La Feria de Chapultepec, el parque de diversiones que inició igual que terminó: con una muerte

La Montaña Rusa de los juegos mecánicos de Chapultepec en la Ciudad de México registró un total de cuatro decesos en tres accidentes distintos

Cuartoscuro
Cuartoscuro

El 28 de septiembre de 2019, en la Feria de Chapultepec, cuatro personas sufrieron un accidente a bordo del juego mecánico “La Quimera”. Uno de los vagones de la atracción tuvo una falla durante el recorrido. Dos personas perdieron la vida y dos más resultaron heridas. El incidente significó la clausura del parque de atracciones y llevó a las autoridades de la Ciudad de México a lanzar una convocatoria para conseguir una nueva empresa que administre el espacio.

El 23 de octubre de 1964, 55 años antes del incidente que llevó a la Feria a cerrar sus puertas, otro accidente significó el paréntesis de apertura para el área de juegos mecánicos en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec. Dos días antes de que el entonces presidente de México, Adolfo López Mateos, presidiera la inauguración del parque, una empleada de la Oficina de Conservación de Edificios y Monumentos del Distrito Federal, Concepción Mendoza Ramírez, cayó de la montaña rusa y murió en el parque.

De acuerdo con el archivo hemerográfico del periódico tapatío, El Informador, las circunstancias de la muerte eran “misteriosas” en el momento. El sábado 24, el diario reportó que “un arquitecto de apellido Sosaya desapareció” en cuanto el carro llegó a la estación. Muy acorde al lenguaje periodístico de la época, el diario calificó esta huída, y su ausencia para presentarse en el Ministerio Público, como “sumamente sospechosas”.

De acuerdo con el diario El Universal, la muerte de Concepción fue un accidente. La ceremonia de inauguración del parque y del llamado “Nuevo Bosque de Chapultepec” fue realizada sin contratiempos con la asistencia del presidente y del perpetuo regente del Distrito Federal, Ernesto Uruchurtu. La nota del evento describió la montaña rusa como “la más alta del mundo”.

En los años siguientes, la montaña rusa fue escenario de otras tres muertes y en 1978, un corto circuito la incendió.

La Montaña Rusa del Bosque de Chapultepec (Foto: De Ximena1318, Wikipedia)
La Montaña Rusa del Bosque de Chapultepec (Foto: De Ximena1318, Wikipedia)

En 1993, Carlos Salinas de Gortari presidió la reinauguración del parque. Dejó de llamarse Los Juegos Mecánicos de Chapultepec y se convirtió en La Feria de Chapultepec Mágico. Ese año hizo su debut La Quimera.

En octubre de 2019, los peritajes de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México concluyeron que esta atracción realizaba los recorridos “sin las condiciones requeridas”, por lo que la administración fue hecha responsable directa de las muertes. Con eso, la Feria de Chapultepec cerró como abrieron los Juegos Mecánicos, con un accidente.

El 12 de noviembre de ese año, la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México publicó la primera convocatoria para encontrar a un nuevo administrador del espacio. La licitación quedó suspendida por la pandemia de Covid-19, pero el 11 de julio, la administración capitalina anunció que reanudaría los trámites.

Del 29 de julio al 27 de octubre de este año, la Sedema recibirá propuestas para la licitación y el 29 de noviembre hará público el proyecto ganador.

Además de ese espacio, todo el Bosque de Chapultepec tiene en puerta distintos proyectos de renovación y construcción de espacios culturales. En ese marco ya hay algunas voces que advierten sobre los riesgos de esas obras. Una de las principales preocupaciones es la integridad del jardín botánico del Bosque.

Es posible que los trabajos para construir el “Centro Cultural y Artístico Bosque de Chapultepec”, que el gobierno federal anunció como “el más grande del mundo”, tengan problemas para llegar a término, aún con la asignación del 25 por ciento del total del presupuesto destinado a Cultura. El presupuesto para la mega obra dejó al resto de las dependencias culturales con el presupuesto más bajo en años.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: