económico de alto nivel con México, por lo que si llega a la presidencia creo que retomaría la prioridad de la relación económica entre ambos países, más allá de estos acuerdos”.

La luz al final del túnel migratorio

Muro fronterizo (Foto: David Peinado)
Muro fronterizo (Foto: David Peinado)

“No creo que vayan a continuar con el muro, especialmente ese gran muro sólido y gigante”, dijo en tono animado Anthony Wayne, recordando que el tema migratorio es otra de las prioridades del proyecto de Biden, que a través de mecanismos más humanitarios, se enfocará en prevenir las grandes oleadas de migrantes antes de que se desborden en las fronteras.

Asimismo, recordó que en este tema López Obrador pareciera simpatizar más con el discurso de Biden que con el de Trump, recordando la propuesta del mexicano sobre invertir en la zonas de las que salen huyendo las caravanas de inmigrantes.

Lo primero en el tema, señaló Wayne, será atender la situación de los jóvenes contemplados en el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), unos 700,000 inmigrantes conocidos como dreamers (soñadores). Con igual importancia tratarán el tema de la reforma migratoria. Aunque advierte que si los demócratas no obtienen mayoría en el Senado, estos asuntos pueden verse obstaculizados, más no imposibles.

(Foto: EFE/Lenin Nolly/Archivo)
(Foto: EFE/Lenin Nolly/Archivo)

Cabe destacar que Wayne, quien también fue embajador de su país en Argentina y en Afganistán, rechazó que en todos estos esfuerzos estén incluídos las miles de personas deportadas en los últimos años, salvo “que tengan un caso sólido para demostrar que deberían ser considerados como parte del grupo DACA, pero la mayoría de las personas que han sido enviadas a casa no parecen caer en esa categoría”.

La compleja cooperación en materia de seguridad

El exembajador estadounidense en México apuesta a una mejor coordinación en materia de seguridad con los demócratas, indicando que la comunicación entre ambos países y la coordinación en el tema han representado un desafío en los últimos tres años.

“Una lección que deja el arresto del general Cienfuegos y el de Genaro García Luna es que ambos gobiernos necesitan mejorar la forma en que se supervisan a los funcionarios de esas áreas”, haciendo referencia a las autoridades de seguridad que, lamentó, se ven corrompidas por fuertes sumas de dinero o la intimidación de los grandes criminales.

Salvador Cienfuegos, exministro de Defensa del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, se presenta en un tribunal estadounidense en Los Ángeles, Estados Unidos (Foto: Reuters)
Salvador Cienfuegos, exministro de Defensa del expresidente mexicano Enrique Peña Nieto, se presenta en un tribunal estadounidense en Los Ángeles, Estados Unidos (Foto: Reuters)

Estados Unidos y México necesitan acordar mejores mecanismos y procesos (...) no es una cuestión de culpar a un lado o al otro, sino cómo proteger mejor a los mexicanos y estadounidenses que mueren a causa del narcotráfico”.

En conclusión, Anthony Wayne indicó que aunque ambos países están destinados a trabajar juntos de la mejor manera sin importar el color en sus gobiernos, en este caso “hay una predilección para tener una visión más expansiva de la colaboración entre los dos países con los demócratas”.


MÁS SOBRE ESTE TEMA:

MÁS LEIDAS AMÉRICA

MAS NOTICIAS