El “Moco”: el peligroso líder huachicolero que repartía despensas para apoyar a algunos aspirantes políticos

El gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, dio a conocer que el líder criminal estaría involucrado con algunos políticos de la entidad

El "Moco" formó recientemente una asociación delictiva con Oscar T., alias el "Loco Téllez” (Foto: Vía puebla.gob.mx)
El "Moco" formó recientemente una asociación delictiva con Oscar T., alias el "Loco Téllez” (Foto: Vía puebla.gob.mx)

La detención de Juan "L"., alias el “Moco”, presunto líder huachicolero en Puebla, destapó un terreno pantanoso en la política de dicho estado.

El gobernador de la entidad, Miguel Barbosa Huerta, señaló que el “Moco” podría estar relacionado con el posicionamiento de aspirantes a cargos públicos en la Sierra Norte de Puebla y en el estado de Hidalgo, a través de la entrega de despensas en distintos municipios.

Barbosa explicó al respecto, que se está realizando una investigación a fondo. “Se le detiene llevando despensas, ¿y qué hacen con esas despensas? Están llevando despensas al estado de Hidalgo, en donde va a haber elecciones y penetran así a autoridades. También hacen el reparto de ese tipo de apoyos para poder influir en la promoción de aspirantes a candidaturas para el estado de Puebla", aseveró.

Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, anunció nexos entre el "Moco" y políticos(Foto: Twitter@MBarbosaMX)
Miguel Barbosa, gobernador de Puebla, anunció nexos entre el "Moco" y políticos(Foto: Twitter@MBarbosaMX)

El presunto criminal, señalado por el robo de combustible (huachicoleo) y participar en delitos de alto impacto, como homicidio y narcomenudeo, fue detenido el jueves en el municipio de Chignahuapan, Puebla. El “Moco” era uno de los objetivos principales del gobierno estatal.

Sobre la aprehensión, Barbosa Huerta dijo que el hermano del “Moco” continúa libre y podría ser la persona que se quede a cargo del grupo criminal que lideraba Juan "L".

Poco después de la aprehensión del Moco, éste fue llevado al edificio central de la Fiscalía General del Estado, donde un grupo de personas llegó a buscarlo y a exigir que se les permitiera verlo pues lo tenían incomunicado, motivo por el cual se desplegó un importante operativo para resguardar las instalaciones.

"El Moco", presunto líder criminal delicado al trasiego y comercialización de hidrocaburo robado en la Sierra Norte,  fue capturado por las autoridades de la SSC  (Foto: vía puebla.gob.mx)
"El Moco", presunto líder criminal delicado al trasiego y comercialización de hidrocaburo robado en la Sierra Norte, fue capturado por las autoridades de la SSC (Foto: vía puebla.gob.mx)

Según los reportes de la FGE Puebla, el cabecilla huachicolero formó recientemente una asociación delictiva con Oscar T., alias el “Loco Téllez”, detenido el pasado 29 de junio, y quien igualmente es señalado de ser uno de los principales generadores de violencia en la entidad. El “Loco Téllez” mudó sus actividades al norte de Puebla, luego del cerco que la Policía Estatal le impuso en la zona de San Martín Texmelucan.

En esta última región, los crímenes aumentaron 91 por ciento durante el primer trimestre del 2018, y un 257 por ciento de incremento en las carpetas de investigación por homicidio culposo en comparación con enero, febrero y marzo del 2017.

Dentro de algunos delitos a los que presuntamente está vinculado el “Moco”, se encuentra el asesinato de tres personas en la localidad de Tres Cabezas, en el municipio de Chignahuapan, en marzo pasado. Recientemente, uno de los inmuebles que utilizaba como almacén clandestino de combustible robado, en el municipio de Aquixtla, estalló.

El robo de combustible (huachicol) tiene un fuerte arraigo territorial en estados como Guanajuato y Michoacán, pero sobre todo en Puebla, donde existe una zona llamada Triángulo Rojo compuesta por los municipios de Acajete, Acatzingo, Quecholac, Tepeaca y Palmar de Bravo, entre otros.

En dichas zonas existe un caldo de cultivo muy inestable, donde se unen la pobreza, corrupción, crimen organizado y la inacción gubernamental. Éste fenómeno no es reciente, pero sí lo son los elevados niveles de violencia que se registran en Puebla, siendo el año 2014 el punto de inflexión.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR