Por qué México debe pagar a EEUU el agua que comparten del Río Bravo

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este jueves que la afluencia del líquido está asegurada para los agricultores y que los exhorta a no hacer caso a intereses políticos

Río Bravo Foto: REUTERS/Jose Luis Gonzalez
Río Bravo Foto: REUTERS/Jose Luis Gonzalez

En Chihuahua los últimos días se han vivido una serie de conflictos entre habitantes y la Guardia Nacional, que incluso dejó una mujer fallecida, sin embargo esta disputa no es nueva, mientras los manifestantes acusan de que no les alcanza el agua para sus cultivos, las autoridades estatales, incluso el presidente Andrés Manuel López Obrador señalan que hay intereses políticos creados de líderes comunales. Pero ¿por qué México tiene que pagar el agua a Estados Unidos?

El Tratado de Aguas de 1944 asigna a Estados Unidos la tercera parte del agua que llegue a la corriente principal del Río Bravo proveniente de los Ríos Conchos, San Diego, San Rodrigo, Escondido, Salado y del Arroyo de las Vacas, cantidad que no debe ser menor de 432 millones de metros cúbicos (Mm³) en promedio anual, contabilizados en ciclos de 5 años. Además, México debe pagar antes del 24 de octubre, para ello debe liberar agua de sus diques.

Sin embargo, México está atrasado en los pagos de años anteriores y debe cancelarlos rápidamente. Washington envió una nota diplomática a la cancillería en julio por este motivo, dijo el director para América del Norte, Roberto Velasco.

México debe entregarle casi 432 hm3 anuales de agua a Estados Unidos del río Bravo a través de las presas La Amistad en Coahuila y Falcón en Tamaulipas. En contraparte, Estados Unidos debe entregarle 1 mil 850 hm3 anuales de agua a México del río Colorado de la Presa Imperial en California. Es decir, México recibe más de cuatro veces la cantidad de agua que aporta a ese vecino país, por lo cual se estima que el balance resulta beneficioso para nuestro país.

Con la ampliación de las cosechas, México ha utilizado el 71% de las aguas del río Conchos, que fluye hacia el norte, aunque el tratado le permite usar el 62% del agua y dejar que el resto fluya al Río Bravo, en la frontera.

Por ello, el gobierno federal quiere cumplir y evitar que Estados Unidos amague con renegociar el tratado. Pero los agricultores del estado norteño de Chihuahua quieren el agua para sus propios cultivos.

(Captura de pantalla: Twitter/SSPC)
(Captura de pantalla: Twitter/SSPC)

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo este jueves que las protestas eran alentadas por políticos opositores para sus propios fines y aseguró que hay agua suficiente para todos.

“Es necesario cumplir con el acuerdo de 1944 ya que podría haber represalias para México sino cumple el acuerdo, por eso se les llama a (los campesinos manifestantes de Chihuahua) que ayuden, se les asegura que no va a faltar el agua porque así lo sostienen los técnicos de Conagua, sin embargo los engañan, manipulan y este movimiento en la cual pierden la vida dos personas”, dijo esta mañana López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

“Están aprovechando algunos, ahora sí, para llevar agua a su molino... políticos de la oposición, en este caso políticos del Partido Acción Nacional”, dijo López Obrador en julio cuando también se llevaron a cabo enfrentamientos en Chihuahua.

(Captura de pantalla: Twitter/SSPC)
(Captura de pantalla: Twitter/SSPC)

El presidente criticó la actitud de enfrentamiento y la quema de propiedades federales y prometió que “no les va a faltar agua a los agricultores, a los pobladores”. Añadió que más hacia el oeste, sobre todo en la cuenca del río Colorado, México recibe cuatro veces más agua de Estados Unidos que la que le da bajo el tratado.

Manifestantes incendiaron en julio vehículos, una oficina del gobierno y casillas de peaje en el norte de México, además de bloquear vías del ferrocarril, durante una protesta por los pagos de agua a Estados Unidos bajo un convenio binacional.

Agricultores chocan con miembros de la Guardia Nacional mexicana durante una protesta contra la decisión del gobierno mexicano de desviar agua de la represa La Boquilla a Estados Unidos, como parte de un tratado bilateral de agua desde 1944 entre ambos países, en Camargo, del estado Chihuahua, Mexico. 8 de septiembre de 2020. REUTERS/Jose Luis Gonzalez
Agricultores chocan con miembros de la Guardia Nacional mexicana durante una protesta contra la decisión del gobierno mexicano de desviar agua de la represa La Boquilla a Estados Unidos, como parte de un tratado bilateral de agua desde 1944 entre ambos países, en Camargo, del estado Chihuahua, Mexico. 8 de septiembre de 2020. REUTERS/Jose Luis Gonzalez

El gobernador del estado, Javier Corral, dijo que los responsables de los incidentes no quedarán impunes y argumentó que el problema tiene como origen la inequidad en el reparto de los pagos y el “manejo errático” y la corrupción en el seno de la Comisión Nacional del Agua que “ha transmitido al presidente información falsa o al menos inexacta” y permite lo que llamó “aguachicoleo”, es decir, el robo de agua mediante el tendido de redes que riegan superficies no autorizadas.

Las protestas aparentemente estaban centradas en Delicias, Chihuahua, una población cercana a uno de los diques desde donde se suelta el agua hacia el norte. Las fuerzas federales que custodian las compuertas de la represa han chocado últimamente con los manifestantes.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

TE PUEDE INTERESAR