Quinceañera de Sinaloa cambió a sus chambelanes por sicarios

La sesión de fotos de XV se llevó a cabo en la entidad federativa de Sinaloa, uno de los territorios más afectados por el narcotráfico y cuna del ex líder Joaquín “El Chapo” Guzmán

Una quinceañera decidió agregar un toque más contemporáneo, y violento, a su celebración (Foto: Twitter@EnriqueRG36)
Una quinceañera decidió agregar un toque más contemporáneo, y violento, a su celebración (Foto: Twitter@EnriqueRG36)

Las fiestas de XV años en México provienen desde los tiempos de los aztecas y los mayas, quienes hacían ritos en la pubertad para indicar cuando las mujeres entraban a la vida adulta y eran otorgadas más responsabilidades.

Después de la conquista de los españoles, una de las tradiciones más grandes en el país incorporó el baile del vals y el uso de vestidos al festejo.

Sin embargo, una quinceañera decidió agregar un toque más contemporáneo y violento a su celebración. Un usuario de Twitter publicó la sesión de fotos de la adolescente. quien cambió a los chambelanes (jóvenes acompañantes) vestidos del clásico esmoquin por algo diferente.

Publicadas a través de Twitter, se puede ver a la quinceañera custodiada por dos presuntos sicarios, ambos portando chalecos y armas de fuego (Foto: Captura de pantalla)
Publicadas a través de Twitter, se puede ver a la quinceañera custodiada por dos presuntos sicarios, ambos portando chalecos y armas de fuego (Foto: Captura de pantalla)

En las imágenes se puede observar a la quinceañera con un vestido de color rojo rodeada de varios hombres con jeans y camisas. Todos portan armas de fuego. Incluso, algunos usuarios en redes sociales señalaron que se trataba de sicarios, lo que fue fuertemente criticado.

De acuerdo con El Diario Nueva York, distintas personas afirmaron que la sesión de fotos de XV se llevó a cabo en la entidad federativa de Sinaloa, uno de los territorios más afectados por el narcotráfico y cuna del Cártel de Sinaloa, del ex líder Joaquín El Chapo Guzmán.

En otras fotos, también publicadas a través de Twitter, se puede ver a la quinceañera custodiada por dos presuntos sicarios, ambos portando chalecos y armas de fuego.

El narcotráfico continúa siendo una de las mayores preocupaciones en el norte del país: el colectivo Madres Buscadoras de Sonora remueve la tierra donde ve un monte, árboles frondosos y ríos cerca. Buscan a sus desaparecidos. No se permiten un día sin hacerlo.

Todos portan armas de fuego: incluso, algunos usuarios señalaron que se trataba de sicarios (Foto: Captura de pantalla)
Todos portan armas de fuego: incluso, algunos usuarios señalaron que se trataba de sicarios (Foto: Captura de pantalla)

Ni siquiera las fiestas patrias frenaron la violencia en México, que dejó en dos días 169 muertos. Tampoco detuvieron al colectivo que este miércoles informó sobre el hallazgo de ocho cadáveres en siete fosas clandestinas, en la colonia La Mesa, del municipio de Nogales, Sonora.

El hallazgo se suma a los 191 cuerpos encontrados desde el 4 de mayo del 2019. El colectivo teme que más cuerpos hayan sido enterrados en la zona, por lo que las labores de búsqueda continuarán.

Madres Buscadoras de Sonora agrupa varias jefas de familia y se formó a mediados del año pasado, en medio de denuncias por una ola de desapariciones forzadas en el estado.

“El dia de hoy 16 de septiembre salimos a busqueda en La Mesa, Nogales y localizamos 8 cuerpos en 7 fosas clandestinas. Nos vamos a descansar sabiendo que 8 familias podran finalmente tener paz”, destacó el colectivo en Twitter.

Este miércoles 16 de agosto, el colectivo Madres Buscadoras de Sonora halló restos humanos en cinco fosas clandestinas en la colonia La Mesa en la frontera de Nogales (Foto: Twitter @buscadorasonora)
Este miércoles 16 de agosto, el colectivo Madres Buscadoras de Sonora halló restos humanos en cinco fosas clandestinas en la colonia La Mesa en la frontera de Nogales (Foto: Twitter @buscadorasonora)

Hace unos meses, Alejandro Encinas, subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), dio a conocer que en los últimos 14 años se han encontrado 3,978 fosas clandestinas en el país, de las cuales se han exhumado 6,625 cuerpos.

Sonora es un estado bisagra entre Chihuahua y Sinaloa, guaridas de grandes cárteles que controlan el tráfico internacional de drogas: el de Jalisco Nueva Generación y Sinaloa.

Este año ha experimentado un repunte de la violencia tras la disputa que se libra entre Los Salazar —brazo armado del Cártel de Sinaloa— y el grupo criminal de Caborca, que dirige Rodrigo Omar Paz Quintero, sobrino del “Narco de Narcos”, por el control de Sonora, donde se asienta una gran veta de oro que actualmente es propiedad de ejidatarios.

En esa guerra, ambos bandos tienen como aliados a poderosos políticos de Sonora que también desean quedarse con algunas hectáreas de esas áridas tierras, que son poseedoras de una gran riqueza en su subsuelo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR